Biografía de Urbano VI [Bartolomeo Prignano]

La historia universal la escriben aquellas mujeres y hombres quea lo largo del tiempo, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho quela civilización, de un modo u otro,prospere.

Las biografías y las vidas de personas que, como Urbano VI [Bartolomeo Prignano], atraen nuestra atención, tienen que ayudarnos en todo momento como referencia y reflexión para proponer un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por comprender la biografía de Urbano VI [Bartolomeo Prignano], porqué Urbano VI [Bartolomeo Prignano] vivió de la forma en que lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos impulsará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que avanza, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Urbano VI [Bartolomeo Prignano]

(Nápoles, hacia 1318 - Roma, 1389) Papa de la Iglesia católica (1378 - 1389). En 1364 fue consagrado arzobispo de Aceranza en Nápoles, y en 1377 Gregorio XI lo trasladó al arzobispado de Bari. Trabajó en la cancillería papal bajo el vicecanciller apostólico Pedro de Pamplona.

En abril de 1378, nueve días después de la muerte del papa Gregorio XI, se reunieron en Cónclave los cardenales; por influencia en la investidura de los cardenales romanos, que querían un sucesor italiano, Bartolomeo Prignano fue elegido papa, aunque no era cardenal ni estaba presente en el Cónclave.

Urbano VI emprendió de inmediato una reforma despiadada, denunciando los defectos de los cardenales y amenazando con reemplazarlos. Con el fin de invalidar la elección de Urbano VI, un grupo de cardenales se reunió en Agnani y proclamó papa al poderoso Roberto de Ginebra, que pasó a llamarse Clemente Vii y estableció su residencia en Aviñón, desencadenando así el Gran Cisma de Occidente.

Urbano VI continuó con su desastroso sistema hasta el fin, ganándose el odio de todos. Le achacaban demasiado apego a sus parientes, a quienes favorecía constantemente en perjuicio de la iglesia. Parece que fue modelo de virtudes en su vida privada, trabajador incansable, modesto y mortificado. Tras su fallecimiento siguieron coexistiendo los dos papados: Bonifacio IX sucedió a Urbano VI en Roma (1389), y Benedicto Xiii, el papa Luna, sucedió a Clemente Vii en Aviñón (1394).

Colabora para ampliar la biografía de Urbano VI [Bartolomeo Prignano]

¿Qué opinas de la crónica de la vida de Urbano VI [Bartolomeo Prignano]? ¿Has hallado todo aquello que suponías que ibas a encontrar?

Está claro que conocer profundamente a Urbano VI [Bartolomeo Prignano] es algo que se reserva a pocas personas, y que tratar de reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Urbano VI [Bartolomeo Prignano] es una suerte de enigmaque a lo mejor logremos reconstruir si colaboramos juntos.

Por esta razón, si eres de esas personas que confían en que de forma colaborativa existen posibilidades de elaborar algo mejor, y conservas información sobre la vida de Urbano VI [Bartolomeo Prignano], o con respecto a algún característica de su persona u creación que no se observe en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son en todos los casos importantes, ya que marcan la diferencia, y en la ocasión de la vida de un ser como Urbano VI [Bartolomeo Prignano], que tuvo su importancia en un momento concreto de la historia, es indispensable tratar de mostrar un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para contarnos qué sabes tú acerca de Urbano VI [Bartolomeo Prignano]. Estaremos complacidos de ultimar esta biografía con más información.