Biografía de Stanford Moore

Ya sea inspirando a más seres humanos o siendo parte de la actuación. Stanford Moore es una de esas personas cuya vida, en verdad, merece nuestra atención debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la vida de Stanford Moore es conocer más acerca de una época concreta de la historia del ser humano.

Comprender las luces y las sombras de las personas destacadas como Stanford Moore, personas que hacen girar y evolucionar al mundo, es una cosa sustancial para que seamos capaces de valorar no sólo la vida de Stanford Moore, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Stanford Moore, gentes a quienes de un modo u otro Stanford Moore influyó, y ciertamente, comprender y entender cómo fue vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Stanford Moore.

Vida y Biografía de Stanford Moore

(Chicago, 1913 - Nueva York, 1982) Bioquímico norteamericano. En 1972 obtuvo el premio Nobel de Química conjuntamente con William H. Stein y Christian B. Anfinsen por sus trabajos sobre la ribonucleasa.

Se crió en Nashville, donde su padre trabajaba en la Escuela de Derecho de la Universidad Vanderbilt, en un ambiente familiar entusiasta del conocimiento. Acudió a una escuela secundaria en Nashville bajo la administración del Colegio George Peabody de Profesores. Se licenció en química en la Universidad Vanderbilt con la calificación summa cum laude en 1935. A continuación se marchó becado a la Universidad de Wisconsin, donde se doctoró en química orgánica en 1938. Durante su doctorado investigó en bioquímica en el laboratorio de Karl Paul Link, donde recibió formación en los métodos microanalíticos de Pregl (Link había regresado recientemente de Europa, donde había estudiado en el laboratorio de Fritz Pregl en Graz). Su tesis trataba sobre la caracterización de hidratos de carbono como los derivados de benzimidazol.

Link animó a Moore para que trabajara con su amigo Max Bergmann, recién llegado de Alemania para dirigir un laboratorio en el Instituto Rockefeller de Investigación Médica de Nueva York. Moore se incorporó a este centro, reconocido internacionalmente por su investigación en la química de proteínas y enzimas, en 1939. Durante los últimos años de Emil H. Fischer, Bergmann había sido su asociado de investigación sénior y atrajo al instituto un grupo de químicos versátiles que mantuvieron la tradición de una investigación innovadora y una alta productividad; entre ellos se encontraba William H. Stein.

Desafortunadamente, tras casi tres años, tuvo que interrumpir su investigación debido a la Segunda Guerra Mundial. En un principio fue destinado a Washington como oficial administrativo para proyectos químicos industriales y académicos de la Oficina de Desarrollo de la Investigación Científica. En el final de la guerra estaba destinado en la Sección de Investigación Operacional dependiente del Cuartel General de las Fuerzas Armadas de los EE.UU. en el Océano Pacífico (Hawai).

Después de la guerra, la situación en el Instituto Rockefeller había cambiado. Max Bergmann había muerto en 1944, pero el director del Instituto, Herbert Gasser, les ofreció a Moore y Stain un espacio modesto para continuar sus investigaciones o abrir otras nuevas. La colaboración entre estos dos científicos condujo al desarrollo de los métodos cromatográficos cuantitativos para el análisis de aminoácidos, su automatización y la utilización de estas técnicas (en colaboración con sus asociados jóvenes) para la investigación de la química de proteínas que ellos resumieron en las conferencias de la entrega del Premio Nobel. En 1952 fue nombrado catedrático.

Siguiendo la filosofía del Instituto, partidaria de la cooperación interdepartamental y las consultas internacionales, Moore aceptó la invitación de E.J. Bigwood para organizar un laboratorio de análisis de aminoácidos en la Escuela de Medicina de la Universidad de Bruselas en 1950. En ese mismo año recorrió Europa y también estuvo 6 meses en la Universidad de Cambridge, donde compartió laboratorio con Frederick Sanger en la época de los estudios pioneros sobre la insulina. En 1968 fue profesor visitante del departamento de Ciencias de la Salud en la Escuela de Medicina de la Universidad Vanderbilt.

Moore fue miembro de la Sociedad Americana de Químicos Biológicos, donde fue parte del consejo editorial (1950-1960) y ocupó los cargos de tesorero (1956-1959) y presidente (1966). También fue miembro de la Sociedad Americana de Química, de la Sociedad Bioquímica Belga, de la Real Academia Belga de Medicina, de la Sociedad Bioquímica británica, de la Academia Nacional de las Ciencias estadounidense (donde fue director de la Sección de Bioquímica en 1970) y de la Academia de las Artes y las Ciencias de América, entre otras. Desempeñó el cargo de Secretario de la Comisión de Proteínas de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (1953-1957) y fue presidente de la Federación de Sociedades Americanas de Biología Experimental (1970). Recibió el doctorado honoris causa por varias universidades, incluyendo la Universidad de Bruselas (1954) y la Universidad de La Sorbona (1964). También fue galardonado con el Premio en Cromatografía y Electroforesis (1964) y la Medalla Richards (1972) de la Sociedad Americana de Química, y la Medalla Lingerstrom-Lang (1972).

Colabora para ampliar la biografía de Stanford Moore

¿Qué juicio te merece la crónica de la vida de Stanford Moore? ¿Has podido leer todo aquello que suponías que ibas a hallar?

Evidentemente conocer en profundidad a Stanford Moore es algo que se reserva a pocas personas, y que tratar de reconstruir quién y cómo fue la vida de Stanford Moore es una especie de rompecabezasque con bastante probabilidad logremos rehacer si contribuimos conjuntamente.

Por esta razón, si eres del tipo de personas que creen en que de forma cooperativa es posible crear algo mejor, y tienes información acerca de la biografía de Stanford Moore, o acerca de algún pormenor de su personalidad u creación que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son siempre esenciales, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de un ser como Stanford Moore, que detentó su relevancia en una época concreta, es vital tratar de brindar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para narrarnos qué conoces con respecto a Stanford Moore. Estaremos complacidos de completar esta biografía con más información.