Biografía de Sir Hugh Walpole

La historia universal está contada por las mujeres y hombres quea lo largo del tiempo, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han ocasionado que la civilización, de una forma u otra, avance.

Ya sea inspirando a otras personas o tomando parte de la acción. Sir Hugh Walpole es una de las personas cuya vida, realmente, merece nuestra consideración por el grado de influencia que tuvo en la historia. Conocer la vida de Sir Hugh Walpole es conocer más sobre una época concreta de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la relevancia que atesoró Sir Hugh Walpole en la historia. Cómo vivió y las cosas que hizo en el tiempo en que permaneció en el mundo fue determinante no sólo para aquellas personas que conocieron a Sir Hugh Walpole, sino que a caso produjo una huella mucho más insondable de lo que podamos figurar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Sir Hugh Walpole de forma personal. Sir Hugh Walpole fue una de esas personas que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Vida y Biografía de Sir Hugh Walpole

(Hugh Seymour Walpole; Auckland, Nueva Zelanda, 1884 - Keswick, 1941) Narrador británico. Su padre, eclesiástico, era canónigo de la pro-catedral de Auckland; cuando, en 1889 pasó a enseñar en el General Theological Seminary de Nueva York, el niño fue enviado a Cornualles. Una vez llegado el padre a Inglaterra para encargarse de la dirección del "Bede College" de Durham, el muchacho se reunió con su familia. Aun antes de haberse graduado en Cambridge, el joven Hugh había escrito dos novelas, de las que destruyó una y publicó la otra cinco años después, como primero de sus libros.

Durante este intervalo el autor intentó ejercer algunas ocupaciones; no obstante, insatisfecho, se trasladó a Londres para afianzarse en calidad de escritor. La citada primera novela, El caballo de madera, publicada en 1909, pagó apenas el coste de la copia a máquina del manuscrito; sin embargo, luego de muchas dificultades, Walpole obtuvo el puesto de crítico literario del periódico londinense The Standard.

Con la novela Fortaleza, de 1913, empezó verdaderamente a vivir de su actividad de escritor. En adelante, su copiosa producción no conoció interrupciones. Además de su continua labor de crítico y de la composición de libros de viajes, diversas comedias y biografías literarias como las de James Branch Cabell y Joseph Conrad, publicó aproximadamente una novela por año, al principio de acuerdo con una orientación naturalista, y luego dentro de un espíritu netamente romántico y una concepción mística de los problemas de la existencia. A veces consiguió inspirar horror sin recurrir a elementos sobrenaturales, como por ejemplo, en Retrato del hombre del cabello rojo (1925).

En otras ocasiones cultivó la aventura; así, en la serie de Los herries: Herries el rufián (1930), Judit Paris (1931), La fortaleza (1933) y Vanessa (1934). Compuso también obras de matiz autobiográfico: la trilogía de Jeremías, integrada por Jeremy (1919), Jeremy and Hamlet (1923) y Jeremy at Crale (1927). Y manifestó asimismo, además, saber captar el fondo social, como en el conjunto La ciudad que surge: La duquesa de Wrexe (1914), Espejo verde (1918) y Los prisioneros (1920). En colaboración con J. B. Priestley escribió Farthing Hall (1929). Experimentó predilección por las series narrativas, cuyas novelas, sin perder autonomía, recogían sucesivamente lugares y personajes comunes.

La enorme producción de Walpole le hizo rico, y le permitió reunir manuscritos y la mayor colección de autógrafos y objetos valiosos de Walter Scott; sin embargo, llevó al conjunto una considerable desigualdad, en la cual se advierten momentos de gran escritor y otros de fatuo profesional. Durante la Primera Guerra Mundial estuvo en Rusia con la Cruz Roja, y fue condecorado por su comportamiento heroico; en 1918 se le distinguió con los honores de comendador de la Orden del Imperio Británico, y en 1937 recibió un título nobiliario. De buscar en la irregularidad de su obra una valoración equilibrada, cabe considerarle escritor del público medio que en la narrativa no pretende encontrar sino distracción.

Colabora para ampliar la biografía de Sir Hugh Walpole

¿Qué opinas de la existencia de Sir Hugh Walpole? ¿ Has hallado la información que suponías que ibas a hallar?

Está claro que conocer profundamente a Sir Hugh Walpole es algo que está reservado a un grupo limitado de personas, y que intentar reconstruir quién y cómo fue la vida de Sir Hugh Walpole es una especie de rompecabezasque posiblemente alcancemos a rehacer si colaboramos todos juntos.

Por esta razón, si eres del tipo de personas que creen en que de modo colaborativo es posible elaborar algo mejor, y tienes información con respecto a la existencia de Sir Hugh Walpole, o sobre algún elemento de su personalidad u creación que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son decididamente imprescindibles, ya que destacan la singularidad, y en la ocasión de la vida de alguien como Sir Hugh Walpole, que tuvo su trascendencia en una época determinada, es indispensable intentar brindar una visión de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para referirnos qué sabes sobre Sir Hugh Walpole. Estaremos encantados de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas