Biografía de Serafín Quiteño

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la relevancia que tuvo Serafín Quiteño en la historia. La forma en que vivió y lo que hizo en el tiempo en que permaneció en este mundo fue determinante no sólo para las personas que conocieron a Serafín Quiteño, sino que a caso legó una huella mucho más honda de lo que podamos figurar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Serafín Quiteño de modo personal. Serafín Quiteño ha sido un ser humano que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Serafín Quiteño, seducen nuestra curiosidad, deben servirnos en todo momento como punto de referencia y reflexión para proponer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por comprender la biografía de Serafín Quiteño, el motivo por el cual Serafín Quiteño vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo en su vida, es algo que nos impulsará por un lado a vislumbrar mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que se mueve, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Serafín Quiteño

(Santa Ana, 1906 - San Salvador, 1987) Poeta y periodista salvadoreño. En el ámbito periodístico, firmó muchos de sus escritos con el pseudónimo de "Pedro C. Maravilla". Hombre de formación autodidacta, publicó sus primeros poemas la revista cultural Lumen, dirigida por los poetas Joaquín Castro Canizales y Rafael Cuéllar.

Su presencia en el panorama intelectual centroamericano le permitió relacionarse con numerosos artistas y escritores con los que formó el denominado grupo "Cactus". Allí militaban algunas plumas de la talla de Salvador Efraín Salazar Arrué ("Salarrué"), Alberto Guerra Trigueros, Jacinto Castellanos Rivas, Salvador Cañas, Emma Posada, Mercedes Viaud Rochac y, entre otros, los hermanos José y Luis Mejía Vides.

Colaboró con numerosos medios de comunicación de su país desde mediados de los años veinte, como el Diario de Occidente, El Salvadoreño y Queremos. A finales de dicha década asumió la dirección de un suplemento humorístico (El Tarugo) que, inserto en el rotativo El Espectador, se convirtió en una de la publicaciones satíricas más difundidas en su entorno centroamericano. Editó además el semanario titulado El Señor Diablo. Sin embargo, los escritos periodísticos que más fama le granjearon fueron sus artículos en El Diario de Hoy, donde durante dieciséis años mantuvo vigente una columna diaria titulada Ventana de colores.

Desde 1950 a 1956 Serafín Quiteño ocupó la vicepresidencia de la Asamblea Legislativa, desde donde realizó gestiones destinadas a la promoción cultural (entre las que destaca la fundación de la Dirección General de Bellas Artes). El reconocimiento de sus méritos literarios y su dedicación pública le hizo merecedor de numerosos honores, premios y distinciones. Retirado de los círculos culturales y políticos salvadoreños en su vejez, pasó sus últimos años en su finca "El Ángel", de Ayutuxtepeque.

Entre sus obras sobresale el poemario titulado Corasón con S (1941), libro que, ilustrado por la portada del mencionado "Salarrué" y por los grabados interiores de José Mejía Vides, fue recibido con grandes elogios . Además, Serafín Quiteño fue autor, en colaboración con el poeta nicaragüense Alberto Ordóñez Argüello, de otro poemario titulado Tórrido sueño (1957), por el que ambos escritores fueron galardonados con el segundo premio del Certamen Nacional de Cultura, convocado en la capital salvadoreña en 1955.

Colabora para ampliar la biografía de Serafín Quiteño

¿Qué juicio te merece la crónica de la vida de Serafín Quiteño? ¿ Has podido leer la información que suponías que ibas a encontrar?

Indudablemente llegar a comprender a Serafín Quiteño es algo que está reservado a un grupo limitado de personas, y que tratar de reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Serafín Quiteño es una suerte de puzzleque a lo mejor lleguemos a reconstruir si contribuimos conjuntamente.

Por ese motivo, si eres de aquellos que creen en que de forma colaborativa es posible elaborar algo mejor, y conservas información sobre la existencia de Serafín Quiteño, o acerca de algún faceta de su persona u obra que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son en todos los casos fundamentales, ya que marcan la diferencia, y en la ocasión de la vida de una persona como Serafín Quiteño, que poseyó su trascendencia en un momento histórico concreto, es esencia tratar de ofrecer una visión de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos posees acerca de Serafín Quiteño. Estaremos muy contentos de perfilar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas