Biografía de Selyúcidas o Selyuquíes

La historia universal está escrita por las mujeres y hombres queen el transcurrir de los siglos, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han ocasionado quela sociedad, de un modo u otro,progrese.

Ya sea inspirando a otros seres humanos o tomando parte de la acción. Selyúcidas o Selyuquíes es uno de esos sujetos cuya vida, indudablemente, merece nuestro interés por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Conocer la existencia de Selyúcidas o Selyuquíes es conocer más acerca de periodo preciso de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la trascendencia que tuvo Selyúcidas o Selyuquíes en la historia. El modo en que vivió y lo que hizo en el tiempo en que permaneció en el mundo fue decisivo no sólo para las personas que conocieron a Selyúcidas o Selyuquíes, sino que tal vez dejó una señal mucho más insondable de lo que logremosimaginar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Selyúcidas o Selyuquíes de modo personal.Selyúcidas o Selyuquíes ha sido una persona que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Conocer las luces y las sombras de las personas destacadas como Selyúcidas o Selyuquíes, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es algo básica para que podamos poner en valor no sólo la vida de Selyúcidas o Selyuquíes, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Selyúcidas o Selyuquíes, aquellas personas a quienes de de una u otra forma Selyúcidas o Selyuquíes influenció, y sin duda, entender y comprender cómo fue vivir en la época y la sociedad en la que vivió Selyúcidas o Selyuquíes.

Vida y Biografía de Selyúcidas o Selyuquíes

Familia turca uguz que gobernó Asia Menor y Oriente Próximo en los siglos XI-XII. El antepasado epónimo de la dinastía fue Salyuq, miembro de un clan turco uguz que en el siglo X se instaló en el curso inferior del Syr Daryá. Desde allí, los uguz ocuparon Irán bajo el liderazgo de Tugril Beg (1038-1063), fundador de los selyúcidas de Irán o grandes selyúcidas (1038-1157). De religión sunnita y leal al califato, en 1055 sustituyó a los gobernadores chiitas buwayhíes de Bagdad y recibió los títulos de sultán y de rey de Oriente y Occidente.

Alp Arslan (1063-1072) conquistó Alepo (1070) y Armenia, y derrotó a los bizantinos en Mantzikert (1071), victoria que abrió a los turcos Asia Menor. La dinastía alcanzó su apogeo de la mano de Malik Sha (1072-1092), que gobernó sobre Transoxiana, Kirman, Jerusalén, Damasco y Asia Menor.

Los sultanes disponían de un poderoso ejército y una ordenada administración civil (presidida por el diván) y de gran número de funcionarios autóctonos o mamelucos. A través de las fundaciones escolares (madrasa) garantizaban la renovación del sunnismo. La consideración del Estado turco como patrimonio familiar llevó al sultán a distribuir provincias, provocando el desmembramiento del Imperio en múltiples sultanatos menores como los de Kirman (1041-1186), Iraq (1118-1194), Siria (1078-1117), que se debilitaron con rapidez.

El territorio que mantuvo su identidad y que prevalecería durante varias décadas fue el del sultanato de Rum (1081-1302). Fundado por Solimán ibn Qutulmis, bajo la égida del Imperio bizantino para el que sus tropas combatían como mercenarias, este sultanato se asentó en Anatolia y se expandió por Mesopotamia y Armenia llegando a aunar bajo su dominio a pueblos cristianos: griegos, sirios y armenios.

Conoció su etapa de esplendor bajo el reinado de Kayqubad I (1221-1237). Disponía de un puerto en el Mediterráneo, Antalya, por el que realizaba funciones de enlace comercial entre Extremo Oriente y Europa. A partir de 1243, los raids mongoles asolaron el sultanato, que se fraccionó en múltiples emiratos turcomanos, vasallos de los mongoles. Otro de estos sultanatos, el de los osmanlíes, sería el núcleo originario del futuro Imperio otomano.

Colabora para ampliar la biografía de Selyúcidas o Selyuquíes

¿Qué juicio te merece la existencia de Selyúcidas o Selyuquíes? ¿Has hallado la información que esperabas encontrar?

Es cierto que llegar a comprender a Selyúcidas o Selyuquíes es algo que se reserva a escasas personas, y que pretender reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Selyúcidas o Selyuquíes es una especie de rompecabezasque tal vez logremos rehacer si cooperamos juntos.

Por eso, si eres de aquellos que confían en que de forma cooperativa se puede crear algo mejor, y detentas información en relación con la biografía de Selyúcidas o Selyuquíes, o acerca de algún particularidad de su persona u obra que no se contemple en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre importantes, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de una persona como Selyúcidas o Selyuquíes, que poseyó su importancia en un momento concreto de la historia, es indispensable intentar ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos tienes tú acerca de Selyúcidas o Selyuquíes. Estaremos ilusionados de completar esta biografía con más información.