Biografía de Secundino Zuazo

La historia de las civilizaciones está contada por los hombres y mujeres quea lo largo de los siglos, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han originado quela civilización, de una forma u otra,prospere.

Ya sea inspirando a otros o formando parte de la acción. Secundino Zuazo es una de las personas cuya vida, realmente, merece nuestra atención por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Conocer la vida de Secundino Zuazo es comprender más acerca de época determinada de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la trascendencia que detentó Secundino Zuazo en la historia. Cómo vivió y lo que hizo durante el tiempo que permaneció en este mundo fue determinante no sólo para aquellas personas que trataron a Secundino Zuazo, sino que a caso legó una señal mucho más vasta de lo que podamosconcebir en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Secundino Zuazo de forma personal.Secundino Zuazo ha sido un ser humano que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Comprender las luces y las sombras de las personas destacadas como Secundino Zuazo, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es una cosa esencial para que seamos capaces de valorar no sólo la existencia de Secundino Zuazo, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Secundino Zuazo, aquellas personas a quienes de de una u otra forma Secundino Zuazo influyó, y indudablemente, conocer y descifrar cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Secundino Zuazo.

Las biografías y las vidas de personas que, como Secundino Zuazo, cautivan nuestro interés, tienen que valernos en todo momento como referencia y reflexión para proponer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Tratar de comprender la biografía de Secundino Zuazo, el motivo por qué Secundino Zuazo vivió de la forma en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos impulsará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Secundino Zuazo

(Madrid, 1887 - 1970) Arquitecto español. Estudió arquitectura en la Escuela de su ciudad natal. Tras terminar la carrera trabajó junto al arquitecto, también madrileño, Antonio Palacios, que le lleva a sustituir una arquitectura entendida desde el ornato por una mayor simplicidad y sinceridad en el proyecto; colabora en diversas obras, como: la casa del propio Palacios o el Banco de la Plata, convertido hoy en el Banco Central de Madrid, de principios de siglo. Más adelante, y motivado por problemas de tipo laboral, abandona dicha colaboración.

Como arquitecto independiente destacan, entre su amplia producción, el desaparecido frontón de Recoletos -que realizó junto al ingeniero Torrojas- o el conjunto de los Nuevos Ministerios, ambos en Madrid. Son meritorios también sus proyectos urbanísticos: el Plan de Extensión de Madrid, ganador del concurso de 1929, que realiza junto al alemán Jansen; el Plan de Accesos y Extrarradios de Madrid, en el que participa junto a Indalecio Prieto, lo que le lleva tras la Guerra Civil a ser inhabilitado para el desempeño de cualquier cargo y exiliarse a Canarias; o el Plan Comarcal de 1934.

De toda su actividad arquitectónica la más aplaudida quizá sea la casa de las Flores, en Madrid (1930-32), que junto a la realizada por el catalán Francesc Folguera, la casa de San Jorge (1929-31), se convierte en una de las obras más importantes realizadas por arquitectos españoles en lo que va de siglo. En este edificio rompe con su trayectoria anterior, caracterizada por un estilo algo más convencional, para mantener en sus obras posteriores una línea más renovadora, aunque sin alcanzar el nivel de la primera, como en las madrileñas Torres de Cea Bermúdez (1955).

Sorprende que, a pesar de practicar una arquitectura tan alejada de los ideales de la vanguardia, se convirtiera en verdadero guía de la arquitectura madrileña de los años 1920 y 1970, y en general en una de las figuras del panorama arquitectónico español más significativa del siglo XX, definido por los más jóvenes, tanto de 1925 como de 1950, como maestro de un período histórico.

Es cierto que la actividad de Zuazo discurre por caminos alejados de los debates y polémicas, mantenidos por los CIAM o sus homólogos españoles del GATEPAC, sobre el problema de la modernidad; su interés y empeño se centran en el estudio de la historia propia -el alcance del clasicismo en la arquitectura española- que refleja en sus estudios sobre El Escorial. Es desde sus reflexiones sobre el Monasterio -joya del clasicismo español- cómo se deben entender las ideas y trayectoria de Zuazo.

Zuazo se aproxima al estudio de la historia, y por lo tanto a El Escorial, desde supuestos prácticos, desde lo que el entiende por "lo real". Aparece mucho más preocupado por aprender cómo se solucionan los problemas planteados, que por la apariencia estilística del conjunto. Desea aprehender soluciones a problemas del pasado para poder aplicarlos a problemas del presente. De esta manera el edificio es analizado desde la obra y no desde sus circunstancias. No le interesan las cuestiones de estilo, sino por el contrario las constructivas y dimensionales, y en general las soluciones especificas dadas a cada problema.

Zuazo comprende que la referencia a la historia no debe estar ligada a imágenes confusas, distorsionadas por elementos pertenecientes a un repertorio pasado, y sí a los materiales, tradición y estudio de los individuos, arquitectos enfrentados a problemas concretos, capaces de marcar un hito en la historia. De esta forma devuelve el mérito olvidado de arquitectos españoles de la talla de Herrera o Villanueva, y el valor de obras como El Escorial, ejemplo vivo del clasicismo. Su particular estudio se centra no en un período o estilo, sino en un arquitecto excepcional o edificio importante, es decir, en el saber arquitectónico.

Son tres conceptos los que se repiten en su producción y con los que intenta hacer frente al estudio de la arquitectura: la idea de "lo real", como sinónimo de práctico; la búsqueda de "la verdad arquitectónica", como obligada disciplina del arquitecto; y por último el de "lo clásico", como la arquitectura a partir de la cual es posible razonar sobre el "cómo" del hecho arquitectónico.

Colabora para ampliar la biografía de Secundino Zuazo

¿Qué juicio te merece la existencia de Secundino Zuazo? ¿Has encontrado toda aquella información que suponías que ibas a hallar?

Sin duda alguna descubrir en lo más recóndito a Secundino Zuazo es algo que se reserva a muy pocas personas, y que pretender recomponer quién y cómo fue la vida de Secundino Zuazo es una especie de rompecabezasque tal vez alcancemos a reconstruir si cooperamos todos juntos.

Por ese motivo, si eres del tipo de personas que confían en que colaborando es posible hacer algo mejor, y conservas información acerca de la vida de Secundino Zuazo, o en relación con algún peculiaridad de su figura u obra que no se observe en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son siempre determinantes, ya que destacan la singularidad, y en el caso de la vida de alguien como Secundino Zuazo, que tuvo su significación en una época concreta, es fundamental tratar de ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

contacta con nosotros para referirnos qué conocimientos posees sobre Secundino Zuazo. Estaremos complacidos de completar esta biografía con más información.