Biografía de San Silvestre I

La historia de las civilizaciones la narran las mujeres y hombres queen el paso de los años, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han originado quela humanidad, de una forma u otra,prospere.

Ya sea inspirando a otros seres humanos o siendo parte de la actuación. San Silvestre I es una de esas personas cuya vida, en efecto, merece nuestra atención debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la vida de San Silvestre I es comprender más sobre un periodo concreto de la historia de la humanidad.

Conocer las luces y las sombras de las personas significativas como San Silvestre I, personas que hacen girar y evolucionar al mundo, es algo básica para que seamos capaces de poner en valor no sólo la vida de San Silvestre I, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por San Silvestre I, personas a quienes de un modo u otro San Silvestre I influyó, y desde luego, comprender y entender cómo fue vivir en la época y la sociedad en la que vivió San Silvestre I.

Las biografías y las vidas de personas que, como San Silvestre I, cautivan nuestra curiosidad, deben valernos siempre como referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por comprender la biografía de San Silvestre I, el motivo por el cual San Silvestre I vivió como lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo en su vida, es algo que nos impulsará por un lado a vislumbrar mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que se mueve, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de San Silvestre I

(Roma, ?-id., 335) Papa (314-335). Convocó el concilio de Nicea, en el 325, que fue presidido por el propio emperador Constantino y en el cual se trató de resolver la cuestión del arrianismo, que fue condenado como herejía. Silvestre I es famoso por la llamada Donación de Constantino, un texto espúreo, elaborado en la cancillería papal siglos más tarde, según el cual el emperador, arrepentido de sus actos, se postró ante este Papa y le entregó la corona imperial, así como la púrpura y los otros signos del poder de Roma. Por lo visto, Silvestre no aceptó la corona, y Constantino la siguió ciñendo cuando se trasladó a Oriente. Esta leyenda sirvió en su momento para defender la primacía de Roma frente a Constantinopla, ya que dejaba entrever que el emperador había conservado la Corona por la benevolencia del Papa, quien era su depositario último. Más adelante, la leyenda sirvió como argumento para sostener las tesis papales frente a los emperadores germánicos.

Colabora para ampliar la biografía de San Silvestre I

¿Qué piensas de la crónica de la vida de San Silvestre I? ¿Has podido leer toda aquella información que pensabas que ibas a encontrar?

Sin duda alguna conocer en profundidad a San Silvestre I es algo que se reserva a escasas personas, y que tratar de recomponer quién fue y cómo fue la vida de San Silvestre I es una suerte de enigmaque con toda probabilidad alcancemos a reconstruir si cooperamos todos a la vez.

A causa de esto, si eres de aquellos que creen en que de modo colaborativo existen posibilidades de hacer algo mejor, y conservas información en relación con la existencia de San Silvestre I, o con respecto a algún particularidad de su personalidad u obra que no hayamos contemplado en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son siempre fundamentales, ya que perfilan la diversidad, y en la ocasión de la vida de una persona como San Silvestre I, que tuvo su significación en una época concreta, es vital intentar mostrar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos tienes tú sobre San Silvestre I. Estaremos muy contentos de perfilar esta biografía con más información.