Biografía de Ricardo Alegría

La historia del mundo la cuentan los hombres y mujeres queen el paso de los años, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han ocasionado quela humanidad, de un modo u otro,prospere.

Ya sea inspirando a más personas o siendo una pieza esencial de la acción. Ricardo Alegría es una de esas personas cuya vida, en efecto, merece nuestra consideración por el grado de influencia que tuvo en la historia.Conocer la existencia de Ricardo Alegría es conocer más sobre un periodo concreto de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la trascendencia que detentó Ricardo Alegría en la historia. La manera en que vivió y lo que hizo durante el tiempo que permaneció en este mundo fue determinante no sólo para las personas que frecuentaron a Ricardo Alegría, sino que tal vez legó una señal mucho más insondable de lo que logremossospechar en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya nunca a Ricardo Alegría de forma personal.Ricardo Alegría ha sido un ser humano que, por alguna causa, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Ricardo Alegría, seducen nuestra curiosidad, deben servirnos en todo momento como punto de referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Tratar de entender la biografía de Ricardo Alegría, el motivo por el cual Ricardo Alegría vivió de la forma en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos ayudará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que avanza, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Ricardo Alegría

(Ricardo Enrique Alegría Gallardo; San Juan, 1921 - 2011) Historiador y antropólogo puertorriqueño. Tras decantarse desde su temprana adolescencia por el estudio de las disciplinas humanísticas, cursó el Bachillerato en la Universidad de Puerto Rico y marchó luego a los Estados Unidos de América para realizar, en Chicago y Harvard, estudios de postgrado.

En el país norteamericano, merced a una beca de la Fundación Guggenheim, pudo cursar el doctorado (1953-55) y obtener, finalmente, el título de doctor en Filosofía y Letras. De regreso a su país natal, Ricardo Alegría destacó por sus estudios acerca de la historia indígena de Puerto Rico, plasmados en numerosas investigaciones arqueológicas y en diferentes trabajos académicos (libros, artículos, conferencias).

Pronto se convirtió en una de las figuras principales del panorama intelectual puertorriqueño, en el que desempeñó gran cantidad de funciones: fue fundador y organizador de la Escuela y los Talleres de Artes Plásticas de Puerto Rico; promotor de la célebre Bienal del Grabado Latinoamericano; fundador y director del Centro de Investigaciones Arqueológicas y Etnológicas; director y organizador del Museo de Antropología, Historia y Arte de la Universidad de Puerto Rico (Recinto de Río Piedras); catedrático de Antropología en dicha universidad; director del Instituto de Cultura Puertorriqueña y director -asimismo- de la revista que difunde este organismo. Además, Ricardo Alegría fue Presidente del Centro de Estudios Avanzados, organismo del que forman parte varios países del Caribe.

Su constante interés por el legado arqueológico de los primeros pobladores de la isla antillana le valió, entre otros muchos premios y distinciones, el galardón Cronic-Shield Award, que otorga el National Trust for Historic Preservation, de los Estados Unidos, y la Medalla Nacional de Humanidades, que recibió en 1993 de manos del presidente Bill Clinton.

Dentro del estudio de la historia antigua puertorriqueña, Ricardo Alegría profundizó también en el mestizaje de las tradiciones hispana y africana que se encontraron en la islas, con especial atención a la pervivencia de estas tradiciones en las costumbres, las formas de vida, el arte popular, la religión y el folclore de Loíza Aldea. De todo ello dejó un abundante material impreso en sus ensayos titulados La fiesta de Santiago Apóstol en Loíza Aldea y Gozos a Santiago y cánticos de vejigantes.

Además de estos títulos, el escritor dio a la imprenta otros valiosos ensayos en los que abordó el estudio de la población boricua. Entre ellos, sobresalen los titulados Cacicazgo among the aborígenes of the Wets Indies (1947) y La población aborigen antillana y su relación con otras áreas de América (1948); asimismo, y con la colaboración de su esposa Carmen Pons en calidad de ilustradora, realizó una adaptación de sus saberes históricos y antropológicos a los planes de la escuela elemental, por medio de una obra titulada Historias de nuestros indios.

En su infatigable labor cultural, con cerca de setenta años de edad, Ricardo Alegría asumió la dirección de los trabajos destinados a restaurar el edificio del Seminario Conciliar (1989), donde después fundó un programa de bachillerato sobre estudios puertorriqueños.

Su influencia y magisterio se han dejado notar en las nuevas generaciones de estudiosos del pasado de Puerto Rico, entre los que Ricardo Alegría ha sobresalido también por su encendida defensa del denominado concepto de "puertorriqueñidad" como clave de la búsqueda de una identidad propia para sus compatriotas.

Colabora para ampliar la biografía de Ricardo Alegría

¿Qué te ha parecido la crónica de la vida de Ricardo Alegría? ¿Hallaste la información que pensabas que ibas a hallar?

Sin duda alguna conocer en profundidad a Ricardo Alegría es algo que está reservado a escasas personas, y que intentar reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Ricardo Alegría es una especie de rompecabezasque a lo mejor alcancemos a reconstruir si contribuimos conjuntamente.

Debido a esto, si eres de las personas que confían en que de modo colaborativo existen posibilidades de hacer algo mejor, y posees información en relación con la existencia de Ricardo Alegría, o con respecto a algún matiz de su figura u obra que no se observe en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son decididamente fundamentales, ya que destacan la singularidad, y en la ocasión de la vida de alguien como Ricardo Alegría, que detentó su trascendencia en un momento histórico concreto, es vital procurar ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para narrarnos qué conocimientos tienes tú con respecto a Ricardo Alegría. Estaremos complacidos de poder completar esta biografía con más información.