Biografía de Rafael Maroto

La historia del mundo está contada por aquellas personas queen el transcurrir de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han ocasionado quela sociedad, de un modo u otro,avance.

Ya sea inspirando a otros o formando parte de la acción. Rafael Maroto es uno de esos seres humanos cuya vida, realmente, merece nuestro interés debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Rafael Maroto es conocer más acerca de época determinada de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la trascendencia que atesoró Rafael Maroto en la historia. El modo en que vivió y lo que hizo en el tiempo en que permaneció en este mundo fue determinante no sólo para quienes trataron a Rafael Maroto, sino que posiblemente legó una señal mucho más insondable de lo que podamosconcebir en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Rafael Maroto de modo personal.Rafael Maroto fue uno de esos seres humanos que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Rafael Maroto, seducen nuestra curiosidad, tienen que ayudarnos siempre como referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Rafael Maroto, porqué Rafael Maroto vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos ayudará por un lado a vislumbrar mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Rafael Maroto

Militar español, jefe del ejército carlista (Lorca, Murcia, 1783 - Concón, Chile, 1847). Combatió en la Guerra de la Independencia (1808-14) y en los intentos españoles por conservar Perú y Chile durante las guerras de emancipación de las colonias americanas. Volvió a la Península, ya como general, en 1825, y fue nombrado gobernador militar de Toledo.

El conflicto dinástico desatado a la muerte de Fernando Vii entre su hermano Carlos María Isidro y los partidarios de Isabel II le hizo dimitir y unirse a los carlistas en defensa de la monarquía absoluta, motivo por el que fue procesado y hubo de huir para reunirse en Portugal con el pretendiente.

Durante la Primera Guerra Carlista (1833-40) don Carlos hizo de él uno de sus principales jefes militares, primero como gobernador militar de Vizcaya, luego como comandante en jefe del ejército de Cataluña (1836) y, por fin, como comandante en jefe del ejército del Norte (1838).

Sin embargo, su liderazgo fue muy contestado en las filas del carlismo, tanto por la irregularidad de los resultados militares (en Cataluña cosechó una derrota total) como por su tendencia a buscar un entendimiento con el enemigo (por ejemplo, fue él quien propuso sin éxito liquidar la escisión dinástica casando a la princesa Isabel con el primogénito de don Carlos).

Maroto reaccionó contra sus oponentes haciendo fusilar a los generales carlistas discrepantes. Cuando don Carlos le apartó del mando, Maroto hizo detener a su sustituto y firmó por su cuenta un acuerdo con el jefe militar del bando isabelino (Espartero), que puso fin a la guerra civil en el decisivo frente del Norte (Convenio de Vergara, 1839). En virtud de dicho acuerdo, el Gobierno liberal confirmó los fueros tradicionales de las provincias vascas, y Maroto y sus hombres se integraron en el ejército regular español; él llegaría a ser capitán general y magistrado del Tribunal Supremo militar.

Maroto se decidió a firmar la paz cuando se convenció de que la relación de fuerzas hacía imposible una victoria carlista, e incluso dudó en el último momento y firmó presionado por sus subordinados; no obstante, muchos carlistas le consideraron un traidor a la causa. Después del Convenio de Vergara, la guerra sólo siguió viva en el Maestrazgo, alentada por Cabrera, a quien pronto derrotaría también Espartero (1840).

Colabora para ampliar la biografía de Rafael Maroto

¿Qué juicio te merece la existencia de Rafael Maroto? ¿Has hallado toda aquella información que esperabas encontrar?

Sin duda llegar a comprender a Rafael Maroto es algo que se reserva a escasas personas, y que tratar de recomponer quién y cómo fue la vida de Rafael Maroto es una especie de rompecabezasque con toda probabilidad consigamos rehacer si cooperamos juntos.

A causa de esto, si eres de esas personas que confían en que de forma colaborativa se puede crear algo mejor, y tienes información en relación con la vida de Rafael Maroto, o acerca de algún aspecto de su personalidad u creación que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son decididamente determinantes, ya que marcan la diferencia, y en el tema de la vida de alguien como Rafael Maroto, que poseyó su relevancia en un momento histórico concreto, es indispensable procurar brindar un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para narrarnos qué conoces con respecto a Rafael Maroto. Estaremos complacidos de perfeccionar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas