Biografía de Plauto

Comprender las luces y las sombras de las personas relevantes como Plauto, personas que hacen girar y evolucionar al mundo, es algo básica para que podamos poner en valor no sólo la vida de Plauto, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Plauto, personas a quienes de de una forma u otra Plauto influyó, y ciertamente, comprender y entender cómo fue vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Plauto.

Las biografías y las vidas de personas que, como Plauto, atraen nuestra atención, tienen que ayudarnos en todo momento como referencia y reflexión para proponer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por entender la biografía de Plauto, el motivo por el cual Plauto vivió de la forma en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos impulsará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Plauto

(Tito Maccio Plauto; Sarsina, actual Italia, 251 a.C. - Roma, 184 a.C.) Comediógrafo latino. A pesar de que los datos sobre su vida son inciertos, se cree que trabajó en Roma durante su juventud en una compañía teatral, quizá como actor cómico, y que, habiendo ahorrado un poco de dinero, lo invirtió sin éxito en una especulación comercial. Empobrecido, se dice que trabajó como molinero mientras escribía sus primeras obras en sus ratos de ocio.

Sus comedias comenzaron a representarse en Roma a partir del 210 a. C., en medio de un gran éxito de público, hecho que se tradujo, tras su muerte, en una abundante circulación de obras. Son más de 130 las comedias atribuidas a Plauto, aunque el crítico Varrón, en el siglo I a. C., consideró que sólo 21 eran auténticas, las mismas que han llegado hasta hoy.

Plauto se dedicó exclusivamente a la comedia, tomando como modelo a Menandro, Dífilo, Filemón y otros autores de la nueva comedia griega, que él adaptó al gusto romano y que al parecer contrastó con otras obras romanas contemporáneas, mezclando personajes y situaciones. Si bien partía de situaciones completamente convencionales, Plauto supo combinar con gran maestría la acción y el diálogo, pasando con un ritmo vivo de la intriga al retrato de costumbres, y supo imprimir a sus textos una dosis importante de lirismo y fantasía.

Su gran contribución literaria, sin embargo, reside ante todo en su lenguaje, vivo y de gran riqueza, con una gran variedad de recursos que empleó para crear una lengua original que constituye una de las más excelsas muestras de latín literario. Su influencia se ha mantenido viva desde la Antigüedad tardía hasta hoy, haciéndose presente en las divertidas versiones de Boccaccio, Ariosto, Shakespeare o, más modernamente, Molière, John Dryden o Gotthold Ephraim Lessing.

Colabora para ampliar la biografía de Plauto

¿Qué juicio te merece la vida de Plauto? ¿Has podido leer la información que suponías que ibas a hallar?

Obviamente llegar a comprender a Plauto es algo que está reservado a un grupo limitado de personas, y que pretender reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Plauto es una especie de puzzleque tal vez lleguemos a reconstruir si cooperamos conjuntamente.

Por ese motivo, si eres de las personas que creen en que colaborando existen posibilidades de elaborar algo mejor, y tienes información con respecto a la vida de Plauto, o acerca de algún característica de su personalidad u creación que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son decididamente imprescindibles, ya que destacan la singularidad, y en el caso de la vida de un ser como Plauto, que detentó su trascendencia en una época determinada, es fundamental procurar ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para referirnos qué conocimientos posees con respecto a Plauto. Estaremos complacidos de completar esta biografía con más información.