Biografía de Pedro IV el Ceremonioso

Si has llegado hasta aquí es porque eres consciente de la importancia que detentó Pedro IV el Ceremonioso en la historia. La manera en que vivió y aquello que hizo mientras estuvo en este mundo fue determinante no sólo para quienes conocieron a Pedro IV el Ceremonioso , sino que a lo mejor dejó una señal mucho más vasta de lo que logremossospechar en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Pedro IV el Ceremonioso de modo personal.Pedro IV el Ceremonioso fue una de esas personas que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Pedro IV el Ceremonioso , cautivan nuestra atención, tienen que servirnos siempre como referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Tratar de entender la biografía de Pedro IV el Ceremonioso , el motivo por qué Pedro IV el Ceremonioso vivió como lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo durante su vida, es algo que nos impulsará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que avanza, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Pedro IV el Ceremonioso

(Pedro Iv de Aragón, llamado Pedro Iv el Ceremonioso; Balaguer, Cataluña, 1319 - Barcelona, 1387) Rey de Aragón. Era hijo de Alfonso IV, a quien sucedió en 1336. Pedro Iv de Aragón se propuso el objetivo de reintegrar a la Corona catalanoaragonesa los territorios perdidos por sucesivas particiones sucesorias. En primer lugar, anexionó las Baleares (1343), el Rosellón y la Cerdaña (1344), alegando el incumplimiento de los deberes del rey de Mallorca Jaime Iii (que además era su cuñado) como vasallo de Aragón; para consolidar sus conquistas hubo de rechazar un intento de Jaime Iii por recuperar el reino con ayuda de Francia en 1349.

En cuanto a la isla de Cerdeña, Pedro Iv de Aragón quiso acabar con las continuas rebeliones antiaragonesas que alentaba Génova; para ello se alió con Venecia y venció a la flota genovesa en Constantinopla (1352) y Alguer (1353); luego desembarcó en Cerdeña, sometiendo a los rebeldes por la fuerza (1354-56).

También trató de recuperar Sicilia casándose con Leonor De Sicilia y convirtiéndose así en heredero de aquel reino (1349); la oposición del papa y de los Anjou le llevó a reforzar los derechos de la casa de Aragón mediante la boda de su nieto Martín con la reina María de Sicilia (1379). Aquellos enlaces proporcionaron a sus descendientes no sólo el reino de Sicilia, sino también los ducados de Atenas y Neopatria, cuyo dominio hizo efectivo enviando una expedición a Grecia.

La alianza de Pedro Iv el Ceremonioso con Venecia -y con Francia- enturbió las relaciones con Castilla (apaciguadas desde los comienzos del reinado), ya que Pedro I de Castilla era aliado de Génova y de Inglaterra; estalló así la Guerra de los Dos Pedros (1356-69), que se superponía a la guerra civil castellana (pues Aragón apoyaba la candidatura al trono de Enrique Ii de Castilla) y a la Guerra de los Cien Años (que enfrentaba a ingleses y franceses por el dominio de las regiones occidentales de Francia). Aquella guerra, en la que Castilla pretendía obtener la zona de Alicante y Aragón pretendía la de Murcia, se saldó sin variaciones territoriales, pero con un alto coste para los reinos aragoneses, azotados además en esas fechas por la Peste Negra.

La inexistencia de descendientes varones de sus dos primeros matrimonios llevó a Pedro Iv de Aragón a declarar heredera a su hija Constanza, rompiendo la costumbre sucesoria de la Corona de Aragón y contrariando los derechos del hermano del rey; aquello desencadenó la rebelión de la nobleza en Aragón y en Valencia. Pedro Iv tuvo que hacer concesiones a los nobles en las Cortes de Zaragoza (1347) y de Valencia (1348), hasta que, apoyándose en Cataluña, consiguió imponerse militarmente a los rebeldes (batallas de Épila y Mislata) y castigar a sus cabecillas (1348).

En todo caso, el matrimonio con Leonor De Sicilia solucionó el problema sucesorio, con el nacimiento de los futuros reyes Juan I de Aragón (1350) y Martín I el Humano (1356). Pedro el Ceremonioso recibió ese sobrenombre por su afición al protocolo y las ceremonias, que reguló promulgando el Libro de las Ordenaciones de la Casa de Aragón.

Colabora para ampliar la biografía de Pedro IV el Ceremonioso

¿Qué opinas de la biografía de Pedro IV el Ceremonioso ? ¿Hallaste todo aquello que suponías que ibas a encontrar?

Evidentemente conocer en profundidad a Pedro IV el Ceremonioso es algo que se reserva a pocas personas, y que pretender reconstruir quién y cómo fue la vida de Pedro IV el Ceremonioso es una especie de puzzleque a lo mejor logremos rehacer si contribuimos conjuntamente.

Por eso, si eres de aquellos que creen en que de forma cooperativa es posible hacer algo mejor, y tienes información acerca de la existencia de Pedro IV el Ceremonioso , o acerca de algún elemento de su personalidad u creación que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son en todos los casos importantes, ya que perfilan la diversidad, y en la ocasión de la vida de una persona como Pedro IV el Ceremonioso , que tuvo su significación en un momento concreto de la historia, es vital procurar brindar un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos tienes tú sobre Pedro IV el Ceremonioso . Estaremos encantados de perfeccionar esta biografía con más información.