Biografía de Paavo Nurmi

Ya sea inspirando a más seres humanos o siendo parte de la actuación. Paavo Nurmi es una de las personas cuya vida, en verdad, merece nuestro interés por el grado de influencia que tuvo en la historia.Comprender la vida de Paavo Nurmi es conocer más acerca de periodo preciso de la historia del ser humano.

Comprender lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Paavo Nurmi, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es una cosa básica para que seamos capaces de valorar no sólo la vida de Paavo Nurmi, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Paavo Nurmi, personas a quienes de de una u otra forma Paavo Nurmi influyó, y desde luego, comprender y entender cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Paavo Nurmi.

Vida y Biografía de Paavo Nurmi

(Turku, 1897 - Helsinki, 1973) Atleta finlandés, conocido en las pistas como "El finlandés volador". Miembro de una humilde familia, su infancia transcurrió en una pequeña cabaña de los bosques, donde se vio obligado a llevar una dieta basada en verduras y pescado seco, lo que, unido a los fríos inviernos finlandeses, fue clave para dotar a este hombre de una resistencia sobrehumana.

Su debut olímpico tuvo lugar en los Juegos de Amberes (1920), en la carrera de los 5.000 metros, cuyo récord ostentaba desde hacía ocho años su compatriota Hannes Kolehmainen. Si bien le fue imposible adjudicarse esta prueba, quedó segundo y ganó su primera medalla de plata. No ocurrió lo mismo en los 10.000 metros, donde se impuso con toda facilidad, lo que significó el primero de la dilatada colección de oros que jalonan su trayectoria. El segundo oro llegaría en las pruebas individuales (el cross de ocho kilómetros) y el tercero en el campeonato por equipos de campo a través.

Con veintisiete años, le esperaba París para su segunda cita olímpica. En los Juegos de París (1924), dispuesto a continuar la tradición de los finlandeses que había iniciado el héroe de su niñez, Kolehmainen, condujo a su país a la victoria por equipos en el cross y ganó otras cuatro medallas de oro: los 3.000 metros por equipos, el cross individual (pruebas que ya no se celebran), los 1.500 y los 5.000 metros. Paavo Nurmi disputó estas dos últimas carreras en un mismo día y con sólo una hora de descanso entre ambas, lo que no era pequeña proeza, y más si se tiene en cuenta que aquél fue uno de los días más calurosos en la historia de París, algo que no pareció afectarle lo más mínimo.

De hecho, las asfixiantes temperaturas causaron tal cantidad de colapsos y desmayos entre público y atletas que el COI decidió cancelar la prueba de campo a través individual. En total, obtuvo cinco medallas de oro, y habría podido ganar una sexta: el comité finlandés, estimando que era demasiado para el atleta, no le permitió participar en los 10.000, prueba que se adjudicó su compatriota Ritola con un nuevo récord mundial.

La técnica de Nurmi se basaba en el mantenimiento de una zancada regular. Como dato anecdótico, hay que citar que, en aquellos tiempos en que no se daban los resultados al final de cada vuelta, Nurmi llevaba su propio cronómetro en la mano izquierda, lo que le permitía saber sus tiempos siempre, e imponer su propio ritmo a la carrera. En 1925 pasó cinco meses en los Estados Unidos, durante los cuales ganó todas las carreras en las que participó, lo que le sirvió como entrenamiento para su tercera olimpiada. En los Juegos de Amsterdam (1928), conquistó el oro en los 10.000 metros y la plata en los 5.000 y 3.000 metros, de nuevo compitiendo contra Ritola. No pudo participar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles (1932), acusado por la Federación de haber percibido dinero durante su estancia en Norteamérica, lo que le hacía perder su estatus de amateur.

En 1952, cuando los Juegos se celebraron en su país, el Comite Olímpico Internacional le exoneró de toda culpa. Paavo Nurmi entró en el Estadio Olímpico de Helsinki portando la antorcha olímpica para encender, entre vítores atronadores y aplausos, el pebetero con el fuego simbólico. El estadio en pleno se estremeció cuando el héroe apareció en la pista, con menos pelo, pero con su buena forma física habitual. A su retirada, Nurmi contaba en su palmarés doce medallas olímpicas, nueve de ellas de oro y tres de plata; además, había acumulado un total de treinta y un records (marca jamás igualada) entre 1929 y 1932. Reverenciada leyenda del atletismo, todavía en nuestros días ostenta el título de atleta más laureado en la historia de los Juegos: le siguen en el podio Carl Lewis y Usain Bolt, con diez y nueve medallas.

Colabora para ampliar la biografía de Paavo Nurmi

¿Qué piensas de la vida de Paavo Nurmi? ¿Has hallado la información que pensabas que ibas a encontrar?

Obviamente conocer en profundidad a Paavo Nurmi es algo que se reserva a un grupo limitado de personas, y que intentar reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Paavo Nurmi es una especie de rompecabezasque a lo mejor consigamos reconstruir si colaboramos todos a la vez.

Por ese motivo, si eres de esas personas que confían en que colaborando se puede crear algo mejor, y posees información acerca de la existencia de Paavo Nurmi, o acerca de algún característica de su persona u obra que no hayamos contemplado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son en todos los casos importantes, ya que marcan la diferencia, y en el tema de la vida de alguien como Paavo Nurmi, que poseyó su trascendencia en un momento concreto de la historia, es fundamental procurar mostrar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para narrarnos qué sabes tú con respecto a Paavo Nurmi. Estaremos complacidos de poder completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas