Biografía de Odilon Redon

La historia de las civilizaciones la narran aquellas mujeres y hombres queen el paso de los años, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho quela sociedad, de una forma u otra,prospere.

Si has llegado hasta aquí es porque eres sabedor de la trascendencia que detentó Odilon Redon en la historia. Cómo vivió y lo que hizo mientras estuvo en la tierra fue determinante no sólo para aquellas personas que frecuentaron a Odilon Redon, sino que a lo mejor legó una señal mucho más profunda de lo que podamosimaginar en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Odilon Redon en persona.Odilon Redon fue un ser humano que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Comprender las luces y las sombras de las personas destacadas como Odilon Redon, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es algo esencial para que seamos capaces de valorar no sólo la vida de Odilon Redon, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Odilon Redon, gentes a quienes de de una u otra forma Odilon Redon influenció, y indudablemente, entender y comprender cómo fue vivir en la época y la sociedad en la que vivió Odilon Redon.

Las biografías y las vidas de personas que, como Odilon Redon, cautivan nuestro interés, tienen que valernos en todo momento como referencia y reflexión para proponer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Intentar comprender la biografía de Odilon Redon, porqué Odilon Redon vivió del modo en que lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo durante su vida, es algo que nos impulsará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Odilon Redon

(Burdeos, 1840 - París, 1916) Pintor, grabador y dibujante francés. Durante su etapa de formación se interesó por la obra de Camille Corot, Eugène Delacroix y Jean-François Millet, y en 1860 comenzó a exponer en el Salón de los Amigos de las Artes de Burdeos. Vivió en su ciudad natal hasta 1870, año en que se trasladó a París; en la capital francesa se relacionó con destacadas personalidades del simbolismo artístico y literario (Gustave Moreau, Charles Baudelaire, Stéphane Mallarmé o Joris-Karl Huysmans, entre otros).

En 1884 se convirtió en un personaje público a raíz de la aparición de una novela en la que el protagonista coleccionaba dibujos suyos. Hasta entonces se había dedicado en exclusiva a la ilustración al carboncillo, plasmando imágenes del todo alejadas de lo común, pobladas de seres fantásticos. Los dibujos que realizó durante esa etapa, como Orfeo sobre las aguas (Kröller-Müller Museum, Otterlo) o La araña (Museo del Louvre, París) se caracterizan por sus contrastes de luces y sombras. En la serie Los negros (dibujos al carbón sobre papel teñido y litografías) exploró el juego misterioso de las sombras y el ritmo de las líneas mentalmente concebidas.

A partir de 1890 se inició en la pintura, caracterizada en el aspecto técnico por el uso del óleo y el pastel y en lo temático por visiones fantasiosas cercanas a sus trabajos como dibujante, o bien bodegones protagonizados por imaginativos ramilletes de flores; se aprecia desde ese momento una creciente matización tonal, la presencia de arabescos y la incorporación del color liberado de sus tradicionales funciones descriptivas. Tanto por el decorativismo de sus obras, impregnadas de un cromatismo vivo y delicuescente de sublime belleza, como por la evanescente irrealidad de sus composiciones, es considerado como uno de los principales representantes del simbolismo y un precursor de los nabis (Pierre Bonnard, Maurice Denis, Édouard Vuillard) y del surrealismo pictórico (Max Ernst, Yves Tanguy, Salvador Dalí).

El mérito de Redon es hacer visibles sus obsesiones, tales como el vértigo de lo absoluto o la búsqueda de los orígenes. Una de sus obras principales, El cíclope (1898, Kröller-Müller Museum, Otterlo, Países Bajos), se caracteriza por su originalidad y por atravesar el mundo de lo real para sumergirse en lo quimérico y lo grotesco. Entre sus obras cabe destacar sus series de litografías Homenaje a Goya (1885), La noche (1886) y La tentación de san Antonio (1888-1896), así como los cuadros Retrato de Mme. Odilon Redon, Retrato de Gauguin y El Sagrado Corazón. También es autor de la decoración mural del castillo de Domecy y de la abadía de Fontfroide.

Colabora para ampliar la biografía de Odilon Redon

¿Qué opinas de la vida de Odilon Redon? ¿Hallaste toda aquella información que deseabas encontrar?

Está claro que conocer profundamente a Odilon Redon es algo que está reservado a pocas personas, y que intentar reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Odilon Redon es una especie de rompecabezasque con toda probabilidad alcancemos a rehacer si contribuimos todos juntos.

Por eso, si eres de aquellos que confían en que cooperando existen posibilidades de elaborar algo mejor, y tienes información con respecto a la vida de Odilon Redon, o con respecto a algún característica de su figura u obra que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son en todos los casos esenciales, ya que perfilan la diversidad, y en la ocasión de la vida de un ser como Odilon Redon, que tuvo su importancia en una época concreta, es imprescindible procurar mostrar una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para contarnos qué sabes en relación con Odilon Redon. Estaremos encantados de completar esta biografía con más información.