Biografía de Myrna Loy

Ya sea inspirando a otros seres humanos o formando parte de la acción. Myrna Loy es una de esas personas cuya vida, realmente, merece nuestra atención por el grado de influencia que tuvo en la historia.Comprender la biografía de Myrna Loy es comprender más sobre una época concreta de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la importancia que detentó Myrna Loy en la historia. La manera en que vivió y lo que hizo en el tiempo en que estuvo en la tierra fue decisivo no sólo para las personas que frecuentaron a Myrna Loy, sino que a lo mejor dejó una huella mucho más insondable de lo que podamosfigurar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Myrna Loy de modo personal.Myrna Loy ha sido una persona que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Vida y Biografía de Myrna Loy

(Caterina Myrna Williams; Helena, 1905 - Nueva York, 1993) Actriz de cine estadounidense. Hija de un ganadero, comenzó en el mundo del espectáculo en el campo de la danza, lo que la llevó a intervenir en algunos espectáculos en Hollywood cuando era todavía muy joven. El cine le dio sus primeros papeles como extra en grandes producciones de la década de los veinte como Los diez mandamientos (1923), de Cecil B. de Mille, El ladrón de Bagdad (1924), de Raoul Walsh, o Ben Hur (1925), de Fred Niblo, aunque resulte difícil encontrarla entre tanto actor. Después ofreció un rostro exótico de películas muy dispares.

Trabajó durante muchos años para la Warner Bros, productora con la que participó en películas como La locura del charlestón (1926), de Ernst Lubitsch, El héroe del batallón (1926), de Roy del Ruth, y La campana de alarma (1927), de Lloyd Bacon, entre otras, hasta ser incluida en El cantor de jazz (1927), de Alan Crosland, la apuesta más sólida del Estudio de cara a la implantación de cine sonoro.

A partir de su intervención como la hija del villano interpretado por Boris Karloff en The Mask of Fu Manchu (1932), de Charles Brabin, permaneció en la Metro Goldwyn Mayer durante quince años, donde fue compañera de John Barrymore en Topaze (1933), de Clark Gable en varias películas (Vuelo nocturno, 1933; Entre esposa y secretaria, 1936; Parnell, 1937), de Spencer Tracy en Jaque al rey (1935) y Una mujer difamada (1936), de Walter Pidgeon en Man-Proof (1937) y de Melvyn Douglas en Third Finger, Left Hand (1940). En estos años sorprendió su discreto desnudo en la película Una noche en El Cairo (1933), en la que compartió créditos con Ramón Novarro.

Su actividad fue prolífica durante la década de los treinta, en la que participó en casi sesenta películas, de las que destacaron sus papeles al lado de William Powell, con el que protagonizó trece películas, en especial la serie El hombre delgado. Su primer trabajo como Nora Charles fue en La cena de los acusados (1934), de Woody S. van Dyke, y el último en Song ot the Thin Man (1947), de Edward Buzzell. Aparte, compartieron reparto en otras películas como Doble boda (1937), de Richard Thorpe, Te quiero otra (1940), de Van Dyke, o Mi marido está loco (1941), de Jack Conway.

Colaboró en tareas humanitarias durante la Segunda Guerra Mundial. Finalizada la contienda, sorprendió con su excelente papel en la película de William Wyler Los mejores años de nuestra vida (1946). A partir de este momento sus intervenciones cinematográficas se espaciaron, aunque cabe recordar Los blandings ya tienen casa (1948), de H. C. Potter, Bellezas por casar (1952), de Henry Levin, Desde la terraza (1960), de Mark Robson, Aeropuerto (1974), de Jack Smight, y Dime lo que quieras (1980), de Sydney Lumet, siempre en los papeles que mejor se adaptaban a su figura. Desde mediados de los años cincuenta comenzó a intervenir en episodios de serie de televisión y en programas diversos como General Electric Theater, El Virginiano o Ironside. Tras abandonar el cine colaboró durante unos años con la UNESCO.

Colabora para ampliar la biografía de Myrna Loy

¿Qué te ha parecido la vida de Myrna Loy? ¿Has encontrado toda aquella información que pensabas que ibas a hallar?

Evidentemente llegar a comprender a Myrna Loy es algo que se reserva a muy pocas personas, y que intentar reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Myrna Loy es una especie de puzzleque probablemente lleguemos a rehacer si colaboramos conjuntamente.

Por ese motivo, si eres del tipo de personas que creen en que cooperando es posible hacer algo mejor, y tienes información en relación con la vida de Myrna Loy, o acerca de algún pormenor de su persona u creación que no hayamos contemplado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son siempre determinantes, ya que marcan la diferencia, y en la ocasión de la vida de alguien como Myrna Loy, que tuvo su trascendencia en una época determinada, es vital tratar de ofrecer una visión de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

contacta con nosotros para contarnos qué sabes tú en relación con Myrna Loy. Estaremos ilusionados de poder completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas