Biografía de Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi

Ya sea inspirando a otros o tomando parte de la acción. Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi es una de esas personas cuya vida, sin duda alguna, merece nuestra consideración por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Conocer la biografía de Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi es comprender más acerca de periodo preciso de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque sabes de la trascendencia que atesoró Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi en la historia. Cómo vivió y lo que hizo mientras permaneció en la tierra fue determinante no sólo para las personas que conocieron a Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi, sino que tal vez dejó una señal mucho más insondable de lo que logremosfigurar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya nunca a Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi de forma personal.Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi ha sido uno de esos seres humanos que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Comprender las luces y las sombras de las personas significativas como Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es algo básica para que podamos poner en valor no sólo la existencia de Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi, gentes a quienes de un modo u otro Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi influenció, y sin duda, comprender y entender cómo fue vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi.

Las biografías y las vidas de personas que, como Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi, cautivan nuestra atención, tienen que servirnos siempre como punto de referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Intentar comprender la biografía de Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi, porqué Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi vivió de la forma en que lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo en su vida, es algo que nos ayudará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi

(Muhammad o Muhammed ibn Musa al-Khwarizmi, al-Juarismi o al-Jwarizmi; ?-?, c. 850) Matemático árabe. Escribió una obra titulada Libro de la reducción, cuya versión latina tuvo gran influencia en la matemática europea hasta mediados del siglo XV. En ella indicó las primeras reglas del cálculo algebraico: la transposición de los términos de uno a otro miembro de una ecuación, previo cambio de signo, y la anulación de términos idénticos en ambos miembros. También estudió las ecuaciones de segundo grado y otras cuestiones matemáticas. La latinización de su nombre dio lugar a la palabra «guarismo».

Poco sabemos acerca de la vida de este astrónomo, geógrafo y matemático musulmán del siglo IX. Era natural de Juwarizm (Jhiva), y residió en el Irak, en la corte del califa abasida al-Namùn (813-833). Figuró entre los familiares de este soberano, muy aficionado a las ciencias exactas; participó en la medición de la declinación solar, llevada a cabo en el curso de aquel reinado, y murió hacia el año 850.

Con su Kitab al-yabr wa-l-muqabala o Libro del álgebra (literalmente, Libro de la reducción, o bien "de la integración" o "compensación"), al-Jwarizmi inició la literatura matemática de los musulmanes. Traducido al latín por Rodolfo Chester y Gherardo da Cremona (en el siglo XII), ejerció grandísima influencia en los matemáticos europeos hasta el siglo XV. Con esta obra de al-Jwarizmi, el álgebra penetra por primera vez en el mundo musulmán, después de haber recorrido un largo camino que desde Babilonia la había llevado a la India y a Grecia.

De la popularidad de este libro dan prueba dos términos de nuestro más común lenguaje matemático. En primer lugar, la palabra "algoritmo", que hoy, después de haber pasado por varios significados, indica un "procedimiento constante de cálculo" y que deriva evidentemente del nombre de al-Jwarizmi (igualmente la palabra "guarismo"). Y en segundo lugar, la misma palabra "álgebra", introducida en Occidente por medio de este tratado árabe, en el que el término "al-yéber" designa la conocida operación por la que un término pasa de un miembro a otro de una ecuación, cambiando de signo. En realidad, esa palabra tiene su raíz más antigua en la forma babilónica "gabru-inaliaru" que significa "parangonar", "confrontar", "poner en ecuación".

El álgebra de al-Jwarizmi no emplea todavía abreviaciones simbólicas como la nuestra (este progreso no llegará hasta el siglo XVII, esto es, después del Renacimiento), sino que está escrita con todas las palabras, como un tratado de ciencias naturales ("álgebra retórica"). No existe siquiera un símbolo para indicar la incógnita, la cual es designada siempre con el término de "say", de donde procede nuestro "cosa", que durante tantos siglos (hasta principios de la Edad Moderna) tuvo curso en toda Europa, al igual que los términos "cosista" (por algebrista) y "cosística" (por álgebra).

En la obra de al-Jwarizmi se estudian no sólo las ecuaciones de primer grado, sino también las de segundo (por ejemplo: x2 + 10x - 39 = 0), con un método que substancialmente no difiere del actual. Las ecuaciones de primer grado cuyas soluciones han de estar en números enteros (porque se refieren a problemas que admiten sólo tales soluciones, como, por ejemplo, cuando se busca un número de hombres, o de caballos, etc.) son tratados con el método de "falsa suposición" o, como se dice comúnmente, "falsa posición". Es evidente la influencia que los matemáticos griegos ejercieron en la formación de este tratado, especialmente en su parte geométrica; así, la demostración del teorema de Pitágoras para el caso particular del triángulo rectángulo isósceles recuerda la del Menán platónico; y el valor π (pi) = 22/7 usado a menudo por al-Jwarizmi es el descubierto por Arquímedes.

Poseemos un manuscrito en la Biblioteca Universitaria de Oxford que reproduce el original del álgebra de al-Jwarizmi, y que se remonta a 1342. En un manuscrito recientemente examinado por D. E. Smith, la conjunción "et" usada en lugar de "+" se asemeja tanto a este signo que hace pensar que deriva precisamente de ese término latino. Del mismo autor tiene también mucha importancia un escrito conocido sólo en versión latina, Algoritmi de numero Indorum, que proporciona las más antiguas informaciones acerca del uso que hacían los árabes del sistema de numeración de base décima (o indio), hoy usado comúnmente en todo el mundo civilizado.

Colabora para ampliar la biografía de Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi

¿Qué juicio te merece la vida de Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi? ¿Has encontrado todo aquello que deseabas encontrar?

Sin duda alguna descubrir en lo más recóndito a Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi es algo que se reserva a muy pocas personas, y que intentar reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi es una especie de rompecabezasque con bastante probabilidad lleguemos a rehacer si contribuimos todos juntos.

Por eso, si eres del tipo de personas que creen en que de modo colaborativo es posible elaborar algo mejor, y detentas información acerca de la existencia de Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi, o con respecto a algún peculiaridad de su figura u creación que no se contemple en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son siempre importantes, ya que destacan la singularidad, y en el caso de la vida de un ser como Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi, que tuvo su importancia en un momento concreto de la historia, es fundamental procurar ofrecer una visión de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para referirnos qué sabes tú en relación con Muhammad ibn Musa al-Jwarizmi. Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.