Biografía de Maxwell Anderson

La historia universal está escrita por las mujeres y hombres queen el transcurrir de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han ocasionado quela humanidad, de un modo u otro,progrese.

Si has llegado hasta aquí es porque eres sabedor de la trascendencia que detentó Maxwell Anderson en la historia. La manera en que vivió y lo que hizo durante el tiempo que estuvo en este mundo fue decisivo no sólo para quienes conocieron a Maxwell Anderson, sino que posiblemente dejó una huella mucho más profunda de lo que podamosconcebir en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya nunca a Maxwell Anderson de modo personal.Maxwell Anderson ha sido una de esas personas que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Conocer las luces y las sombras de las personas significativas como Maxwell Anderson, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es algo sustancial para que seamos capaces de apreciar no sólo la vida de Maxwell Anderson, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Maxwell Anderson, aquellas personas a quienes de de una forma u otra Maxwell Anderson influenció, y ciertamente, comprender y entender cómo fue vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Maxwell Anderson.

Las biografías y las vidas de personas que, como Maxwell Anderson, atraen nuestra atención, tienen que valernos en todo momento como punto de referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Maxwell Anderson, porqué Maxwell Anderson vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos ayudará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Maxwell Anderson

(Atlantic City, 1888 - Stamford, 1959) Dramaturgo estadounidense. Después de completar sus estudios universitarios y tras un breve paréntesis como docente y periodista, Maxwell Anderson se inició en el teatro con The White Desert (1923), tragedia de tonos sombríos, a la que siguió el drama antibelicista What Price Glory? (1924), escrito en colaboración con Laurence Stallings y que obtuvo un gran éxito de público y crítica.

Tras The Gods of the Lightenings (1928), drama social sobre el caso de los anarquistas Sacco Y Vanzetti, escrito en colaboración con Harold Hickerson, abandonó el teatro de denuncia y, durante diez años, se dedicó a la composición de dramas en verso, entre los que destaca High Tor, de 1937. De la lectura de sus ensayos -desde The Essence of Tragedy (1939), pasando por The Basis of Artistic Creation (1942), hasta Off Broadway (1947)- se desprende que para Anderson el teatro es "un rito antiguo que fortalece y confirma la fe del hombre en su propio destino" y que la poesía, "el lenguaje de los sentimientos", es el único medio lingüístico capaz de devolver al drama su antigua función catártica.

Compartía con Aristóteles el concepto del dramaturgo como profeta y la idea de la finalidad ética de la obra de teatro: estas premisas teóricas colocaban sus obras en clara oposición al teatro de aire periodístico que se representaba en su época. Sus dramas tratan temas que considera universales e intemporales -el ansia y la responsabilidad del poder, la lucha entre las aspiraciones al amor y a la libertad, y los obstáculos que imponen la historia y la autoridad-, temas que afronta lúcidamente en Elizabeth the Queen (1930), Mary of Scotland (1933) y en Ann of the Thousand Days (1948).

Todas estas obras son fieles reconstrucciones de la época de los Tudor y un nuevo modo de proponer la tragedia isabelina, pero resultan pesadas por sus evidentes reminiscencias literarias y están recargadas de efectos teatrales. Con Both your Houses (1933), sátira en prosa contra la corrupción parlamentaria, obtuvo el premio Pulitzer. La herencia del valle (1934), sobre la figura de George Washington, inaugura la serie de dramas en verso sobre temas norteamericanos; destacan entre otros Más allá del invierno (1935), inspirada de nuevo, esta vez en clave poética, en la historia de Sacco Y Vanzetti, y una tragedia de amor y de muerte calcada sobre la de Romeo y Julieta y rica en ecos shakespearianos, que vibra de tensión dramática a pesar del convencionalismo de su lenguaje.

Entre los numerosos dramas que escribió tras la Segunda Guerra Mundial hay que señalar Joan of Lorrain (1946), en el que adopta el recurso de Pirandello de hacer hablar a los actores que deben representar la obra; Lost in the Stars (1948), adaptación teatral de la novela de Alan Paton Cry, the Beloved Country, y Barefoot in Athens (1951), sobre la figura de Sócrates.

Maxwell Anderson dominó la escena de los años treinta, aunque su filosofía política y sus principios estéticos le acarrearon la desaprobación de muchos críticos, especialmente de los marxistas. Fue un personaje aislado, una voz ajena: en una época de creciente colectivismo se presentó como el portador de un individualismo desenfrenado, y se consagró a un verso blanco que, en un clima de intensos experimentos lingüísticos, ya estaba desautorizado y había quedado reducido a un mero recurso retórico.

Colabora para ampliar la biografía de Maxwell Anderson

¿Qué piensas de la existencia de Maxwell Anderson? ¿Has encontrado toda aquella información que pensabas que ibas a encontrar?

Evidentemente descubrir en lo más recóndito a Maxwell Anderson es algo que se reserva a pocas personas, y que tratar de recomponer quién fue y cómo fue la vida de Maxwell Anderson es una suerte de puzzleque probablemente alcancemos a reconstruir si cooperamos todos juntos.

Por eso, si eres de aquellos que confían en que de forma colaborativa se puede crear algo mejor, y posees información acerca de la vida de Maxwell Anderson, o en relación con algún elemento de su figura u creación que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son decididamente determinantes, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de alguien como Maxwell Anderson, que detentó su significación en una época determinada, es indispensable intentar mostrar una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para relatarnos qué conoces acerca de Maxwell Anderson. Estaremos encantados de perfeccionar esta biografía con más información.