Biografía de Marco Salvio Otón

La historia de las civilizaciones está escrita por los hombres y mujeres quea lo largo del tiempo, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han ocasionado quela civilización, de un modo u otro,prospere.

Conocer lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Marco Salvio Otón, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es algo fundamental para que seamos capaces de valorar no sólo la existencia de Marco Salvio Otón, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Marco Salvio Otón, personas a quienes de de una u otra forma Marco Salvio Otón influenció, y indudablemente, comprender y entender cómo fue el hecho de vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Marco Salvio Otón.

Las biografías y las vidas de personas que, como Marco Salvio Otón, atraen nuestro interés, deben ayudarnos siempre como referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Tratar de entender la biografía de Marco Salvio Otón, porqué Marco Salvio Otón vivió de la forma en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo en su vida, es algo que nos impulsará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que se mueve, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Marco Salvio Otón

(Ferentinum, 32- Brixellum, 69) Emperador romano (69). Perteneciente a una antigua e influyente familia de origen etrusco, logró ocupar un cargo de gran proximidad al emperador Nerón, del cual se convirtió en favorito y confidente. Cayó pronto en desgracia al enamorarse de la mujer de aquél, la emperatriz Popea Sabina.

Nerón, con el fin de alejarle de Roma, le nombró gobernador de la provincia de Lusitania, donde permanecería desde el año 58 al 68 d.C. Según el relato de Suetonio, Otón destacó en el cargo tanto por su moderación como por su desinterés.

La sublevación del año 68 de Galba contra Nerón le dio ocasión para vengarse, siendo uno de los primeros en apoyar al rebelde frente al emperador, con la secreta esperanza de que Galba le adoptaría después como heredero. Cuando el nuevo emperador designó en su lugar a Pisón el 15 de enero del año 69, Otón sublevó a la Guardia Pretoriana, que terminó por dar muerte tanto a Galba como a Pisón. Tras el asesinato, el propio Otón fue elevado como emperador por las tropas con el refrendo del Senado.

Su política de reconciliación no resultó muy eficaz. Recompensó a los pretorianos, aseguró el restablecimiento del orden ante los senadores y puso al frente de los organismos de la administración a miembros del orden ecuestre, relegando a los libertos. Suetonio dijo de él que era bajo de estatura, y que tenía los pies contrahechos y las piernas torcidas. Según su testimonio se depilaba todo el cuerpo, se cubría la calva con postizos, cuidaba mucho de su vestimenta y no se separaba nunca de un pequeño espejo con el que se retocaba.

La situación en las provincias no era muy segura, pues mientras fue reconocido como emperador en Mauritania, Hispania, Panonia, Dalmacia, Egipto, Palestina y Siria, las tropas de Germania habían proclamado emperador a su comandante, Vitelio. En un primer momento Otón buscó la alianza con Vitelio, al que propuso asociarle al Imperio como su propio yerno. La negativa de Vitelio llevó a una rápida movilización de las tropas. Ambos ejércitos se encontraron en la región de los Alpes. De un lado marchaba Vitelio junto a sus dos generales, Fabio Valente y Alieno Cecina; de otro, los principales mandos de Otón: Anio Galo y Vestricio.

A pesar del inicio favorable del enfrentamiento, que se saldó con varias victorias para las tropas imperiales, una serie de derrotas forzaron a acudir al propio emperador Otón junto a sus generales. No pudo evitar que sus tropas fueran aplastadas por las de Vitelio el día 14 de abril del año 69 en la batalla de Bedriacum. Los supervivientes se rindieron a Vitelio el día 15.

Sin motivos para ello, Otón se suicidó el mismo día, sin esperar la llegada de nuevas tropas leales desde Dalmacia, Panonia y Misia. Tras la muerte de Otón, el Senado proclamó emperador a Vitelio. Entre tanto, su ejército de 60.000 soldados marcharon camino de Roma, saqueando a su paso pueblos y cosechas. Una vez en la capital no cesaron los saqueos, que fueron permitidos por el nuevo emperador.

Colabora para ampliar la biografía de Marco Salvio Otón

¿Qué opinas de la biografía de Marco Salvio Otón? ¿Has hallado todo aquello que esperabas encontrar?

Indudablemente conocer profundamente a Marco Salvio Otón es algo que se reserva a pocas personas, y que pretender reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Marco Salvio Otón es una suerte de enigmaque a lo mejor consigamos reconstruir si contribuimos todos juntos.

Debido a esto, si eres del tipo de personas que creen en que de forma cooperativa se puede hacer algo mejor, y tienes información con respecto a la vida de Marco Salvio Otón, o acerca de algún aspecto de su persona u obra que no hayamos contemplado en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son siempre imprescindibles, ya que perfilan la diversidad, y en el tema de la vida de un ser como Marco Salvio Otón, que poseyó su significación en una época concreta, es esencia tratar de ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos tienes tú sobre Marco Salvio Otón. Estaremos muy contentos de perfeccionar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas