Biografía de Marco Aurelio Soto

La historia de la civilización la escriben aquellas mujeres y hombres quea lo largo del tiempo, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han hecho quela humanidad, de una forma u otra,avance.

Ya sea inspirando a otras personas o siendo parte de la actuación. Marco Aurelio Soto es uno de esos sujetos cuya vida, en efecto, merece nuestra consideración debido al grado de influencia que tuvo en la historia.Comprender la biografía de Marco Aurelio Soto es conocer más sobre etapa determinada de la historia del ser humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la relevancia que detentó Marco Aurelio Soto en la historia. Cómo vivió y las cosas que hizo mientras permaneció en el mundo fue decisivo no sólo para quienes trataron a Marco Aurelio Soto, sino que tal vez dejó una huella mucho más profunda de lo que logremossospechar en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya nunca a Marco Aurelio Soto de modo personal.Marco Aurelio Soto fue un ser humano que, por alguna razón, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Marco Aurelio Soto, cautivan nuestro interés, tienen que valernos en todo momento como referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por entender la biografía de Marco Aurelio Soto, el motivo por qué Marco Aurelio Soto vivió como lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo en su vida, es algo que nos impulsará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Marco Aurelio Soto

(Tegucigalpa, 1846 - París, 1908) Político hondureño que fue presidente de la República entre 1876 y 1883. Marco Aurelio Soto inició sus estudios en la Universidad de Honduras y en 1857 se trasladó a Guatemala, donde obtuvo el título de abogado (1867). Al triunfar la reforma liberal en ese país, fue nombrado síndico de la municipalidad de Guatemala, secretario de Gobernación, Justicia, Negocios Eclesiásticos, Institución Pública y Relaciones Exteriores.

El 21 de agosto de 1876, y bajo presión guatemalteca, el general José María Medina aceptó dejar el poder y reconocer a Marco Aurelio Soto como presidente provisional, mediante decreto emitido en Erandique. El nuevo gobierno se inauguró seis días después en Amapala. Soto nombró como secretario general del gobierno a su primo hermano, Ramón Rosa, y declaró que el régimen ejercería las facultades discrecionales necesarias para mantener el orden público.

Con Soto y Rosa se impulsó el primer proyecto formal de desarrollo capitalista en Honduras, si bien sus primeros antecedentes se remontan a José Trinidad Cabañas y José María Medina, quienes construyeron, con capital inglés, el tramo de ferrocarril interoceánico que vinculara las dos costas del país. Durante la administración de Soto se reactivó la minería hondureña, en decadencia desde finales del siglo XVIII, convirtiéndose el país en exportador de plata a escala mundial. En 1880 los hermanos Valentine organizaron la New York and Honduras Rosario Mining Company, de la cual Soto era principal accionista, para facilitar el traslado del metal al puerto de San Lorenzo, y se dio principio a la construcción de la carretera del sur, que unía San Juancito con dicho puerto, en el golfo de Fonseca.

También se creó el marco legal necesario para la modernización del país. Se emitieron los códigos de minería, instrucción pública, penal, civil, comercio y militar, gracias a la labor de un equipo de abogados formado por Ramón Rosa, Adolfo Zúñiga, Jerónimo Zelaya y Alberto Uclés, y se reorganizaron los tribunales. Durante su mandato Tegucigalpa se convirtió en capital de la República.

Con Soto y sus colaboradores se dieron las bases del Estado moderno hondureño; se fundó el Archivo y Biblioteca Nacional, la Dirección General de Estadística, el Correo Nacional y la Casa Nacional de Moneda, la Escuela de Telegrafistas, las Escuelas Normales de Comayagua y Tegucigalpa y el Hospital General de Tegucigalpa. Asimismo se abolieron los diezmos, lográndose la supeditación definitiva de la Iglesia al poder civil, y se secularizaron los cementerios y se suprimieron las cofradías, con lo que se debilitaron sustancialmente los ingresos eclesiásticos. Se dio un impulso decisivo a la educación, con la aplicación de los principios del laicismo, obligatoriedad y gratuidad basada en el sistema filosófico positivista.

En 1883 Soto se vio obligado a dejar el poder, al no compartir los planes de reunificación política de Centroamérica del presidente guatemalteco Justo Rufino Barrios, quien por la vía armada deseaba restablecer la hegemonía de su país sobre el resto del Istmo. Soto pidió permiso al Congreso, marchándose a Estados Unidos, desde donde presentó su renuncia al cargo. En 1902 participó en las elecciones presidenciales, ocupando el tercer lugar, detrás de Manuel Bonilla y Juan Ángel Arias. El gobierno dirigido por Soto abrió una nueva era en el país; sin duda su administración, en gran medida inspirada por Ramón Rosa, fue la mejor que tuvo Honduras durante el siglo XIX.

Colabora para ampliar la biografía de Marco Aurelio Soto

¿Qué piensas de la existencia de Marco Aurelio Soto? ¿Has hallado toda aquella información que suponías que ibas a encontrar?

Sin duda alguna conocer profundamente a Marco Aurelio Soto es algo que está reservado a pocas personas, y que intentar reconstruir quién y cómo fue la vida de Marco Aurelio Soto es una especie de puzzleque tal vez podamos reconstruir si colaboramos conjuntamente.

Por eso, si eres del tipo de personas que creen en que de forma cooperativa existen posibilidades de hacer algo mejor, y detentas información con respecto a la vida de Marco Aurelio Soto, o sobre algún detalle de su figura u obra que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son en todos los casos imprescindibles, ya que marcan la diferencia, y en la ocasión de la vida de un ser como Marco Aurelio Soto, que poseyó su trascendencia en una época concreta, es fundamental intentar ofrecer un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para contarnos qué sabes sobre Marco Aurelio Soto. Estaremos ilusionados de perfeccionar esta biografía con más información.