Biografía de Manuel Luna Baños

La historia universal la narran los hombres y mujeres queen el transcurrir de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho queel género humano, de una forma u otra,avance.

Si has llegado hasta aquí es porque eres sabedor de la importancia que tuvo Manuel Luna Baños en la historia. Cómo vivió y lo que hizo durante el tiempo que estuvo en la tierra fue determinante no sólo para quienes conocieron a Manuel Luna Baños, sino que posiblemente produjo una huella mucho más vasta de lo que logremossospechar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Manuel Luna Baños en persona.Manuel Luna Baños fue una persona que, por alguna razón, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Conocer lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Manuel Luna Baños, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es algo sustancial para que podamos valorar no sólo la vida de Manuel Luna Baños, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Manuel Luna Baños, personas a quienes de un modo u otro Manuel Luna Baños influenció, y indudablemente, comprender y entender cómo fue el hecho de vivir en la época y la sociedad en la que vivió Manuel Luna Baños.

Vida y Biografía de Manuel Luna Baños

(Sevilla, 1898 - Madrid, 1958) Actor de teatro y cine español. Siendo todavía un adolescente mostró una gran inquietud por la escena. Comenzó como aficionado y, con dieciocho años, se confirmó como profesional y entró a formar parte de distintas compañías, como la de Anita Ferri o la de Carmen Díaz, entre otras. Se verdadera carrera cinematográfica comenzó a mediados de los años treinta con su intervención en diversas películas de Florián Rey, que le ofreció papeles de diversa entidad en Nobleza baturra (1935) y Morena Clara (1936), dos de los mayores éxitos del cine republicano en los que formó, junto con Imperio Argentina y Miguel Ligero, uno de los pilares del reparto. Funcionaron muy bien sus interpretaciones aunque se apreció, inevitablemente, su marcada apostura teatral.

El inicio de la Guerra Civil provocó una cierta inestabilidad artística en la carrera de Manuel, pero su participación en dos películas dirigidas por Florián en Berlín, Carmen, la de Triana (1938) y La canción de Aixa (1939), consolidó en cierta medida su trayectoria. Finalizada la contienda, todavía intervino en otro filme del director aragonés: La Dolores (1939).

Si bien aportó su buen hacer en estos trabajos y demostró que era capaz de conseguir personajes de gran credibilidad a lo largo de los cuarenta, su aportación estuvo dificultada por la ambientación y el vestuario que se prodigó en la época. La comedia, la aventura, el cine militarista, las evocaciones históricas, misiones apostólicas, adaptaciones literarias, ambiente taurino o conventual.; un repertorio en el que intentó mostrar su eficaz versatilidad más allá del personaje tipo al que le sometieron diversos directores.

Así, fue dejando su huella en Los ladrones somos gente honrada (1942), de Ignacio F. Iquino; El escándalo (1943), de José Luis Sáenz De Heredia; ¡A mí la Legión! (1942), Misión Blanca (1946), Serenata española (1947), Locura de amor (1948) y Alba de América (1951), entre otras, de Juan De Orduña, y Fuenteovejuna (1947) y Los clarines del miedo (1958), de Antonio Román. En la última etapa de su carrera trabajó en películas de muy diversa factura de Luis Lucia, como Currito de la Cruz (1948), La hermana San Sulpicio (1952) y El Piyayo (1955), entre otras.

Manuel Luna fue uno de los rostros más representativos del cine español de los cuarenta. Caracterizó todo tipo de personajes a los que impregnó de un talante aparentemente duro, con expresiones que intentaban mostrar al espectador el alma y los sentimientos. Sin duda, como otros muchos actores de la época, supo adaptarse a aquellos papeles que reclamaron las producciones del cine español, sometido a los vaivenes de un sistema de producción poco dado a indagar en terrenos más arriesgados que los que sostenían un cine de grandes decorados e interpretaciones sobreactuadas. Estuvo casado con la actriz Cándida Meana y a lo largo de su trayectoria artística recibió diversos premios de interpretación del Círculo de Escritores Cinematográficos. El Sindicato Nacional del Espectáculo le premió por toda una carrera a título póstumo.

Colabora para ampliar la biografía de Manuel Luna Baños

¿Qué piensas de la existencia de Manuel Luna Baños? ¿Has hallado todo aquello que esperabas encontrar?

Es cierto que conocer en profundidad a Manuel Luna Baños es algo que está reservado a pocas personas, y que tratar de reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Manuel Luna Baños es una suerte de enigmaque probablemente logremos rehacer si cooperamos todos a la vez.

Por eso, si eres de esas personas que confían en que de forma cooperativa es posible crear algo mejor, y conservas información en relación con la vida de Manuel Luna Baños, o en relación con algún particularidad de su persona u obra que no hayamos contemplado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son decididamente importantes, ya que perfilan la diversidad, y en el tema de la vida de un ser como Manuel Luna Baños, que tuvo su trascendencia en una época concreta, es vital procurar ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para contarnos qué sabes con respecto a Manuel Luna Baños. Estaremos complacidos de perfilar esta biografía con más información.