Biografía de Manuel de Oliveira Lima

La historia de las civilizaciones está contada por las mujeres y hombres quea lo largo de los siglos, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han hecho quela humanidad, de un modo u otro,progrese.

Ya sea inspirando a más personas o formando parte de la acción. Manuel de Oliveira Lima es uno de esos sujetos cuya vida, sin duda alguna, merece nuestro interés por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Manuel de Oliveira Lima es conocer más acerca de un periodo concreto de la historia de la humanidad.

Apreciar lo bueno y lo malo de las personas relevantes como Manuel de Oliveira Lima, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es algo fundamental para que seamos capaces de apreciar no sólo la vida de Manuel de Oliveira Lima, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Manuel de Oliveira Lima, aquellas personas a quienes de de una forma u otra Manuel de Oliveira Lima influenció, y por supuesto, entender y comprender cómo fue vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Manuel de Oliveira Lima.

Vida y Biografía de Manuel de Oliveira Lima

(Recife, capital de Pernambuco, 1867 - Washington, 1928) Diplomático e historiador brasileño. Sus padres Luís de Oliveira Lima y Maria Benedita eran oriundos de Portugal y habían marchado a Recife a probar fortuna. Cuando Oliveira Lima contaba apenas seis años, volvieron a Lisboa por motivos de salud.

Su educación primaria y secundaria la pasó en dos colegios, el Colegio Lazarista y la Escuela Académica, de la que conservó muy buenos recuerdos. Siguió su formación en la universidad de Lisboa, donde consiguió su título de doctor en Filosofía y Letras en 1888. Durante ese periodo de estudios dedicó mucho tiempo a profundas investigaciones de carácter histórico que le aportaron materiales muy valiosos para sus escritos posteriores.

Con su formación terminada, empezó a colaborar en periódicos brasileños y portugueses, como en el Reporter, donde destacó por su apoyo a la campaña en contra de la abolición de la esclavitud en Brasil. En 1891 se casó con Flora Cavalcanti de Albuquerque, perteneciente a una ilustre familia brasileña, que le acompañó en todos sus viajes. Un año antes, con tan sólo 23 años, entró en el cuerpo diplomático. Su primer cargo fue de agregado adjunto en Lisboa, siendo nombrado secretario al año siguiente. A lo largo de su vida, los destinos diplomáticos le llevaron por medio mundo: Berlín, Washington, Londres, Tokio, Perú, Venezuela, Bruselas, etc. Simultaneó su carrera diplomática con seminarios, conferencias y cursos.

Ya jubilado, fue primero a Londres pero fijó, definitivamente en 1918, su residencia en Washington y siguió con los escritos históricos. Colaboró y prestó importantes servicios en la universidad católica de esa ciudad estadounidense, donde también enseñó derecho internacional. Miembro fundador de la Academia Brasileña de Letras, ocupó el sillón número 39 en 1903. Elogio de Varnhagen fue el título de su discurso magistral de entrada en la Academia. También perteneció al Instituto de Historia y Geografía Brasileña, así como a otras instituciones científicas y culturales.

Sus estudios y sus investigaciones mostraron su afecto, profundo y sincero, hacia Brasil y Portugal y estuvieron dirigidos a su historia pasada y presente, a su literatura, cultura e instituciones. Destacó su inclinación hacia lo humano, con una filosofía de lo social más que a lo político. También escribió ensayos históricos sobre el continente americano y particularmente de Brasil. Antes de los treinta años tenía ya escritos tres libros: Pernambuco, seu desenvolvimento histórico, Aspectos da literatura colonial y Sete anos de República. Destacó también su libro O movimento da Independencia (1922). Otras obras suyas fueron Memória sobre o descobrimento do Brasil, America latina e America inglesa (1913), Nos Estados Unidos y No Japâo.

Sus Memorias, escritas desde su estancia en Washington, fueron publicadas póstumamente por su mujer en 1937, según su propio deseo. Se trata de un documento lleno de interés humano e histórico, donde se narran curiosidades y anécdotas de personalidades y hombres conocidos, sobre todo diplomáticos, políticos y escritores, con quienes Oliveira había tenido un contacto privilegiado, haciéndolos sentir más próximos. Estas Memorias también tuvieron una gran repercusión por sus revelaciones intimas y apreciaciones críticas.

Colabora para ampliar la biografía de Manuel de Oliveira Lima

¿Qué opinas de la existencia de Manuel de Oliveira Lima? ¿Has podido leer toda aquella información que pensabas que ibas a encontrar?

Está claro que llegar a comprender a Manuel de Oliveira Lima es algo que está reservado a pocas personas, y que tratar de recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Manuel de Oliveira Lima es una especie de rompecabezasque a lo mejor lleguemos a rehacer si cooperamos juntos.

Por ese motivo, si eres del tipo de personas que confían en que de forma cooperativa es posible elaborar algo mejor, y detentas información sobre la biografía de Manuel de Oliveira Lima, o en relación con algún aspecto de su figura u creación que no se contemple en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son siempre importantes, ya que destacan la singularidad, y en la ocasión de la vida de alguien como Manuel de Oliveira Lima, que tuvo su importancia en una época determinada, es esencia tratar de mostrar un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para narrarnos qué conoces sobre Manuel de Oliveira Lima. Estaremos encantados de perfeccionar esta biografía con más información.