Biografía de Manuel Altolaguirre

La historia universal la cuentan las personas queen el transcurrir de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho quela humanidad, de una forma u otra,avance.

Ya sea inspirando a otras personas o siendo una pieza esencial de la acción. Manuel Altolaguirre es una de esas personas cuya vida, realmente, merece nuestra atención debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Manuel Altolaguirre es comprender más sobre periodo preciso de la historia del ser humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la relevancia que detentó Manuel Altolaguirre en la historia. Cómo vivió y lo que hizo durante el tiempo que permaneció en este mundo fue decisivo no sólo para aquellas personas que conocieron a Manuel Altolaguirre, sino que quizá dejó una huella mucho más honda de lo que logremosimaginar en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Manuel Altolaguirre de forma personal.Manuel Altolaguirre ha sido una persona que, por alguna razón, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Manuel Altolaguirre, cautivan nuestra atención, tienen que ayudarnos en todo momento como referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Intentar comprender la biografía de Manuel Altolaguirre, el motivo por el cual Manuel Altolaguirre vivió como lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo durante su vida, es algo que nos ayudará por un lado a vislumbrar mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que se mueve, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Manuel Altolaguirre

(Málaga, 1905 - Burgos, 1959) Poeta español. La fundación en colaboración con Emilio Prados de la revista Litoral y de otras importantes publicaciones de la Generación del 27 (Poesía, Héroe, 1916, Caballo Verde para la Poesía) lo acreditan como una figura destacada de ese privilegiado momento de la cultura española. Los diversos títulos de su producción, recopilada tras su muerte en Poesías completas (1960), dan cuenta del carácter neorromántico e intimista de su poesía, cercana a la canción, emotiva y en algunas ocasiones surrealista.

Durante su prolongado exilio, primero en Cuba y luego en México, Manuel Altolaguirre siguió con sus actividades de impresor y editor, publicó una colección de poetas clásicos españoles con el título de La Verónica, y se interesó por el cine: escribió el guión y produjo la película Subida al cielo (1951), dirigida por Luis Buñuel, y realizó una versión fílmica de El cantar de los cantares. Como autor teatral publicó Entre dos públicos (1934).

Entre sus obras no poéticas destaca el volumen Garcilaso De La Vega (1933), original ejemplo de biografía novelada que entrelaza armoniosamente la documentación histórica con la disgresión imaginaria. Realizó versiones poéticas de Alexander Pushkin y Percy Bysshe Shelley y recopiló y publicó una Antología de la poesía romántica española (1932). En 1959, durante un segundo viaje a España desde su partida al exilio, perdió la vida en una carretera de Burgos.

Manuel Altolaguirre demostró un interés precoz por la actividad editorial, que definía como "un auténtico rincón de poesía", y durante toda su vida se comportó como un artista-artesano que no sólo componía sino que también imprimía sus propias obras. Miembro de la generación del 27, desde sus años juveniles apreció el magisterio poético de los clásicos, desde Garcilaso De La Vega a Luis de Góngora, y las lecciones de contemporáneos suyos, como Juan Ramón Jiménez y sus compañeros (y en realidad, amigos) de generación: Pedro Salinas, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Luis Cernuda o Vicente Aleixandre.

Las islas invitadas y otros poemas (1926), su primera antología, varias veces reeditada, muestra una predilección por los temas naturalistas, aunque reinterpretados como restos de un mítico y sensual paraíso terrenal. En su libro siguiente, Ejemplo (1927), influido por la poética surrealista, la división antinómica entre percepción y reflexión, cuerpo y alma, materia y espíritu, agrietaba la consonancia panteísta que unía al hombre con el mundo.

Su vena introspectiva se potencia en antologías posteriores: Soledades juntas (1931), La lenta libertad (1936), Nube temporal (1939) y Fin de un amor (1949). El proceso evolutivo de su poesía marcha paralelo a su experiencia vital, herida por el dolor o bendecida por el amor. En efecto, sus estados de ánimo determinan el criterio para organizar cada una de sus antologías, incluyendo o excluyendo composiciones, según las circunstancias de cada momento.

En el libro titulado Poemas de América (1955) reunió composiciones de temas existenciales diversos, que no habían encontrado acomodo en las antologías precedentes. En 1960 se publicaron póstumamente en México sus Poesías, que comprendían textos inéditos o publicados de modo disperso en diversas revistas literarias. A partir de 1982 empezó a aparecer la edición española de su obra completa, que confirma que, aunque de modo fragmentario, no puede separarse su maduración poética de su biografía cronológica.

"La poesía -afirmaba Altolaguirre en 1951-, tanto si es exterior como si es profunda, es mi principal fuente de conocimiento. Me muestra el mundo y con ella aprendo a conocerme a mí mismo. Por eso el poeta no tiene nada nuevo que decir. La poesía nos revela aquello que ya sabíamos y habíamos olvidado. Sirve para rescatar el tiempo, para levantarnos la moral, para tener el alma completa, en vez de fugaces momentos de vida. En ella experimentamos más la muerte que el sueño, y nos liberamos de lo contingente, de lo efímero. Ella nos hace unánimes y comunicativos".

Colabora para ampliar la biografía de Manuel Altolaguirre

¿Qué piensas de la vida de Manuel Altolaguirre? ¿Has hallado todo aquello que pensabas que ibas a encontrar?

Sin duda conocer en profundidad a Manuel Altolaguirre es algo que se reserva a escasas personas, y que pretender reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Manuel Altolaguirre es una suerte de enigmaque posiblemente alcancemos a reconstruir si contribuimos conjuntamente.

Debido a esto, si eres de esas personas que confían en que de forma colaborativa existen posibilidades de crear algo mejor, y conservas información sobre la biografía de Manuel Altolaguirre, o en relación con algún elemento de su figura u creación que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son decididamente esenciales, ya que perfilan la diversidad, y en el tema de la vida de una persona como Manuel Altolaguirre, que detentó su relevancia en un momento histórico concreto, es esencia tratar de mostrar una visión de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para referirnos qué conocimientos tienes tú en relación con Manuel Altolaguirre. Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.