Biografía de Leopoldo Torre Nilsson

La historia universal está contada por aquellos hombres y mujeres queen el paso de los años, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han originado quela humanidad, de un modo u otro,prospere.

Ya sea inspirando a otros o siendo una pieza esencial de la acción. Leopoldo Torre Nilsson es uno de esos seres humanos cuya vida, sin duda alguna, merece nuestra consideración debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la vida de Leopoldo Torre Nilsson es conocer más acerca de un periodo concreto de la historia del género humano.

Comprender lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Leopoldo Torre Nilsson, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es una cosa fundamental para que podamos apreciar no sólo la existencia de Leopoldo Torre Nilsson, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Leopoldo Torre Nilsson, gentes a quienes de un modo u otro Leopoldo Torre Nilsson influyó, y por supuesto, entender y comprender cómo fue el hecho de vivir en la época y la sociedad en la que vivió Leopoldo Torre Nilsson.

Las biografías y las vidas de personas que, como Leopoldo Torre Nilsson, cautivan nuestro interés, tienen que servirnos en todo momento como punto de referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Tratar de comprender la biografía de Leopoldo Torre Nilsson, porqué Leopoldo Torre Nilsson vivió del modo en que lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo en su vida, es algo que nos ayudará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que avanza, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Leopoldo Torre Nilsson

(Buenos Aires, 1924-1978) Director de cine argentino que dejó en sus filmes una visión crítica de la burguesía de su país. Hijo de Leopoldo Torre Ríos, uno de los pioneros del cine argentino, Leopoldo Torre Nilsson se inició en la realización bajo las enseñanzas de su padre. Había nacido en Buenos Aires el 5 de mayo de 1924. Su primer corto data de 1947 y se titula El muro; en 1950 codirigió con su padre El crimen de Oribe. Un año más tarde conoció a la escritora Beatriz Guido, con quien formaría una de las más conspicuas parejas sentimentales y artísticas del país.

En la década de 1950 rodó El hijo del crack (1953), Para vestir santos (1955) y La casa del ángel (1956), esta última basada en la novela homónima de su esposa, galardonada con un premio literario. Se trata de una historia que transcurre hacia 1925 y que recrea las actitudes eróticas y políticas de una joven adinerada, prototipo de la burguesía de entonces. Los críticos celebraron la unión de esfuerzos entre la novelista y el director y hablaron del inicio de un nuevo lenguaje cinematográfico.

La fórmula se convirtió en una exitosa "marca registrada" que dio sus frutos a lo largo de veinte años, aunque con resultados desiguales: Fin de fiesta y La mano en la trampa, estrenadas respectivamente en 1959 y 1960, cosecharon los mayores aplausos. Esta última, protagonizada por Francisco Rabal y Elsa Daniel, se llevó el Gran Premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica en el Festival de Cannes.

Formado bajo las influencias de los grandes escritores argentinos, Leopoldo Torre Nilsson adaptó también Los siete locos, de Roberto Arlt, con la que obtuvo un premio en el festival de Río de Janeiro; Boquitas pintadas, de Manuel Puig, galardonada en el festival de San Sebastián (1974), y La guerra del cerdo, de Adolfo Bioy Casares, en 1975. Antes había comenzado a llevar al celuloide diversas gestas de la independencia argentina: El santo de la espada (1969) y Güemes. La tierra en armas (1971), en las cuales no logró desprenderse de un cierto acartonamiento.

Ese mismo año dirigió a uno de sus actores favoritos, Alfredo Alcón, en La mafia, y en 1975 rodó su última obra, Piedra Libre, prohibida por la censura debido a su "contenido inmoral y disolvente". Falleció en Buenos Aires el 8 de agosto de 1978; con su muerte desaparecía uno de los más grandes cineastas argentinos. Otros títulos destacados de su filmografía son El secuestrador (1958), La caída (1959), Setenta veces siete (1962), La terraza (1963), Martín Fierro (1968) y El pibe Cabeza (1974).

Colabora para ampliar la biografía de Leopoldo Torre Nilsson

¿Qué te ha parecido la vida de Leopoldo Torre Nilsson? ¿Has hallado toda aquella información que esperabas encontrar?

Es cierto que descubrir en lo más recóndito a Leopoldo Torre Nilsson es algo que está reservado a escasas personas, y que tratar de recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Leopoldo Torre Nilsson es una especie de rompecabezasque tal vez lleguemos a rehacer si cooperamos juntos.

A causa de esto, si eres de aquellos que creen en que de modo colaborativo existen posibilidades de elaborar algo mejor, y tienes información en relación con la biografía de Leopoldo Torre Nilsson, o con respecto a algún pormenor de su personalidad u obra que no hayamos contemplado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son decididamente imprescindibles, ya que perfilan la diversidad, y en el tema de la vida de una persona como Leopoldo Torre Nilsson, que detentó su importancia en un momento histórico concreto, es imprescindible intentar ofrecer una visión de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos tienes tú con respecto a Leopoldo Torre Nilsson. Estaremos complacidos de perfeccionar esta biografía con más información.