Biografía de Julio Camba

La historia del mundo está escrita por aquellos hombres y mujeres quea lo largo de los siglos, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han hecho quela humanidad, de un modo u otro,avance.

Ya sea inspirando a otras personas o siendo una pieza esencial de la acción. Julio Camba es una de esas personas cuya vida, en verdad, merece nuestro interés debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la biografía de Julio Camba es conocer más sobre una época concreta de la historia de la humanidad.

Vida y Biografía de Julio Camba

(Villanueva de Arosa, 1882 - Madrid, 1962) Escritor y periodista español. Cursó los primeros estudios en su villa natal y, a los trece años, embarcó como polizón rumbo a Buenos Aires, donde residió dos años. De regreso a la patria colaboró en el Diario de Pontevedra, reflejando en sus crónicas las experiencias adquiridas en tierras argentinas. Poco después se trasladó a Madrid dispuesto a dedicarse al periodismo y, aunque sus principios no fueron fáciles, su tenacidad le abrió las puertas del diario El País; sus escritos correctos e intencionados pronto llamaron la atención.

Algo más tarde pasó a la redacción de España Nueva y de aquí a la de El Mundo, ocupando ya un lugar destacado en este importante y recién creado periódico. Pero como su inquietud y el ansia de novedades le exigían cambiar de sitio, no tardó en marchar a Constantinopla como corresponsal de La Correspondencia de España. Así iniciaba Camba su brillante carrera de periodista viajero y cosmopolita.

Tras una larga permanencia en Turquía volvió a Madrid, ingresando de nuevo como redactor de El Mundo; pero en el joven periodista se había despertado el afán de viajar y no cejó hasta ser enviado a París como cronista. Fue a partir de entonces cuando sus escritos adquirieron el sello definitivo de su personalidad. En las crónicas que escribía para El Mundo se advertía ya su estilo característico con el que tanta popularidad había de alcanzar.

De París fue Camba a Londres, donde vivió dos años, trasladándose luego a Munich también en calidad de corresponsal. No estuvo mucho tiempo aquí porque el periódico ABC contrató sus servicios y hubo de instalarse en Berlín, permaneciendo hasta el estallido de la primera Guerra Mundial. Obligado a volver a España, salió inmediatamente para los Estados Unidos, y allí reside hasta que en la primavera de 1917 este país intervino en la contienda.

Llegado a Madrid se dedicó durante unos años a una intensa actividad literaria, fruto de la cual fueron algunas de sus mejores obras. De nuevo emprendió viaje a Norteamérica, residiendo en Nueva York hasta 1931; pero la proclamación de la segunda República española lo trajo otra vez a la patria. Durante una de sus muchas salidas al extranjero le sorprendió en Portugal el Alzamiento, entrando Camba en la España Nacional y retirándose a vivir a su casa de Villanueva de Arosa. A partir de estas fechas sus viajes fueron más espaciados y cortos, viviendo entre Galicia y Madrid los últimos años de su agitada vida.

Su obra, hecha de ingenio y fino humorismo, está marcada por un sello muy personal. La sátira, o mejor, la ironía de Camba no es nunca áspera y se complace en acentuar, siempre en tono menor, los aspectos cómicos y los divertidos contrastes que descubre a su paso, con fina y penetrante mirada de humorista nato. A través de su inmensa producción literaria se adivina en él a un puro intelectual y a un sutil y elegante crítico.

Sin duda, sus dos mejores libros son La rana viajera (1921) y Aventuras de una peseta (1923). Entre sus muchas obras, nacidas de propias experiencias, merecen citarse: Las alas de Ícaro (1913), Alemania (1916), Londres (1916), Playas, ciudades y montañas (1917), Un año en el otro mundo (1917), Sobre casi todo y Sobre casi nada (1928). En otro orden son curiosas La casa de Lúculo o el arte de bien comer (1929), La ciudad automática y Haciendo de República (1945). Escribió otras muchas más, tales como Esto, aquello y todo lo demás, Ni Fú ni Fá, etc. En 1943, la Real Academia Española le concedió el Premio Castillo de Chirel. Por su artículo Las plumas de avestruz obtuvo en 1951 el Premio Mariano De Cavia correspondiente a ese año.

Colabora para ampliar la biografía de Julio Camba

¿Qué juicio te merece la existencia de Julio Camba? ¿Has hallado todo aquello que pensabas que ibas a hallar?

Indudablemente llegar a comprender a Julio Camba es algo que se reserva a muy pocas personas, y que tratar de reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Julio Camba es una suerte de puzzleque posiblemente alcancemos a reconstruir si contribuimos todos a la vez.

Por eso, si eres del tipo de personas que creen en que de modo colaborativo se puede elaborar algo mejor, y detentas información en relación con la biografía de Julio Camba, o sobre algún particularidad de su personalidad u creación que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son siempre fundamentales, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de alguien como Julio Camba, que tuvo su trascendencia en una época determinada, es imprescindible intentar mostrar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

contacta con nosotros para relatarnos qué sabes con respecto a Julio Camba. Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.