Biografía de Juan de Flandes

Ya sea inspirando a más seres humanos o tomando parte de la acción. Juan de Flandes es uno de esos seres humanos cuya vida, realmente, merece nuestra atención debido al grado de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Juan de Flandes es comprender más acerca de un periodo concreto de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque sabes de la trascendencia que tuvo Juan de Flandes en la historia. El modo en que vivió y aquello que hizo mientras permaneció en el mundo fue decisivo no sólo para aquellas personas que conocieron a Juan de Flandes, sino que posiblemente produjo una señal mucho más honda de lo que logremosfigurar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Juan de Flandes en persona.Juan de Flandes fue una persona que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Juan de Flandes, atraen nuestra atención, tienen que ayudarnos siempre como punto de referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Juan de Flandes, porqué Juan de Flandes vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos ayudará por un lado a vislumbrar mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Juan de Flandes

(Flandes, c. 1465 - Palencia, c. 1519) Pintor flamenco activo en España. Se desconoce su trayectoria antes de 1496, momento en que está documentada su presencia en Castilla al servicio de Isabel la Católica. Del Políptico de Isabel la Católica se conserva poco más de la mitad de las 47 tablitas originales; su estilo evidencia la formación flamenca del artista (en especial, la obra de Gérard David) y la incorporación de algunos elementos de procedencia italiana, como los fondos arquitectónicos cuatrocentistas.

En las escenas del Políptico, que reproducen pasajes de los evangelios, destacan el paisaje matizado por una luz clara, la nitidez en los contornos y una ejecución miniaturizada de la vegetación y de la arquitectura; las figuras exhiben una expresividad precursora de las formas renacentistas, y el colorido, en tablas como la de La Transfiguración, contrasta en ricas gamas cromáticas. Entre las tablas conservadas de este retablo sobresalen la escena de la Multiplicación de los panes, en la que una de las figuras femeninas pudiera identificarse con Isabel la Católica; la Tentación de Jesús, en la que el diablo viste hábito de fraile; la Cena en casa de Simón, cuyos fondos arquitectónicos incluyen detalles renacentistas; y las de La Samaritana y el Noli me tangere; el Museo de Viena conserva las tablas de Cristo en la cruz y el Calvario, procedentes de este retablo.

En 1505 está documentada su presencia en Salamanca, período en que Juan De Flandes realizó el retablo de la capilla de la Universidad de Salamanca, que había iniciado Felipe de Vigarny y del que sólo se conservan un pequeño resto con las figuras de Santa Polonia y Santa María Magdalena. Para el hospital de la misma Universidad, Juan De Flandes pintó el Retablo de San Miguel, del cual se guardan, en el Museo Diocesano de Salamanca, las imágenes de San Miguel, Santiago Apóstol, San Francisco De Asís y la Piedad, flanqueada por San Pedro y San Pablo; este retablo, posterior a 1508, fue colocado inicialmente sobre el sepulcro de Francisco Rodríguez, y sus modernas calidades plásticas motivaron que en principio fuera atribuido a Bartolomé Bermejo.

En 1509 contrató el retablo mayor de la catedral de Palencia, obra de gran envergadura, con la representación de la vida de Jesús de Nazaret en doce tablas; en esta obra evolucionó hacia una concepción monumental de sus composiciones, una mayor sensación de volumen y mayor realismo en sus figuras y una profundidad y grandeza en la escenografía arquitectónica que confiere a las escenas un aspecto renacentista. Se atribuyen también a Juan De Flandes algunos retratos de personajes de la realeza española, como Isabel la Católica, Felipe el Hermoso y Juana la Loca.

Colabora para ampliar la biografía de Juan de Flandes

¿Qué juicio te merece la existencia de Juan de Flandes? ¿Has encontrado la información que pensabas que ibas a encontrar?

Evidentemente conocer en profundidad a Juan de Flandes es algo que se reserva a muy pocas personas, y que tratar de reconstruir quién y cómo fue la vida de Juan de Flandes es una especie de rompecabezasque posiblemente lleguemos a reconstruir si contribuimos todos juntos.

Por eso, si eres de esas personas que confían en que de modo colaborativo existen posibilidades de elaborar algo mejor, y tienes información en relación con la vida de Juan de Flandes, o sobre algún faceta de su persona u obra que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son decididamente importantes, ya que destacan la singularidad, y en el tema de la vida de alguien como Juan de Flandes, que tuvo su trascendencia en una época determinada, es fundamental tratar de ofrecer una visión de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para narrarnos qué conoces sobre Juan de Flandes. Estaremos complacidos de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas