Biografía de José Joaquín Gamboa

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la importancia que detentó José Joaquín Gamboa en la historia. El modo en que vivió y las cosas que hizo mientras estuvo en la tierra fue determinante no sólo para quienes trataron a José Joaquín Gamboa, sino que posiblemente legó una huella mucho más honda de lo que logremosimaginar en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a José Joaquín Gamboa de modo personal.José Joaquín Gamboa ha sido una de esas personas que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Conocer las luces y las sombras de las personas significativas como José Joaquín Gamboa, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es algo esencial para que podamos valorar no sólo la existencia de José Joaquín Gamboa, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por José Joaquín Gamboa, aquellas personas a quienes de de una forma u otra José Joaquín Gamboa influenció, y ciertamente, comprender y entender cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió José Joaquín Gamboa.

Vida y Biografía de José Joaquín Gamboa

(Ciudad de México, 1878 - id., 1931) Dramaturgo mexicano. Ejerció como crítico teatral y ocupó diversos cargos diplomáticos en Europa. Autor de obras costumbristas y naturalistas (La muerte, 1904; El día del Juicio, 1908; El diablo tiene frío, 1923; Vía Crucis, 1925), en sus últimas obras se orientó hacia un simbolismo intelectual (El mismo caso, 1929; El caballero, la muerte y el diablo, 1931).

José Joaquín Gamboa viajó por Europa y no logró terminar la carrera de derecho, más inquieto por la literatura y el periodismo que por sus estudios. Iniciada de lleno su carrera literaria en el teatro (Soledad, zarzuela, 1899; Teresa, 1903, drama conocido también por La Carne; La muerte, 1904; El hogar, 1905, y El día del Juicio, 1908), la interrumpió para desempeñar diversos cargos diplomáticos, pero la reanudó con más vigor, quince años después. Su obra más importante, apartada realmente del resto de su teatro, es la última que escribió: El caballero, la muerte y el diablo.

Aparte de este logro dramático simbolista, hay en el teatro de José Joaquín Gamboa un costumbrismo y una delicadeza que valoran extraordinariamente su producción y explican quizás el injustificado y desdeñoso olvido con que ha sido tratado. Su obra refleja una creciente inquietud psicológica, que va adentrándose en el realismo con que arranca el dramaturgo y que caracteriza casi toda su producción. Es preciso destacar otros dos títulos: El diablo tiene frío (1923), interpretación moderna de un episodio bíblico, y Vía Crucis (1925), episodio intensamente dramático de la Revolución Mexicana.

Frente a las obras de su primera etapa (1903-1908), que sin dejar de ser realistas caían con frecuencia en los excesos del melodrama romántico tardío, las obras de este segundo periodo (1923-1925) son realistas en un sentido más amplio, tanto en el aspecto técnico como en la manera de encarar la realidad. En ellas se advierte, franca o veladamente, el influjo de la Revolución de 1910: su presencia inflama a los personajes, transforma sus costumbres y orienta hacia nuevos objetivos sus pasiones. La crisis de la evolución social aparece reflejada en Los Revillagigedos (1925).

En su tercera y última etapa el realismo queda atrás, y el autor se interna por los caminos, entonces poco frecuentados, de lo simbólico y lo abstracto. Se advierte cada vez más en Gamboa una mayor ternura, un más intenso sentido nacional y una mayor pretensión psicológica en obras como ¡Si la juventud supiera! (1927), El mismo caso (1929) o Ella (1930), hasta llegar a su obra más lograda, El caballero, la muerte y el diablo (1931), que planteaba nuevos derroteros que no pudieron madurar, porque la muerte segó la vida del autor pocos días después del estreno. Su Teatro completo, en tres volúmenes, fue publicado en 1938 con prólogo de Carlos González Peña.

Colabora para ampliar la biografía de José Joaquín Gamboa

¿Qué juicio te merece la crónica de la vida de José Joaquín Gamboa? ¿Has encontrado la información que deseabas encontrar?

Es cierto que conocer en profundidad a José Joaquín Gamboa es algo que está reservado a un grupo limitado de personas, y que intentar reconstruir quién fue y cómo fue la vida de José Joaquín Gamboa es una especie de rompecabezasque probablemente logremos reconstruir si colaboramos conjuntamente.

Por eso, si eres de las personas que creen en que de forma colaborativa existen posibilidades de hacer algo mejor, y posees información sobre la existencia de José Joaquín Gamboa, o con respecto a algún peculiaridad de su personalidad u creación que no hayamos contemplado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son en todos los casos importantes, ya que perfilan la diversidad, y en el tema de la vida de una persona como José Joaquín Gamboa, que tuvo su relevancia en un momento histórico concreto, es fundamental intentar ofrecer un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos tienes tú en relación con José Joaquín Gamboa. Estaremos muy contentos de poder completar esta biografía con más información.