Biografía de José II

La historia de la civilización está contada por los hombres y mujeres quea lo largo de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho quela humanidad, de una forma u otra,progrese.

Ya sea inspirando a otros o formando parte de la acción. José II es una de esas personas cuya vida, realmente, merece nuestra atención por el grado de influencia que tuvo en la historia.Conocer la biografía de José II es comprender más sobre periodo preciso de la historia del ser humano.

Si has llegado hasta aquí es porque eres consciente de la relevancia que tuvo José II en la historia. La forma en que vivió y aquello que hizo mientras permaneció en la tierra fue decisivo no sólo para aquellas personas que conocieron a José II , sino que tal vez legó una huella mucho más honda de lo que podamosfigurar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a José II en persona.José II ha sido un ser humano que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como José II , seducen nuestra atención, tienen que valernos en todo momento como referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Tratar de entender la biografía de José II , porqué José II vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos ayudará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que se mueve, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de José II

Emperador alemán de la Casa De Habsburgo (Viena, 1741-1790). Al morir su padre, Francisco [jorge Mario Bergoglio], en 1765, José le sucedió nominalmente como emperador de Alemania y fue asociado como corregente de los estados patrimoniales de Austria por su madre, María Teresa, que fue quien ejerció realmente el poder hasta su muerte en 1780. Culto y refinado, José se impregnó en su juventud de los ideales racionalistas de la Ilustración, encarnando en su reinado el modelo del déspota ilustrado.

Sus reformas intentaron completar la centralización y la unificación del poder iniciadas por su madre, creando el Estado burocrático y la Iglesia nacional que caracterizarían al Imperio de los Habsburgo hasta su desaparición. Para ello acabó con los privilegios y peculiaridades de Hungría, impuso la uniformización lingüística (con el alemán como lengua oficial), redujo la autonomía de los poderes locales y concentró el poder en Viena, convirtiéndola en única capital.

Actuó con igual contundencia contra el poder de la Iglesia católica, a la que intentó mantener separada de Roma y estrechamente sometida a la Corona (política conocida como «josefismo»); su pensamiento ilustrado le llevó a completar esa política religiosa decretando la libertad de cultos y la igualdad de todas las confesiones para optar a empleos públicos, medidas de las que se beneficiaron sobre todo luteranos, calvinistas y ortodoxos. Abolió la servidumbre (1781) y realizó una reforma judicial en la que eliminó la tortura (1787).

Inspirado por el pensamiento fisiocrático, siguió una política económica de liberalización de los mercados y fomento de la riqueza: libre comercio de granos, abolición de corporaciones, levantamiento de un catastro para la recaudación de un impuesto único de base agrícola, construcción de puertos para favorecer el comercio exterior, colonización de tierras.

Su dogmatismo y sus métodos autoritarios levantaron muchos descontentos y resistencias: aplastó varias sublevaciones de los checos, pero la que protagonizó la nobleza húngara le obligó a desmontar la mayor parte de sus reformas en aquel territorio; y la que tuvo lugar en los Países Bajos en 1789-90 dio lugar a la aparición de unas «Provincias Belgas Unidas» emancipadas del dominio austriaco, que sólo las reconquistaría en el reinado siguiente.

En cuanto a la política exterior de José II, fue una sucesión de fracasos: su política de concertación con Prusia para extender su poder en Alemania y en el Este fracasó ante las reticencias de Federico Ii; fracasó en sus intentos de anexionarse Baviera y Venecia; y no pudo cumplir sus aspiraciones en los Balcanes a pesar de la intervención en la Guerra Ruso-Turca (1788). Al menos, su obra de saneamiento de las finanzas y de fortalecimiento del Ejército dejó a Austria preparada para desempeñar un papel importante en la lucha contra la Francia revolucionaria que se desencadenó después de su muerte. Le sucedió su hermano, Leopoldo Ii.

Colabora para ampliar la biografía de José II

¿Qué opinas de la vida de José II ? ¿Has encontrado la información que esperabas hallar?

Sin duda llegar a comprender a José II es algo que se reserva a escasas personas, y que tratar de recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de José II es una suerte de enigmaque posiblemente alcancemos a rehacer si cooperamos juntos.

Por eso, si eres del tipo de personas que creen en que cooperando es posible crear algo mejor, y conservas información acerca de la biografía de José II , o acerca de algún pormenor de su persona u creación que no hayamos contemplado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son en todos los casos determinantes, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de una persona como José II , que poseyó su trascendencia en una época determinada, es esencia procurar mostrar una visión de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para contarnos qué sabes con respecto a José II . Estaremos muy contentos de poder completar esta biografía con más información.