Biografía de Joaquín Calvo Sotelo

La historia de la civilización la cuentan las mujeres y hombres queen el paso de los años, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han ocasionado quela humanidad, de un modo u otro,prospere.

Ya sea inspirando a otros seres humanos o tomando parte de la acción. Joaquín Calvo Sotelo es uno de esos seres humanos cuya vida, indudablemente, merece nuestra consideración debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Conocer la existencia de Joaquín Calvo Sotelo es conocer más sobre periodo preciso de la historia de la humanidad.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la trascendencia que detentó Joaquín Calvo Sotelo en la historia. Cómo vivió y las cosas que hizo mientras estuvo en la tierra fue determinante no sólo para quienes frecuentaron a Joaquín Calvo Sotelo, sino que posiblemente dejó una huella mucho más insondable de lo que logremosfigurar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Joaquín Calvo Sotelo de modo personal.Joaquín Calvo Sotelo fue una persona que, por alguna razón, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Joaquín Calvo Sotelo, seducen nuestro interés, tienen que servirnos siempre como referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Tratar de comprender la biografía de Joaquín Calvo Sotelo, el motivo por qué Joaquín Calvo Sotelo vivió del modo en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo en su vida, es algo que nos ayudará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Joaquín Calvo Sotelo

(La Coruña, 1905 - Madrid, 1993) Dramaturgo español. Hermano del político ultraderechista José Calvo Sotelo, se dio a conocer como dramaturgo en la década de los años treinta con una serie unas comedias burguesas que le dieron notoriedad. Este prestigio inicial se vio rápidamente incrementado merced a las piezas que escribió en colaboración con Miguel Mihura, como Viva lo imposible o El contable de estrellas (1939).

Tras la Guerra Civil, triunfó con algunas piezas propias de sesgo humorístico, como Tánger (1945) y La visita que no tocó el timbre (1949), para probar fortuna simultáneamente con un teatro más serio, como La cárcel infinita (1945) y Plaza de Oriente (1947). En esta línea algo más comprometida con la difícil situación por la que atravesaba la sociedad española de la época, estrenó Milagro en la Plaza de Oriente (1953) y la que estaba llamada a convertirse en su obra más célebre, La muralla (1954), un tibio alegato en favor de la reconciliación entre las dos Españas divididas, sometido siempre a los criterios morales impuestos por la Iglesia católica.

La obra presenta el enfrentamiento entre los familiares de un hombre rico y respetado en la sociedad conservadora de su tiempo, quien, sabiéndose abocado a una muerte inminente, decide reparar las consecuencias de un delito que cometió en su juventud. El dilema moral que puede plantearse a raíz de esta decisión afecta, más que al propio protagonista, a los seres que le rodean, quienes prefieren no reparar la injusticia cometida si de esta acción puede desprenderse un escándalo que ha de afectar gravemente al prestigio social de la familia. Para impedir que el protagonista cumpla sus deseos (o, lo que es lo mismo, para conservar las apariencias aunque de ello se derive la perpetuación de una injusticia), todos sus deudos se alían entre sí y forman en torno a él una muralla impenetrable.

Entendida, a pesar de ese enfoque religioso, como una visión alegórica de la división de España a raíz de la Guerra Civil, La muralla causó a Joaquín Calvo Sotelo enfrentamientos con la censura, por lo que el autor volvió a la vía trillada de la comedia burguesa o el drama alejado de cualquier referencia al entorno político y social inmediato. De hecho, la mayor parte de la producción de Calvo Sotelo se sitúa en la corriente acomodaticia de la alta comedia (en la línea de Jacinto Benavente), frente a la irreverencia cómica de Miguel Mihura y Enrique Jardiel Poncela y en oposición al teatro combativo y comprometido de Antonio Buero Vallejo y Alfonso Sastre.

Joaquín Calvo Sotelo volvió a contar con el favor de la crítica oficial y de los espectadores con Una muchachita de Valladolid (1957), Cartas credenciales (1960), Micaela (1962), El proceso del arzobispo Carranza (1964) y otras muchas obras que le convirtieron en uno de los autores más prolíficos del teatro español del siglo XX. En 1955 ingresó en la Real Academia Española.

También alcanzó a cultivar la prosa de ficción, con varias narraciones breves recogidas en Cinco historias de opositores (1976) y Cinco historias de opositores y once historias más (1981). Además, dio a la imprenta algunos ensayos como Diez temas musicales en una vida (1951), Mis servicios al Estado (1974), Bolsa de las palabras (1975) y Bolsa de los refranes (1992). Fue, asimismo, autor de una Memoria viva de la Transición (1991), así como de la que puede considerarse como la segunda entrega de estas memorias, publicada póstumamente bajo el título de Papeles de un cesante (1999). El mismo año de su muerte apareció una entrega poética firmada también por el autor coruñés, titulada Cuadernos de humor y luto (1993). Cabe recordar, por último, su incursión en el mundo de la televisión cultural ya en la última etapa de su vida, cuando presentó un exitoso programa basado en la difusión y el comentario de refranes y dichos populares.

Colabora para ampliar la biografía de Joaquín Calvo Sotelo

¿Qué te ha parecido la biografía de Joaquín Calvo Sotelo? ¿Has hallado toda aquella información que pensabas que ibas a hallar?

Sin duda descubrir en lo más recóndito a Joaquín Calvo Sotelo es algo que se reserva a pocas personas, y que pretender reconstruir quién y cómo fue la vida de Joaquín Calvo Sotelo es una suerte de enigmaque probablemente lleguemos a reconstruir si contribuimos todos a la vez.

Por eso, si eres del tipo de personas que confían en que cooperando existen posibilidades de crear algo mejor, y tienes información sobre la existencia de Joaquín Calvo Sotelo, o en relación con algún particularidad de su figura u creación que no se contemple en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son en todos los casos esenciales, ya que destacan la singularidad, y en la ocasión de la vida de un ser como Joaquín Calvo Sotelo, que poseyó su significación en una época concreta, es vital intentar mostrar una visión de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

contacta con nosotros para contarnos qué sabes tú en relación con Joaquín Calvo Sotelo. Estaremos complacidos de perfeccionar esta biografía con más información.