Biografía de Jean-Baptiste-Siméon Chardin

La historia del mundo está contada por las mujeres y hombres quea lo largo de los siglos, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han hecho quela humanidad, de una forma u otra,avance.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la relevancia que tuvo Jean-Baptiste-Siméon Chardin en la historia. La forma en que vivió y lo que hizo mientras estuvo en la tierra fue determinante no sólo para quienes conocieron a Jean-Baptiste-Siméon Chardin, sino que a caso legó una huella mucho más insondable de lo que podamosconcebir en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya nunca a Jean-Baptiste-Siméon Chardin en persona.Jean-Baptiste-Siméon Chardin ha sido un ser humano que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Apreciar lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Jean-Baptiste-Siméon Chardin, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es una cosa esencial para que podamos poner en valor no sólo la existencia de Jean-Baptiste-Siméon Chardin, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Jean-Baptiste-Siméon Chardin, gentes a quienes de de una u otra forma Jean-Baptiste-Siméon Chardin influyó, y sin duda, entender y comprender cómo fue el hecho de vivir en la época y la sociedad en la que vivió Jean-Baptiste-Siméon Chardin.

Vida y Biografía de Jean-Baptiste-Siméon Chardin

(París, 1699 - id., 1779) Pintor barroco francés. Su carrera profesional se inició oficialmente al ser admitido como miembro de la Real Academia de Pintura en 1728. Considerado actualmente el más importante pintor de bodegones del siglo XVIII, Jean-Siméon Chardin combinó la representación de este tema con la de escenas costumbristas.

La observación tranquila en el tratamiento de los objetos lo acerca más a la pintura austera de los hermanos Le Nain que a la de sus contemporáneos, mucho más preocupados por el brillo superficial y la fastuosidad. Los personajes de sus obras, sin embargo, no son los campesinos humildes de Le Nain, sino burgueses parisinos representados con la máxima suavidad.

Chardin llegó a gozar en su época de una gran consideración, e incluso Denis Diderot le dedicó críticas artísticas en las que se refería a él como al «gran mago» que tanto admiraba; el mismo Luis XV y numerosos mecenas respaldaron su obra. Hacia el final de su vida, sin embargo, sufrió progresivamente el rechazo de la Academia, que se concentró en la pintura de la historia y fue perdiendo cualquier interés por unas obras que representaban la belleza de la realidad más inmediata.

Colabora para ampliar la biografía de Jean-Baptiste-Siméon Chardin

¿Qué te ha parecido la existencia de Jean-Baptiste-Siméon Chardin? ¿Has hallado toda aquella información que esperabas encontrar?

Sin duda conocer profundamente a Jean-Baptiste-Siméon Chardin es algo que se reserva a un grupo limitado de personas, y que tratar de reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Jean-Baptiste-Siméon Chardin es una especie de rompecabezasque con toda probabilidad lleguemos a rehacer si contribuimos todos a la vez.

Por eso, si eres de esas personas que creen en que colaborando se puede crear algo mejor, y detentas información sobre la existencia de Jean-Baptiste-Siméon Chardin, o sobre algún matiz de su personalidad u obra que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son en todos los casos importantes, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de una persona como Jean-Baptiste-Siméon Chardin, que detentó su importancia en un momento histórico concreto, es esencia intentar ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

contacta con nosotros para referirnos qué sabes en relación con Jean-Baptiste-Siméon Chardin. Estaremos complacidos de completar esta biografía con más información.