Biografía de Jean Baptiste Isabey

Si has llegado hasta aquí es porque sabes de la relevancia que detentó Jean Baptiste Isabey en la historia. Cómo vivió y lo que hizo mientras estuvo en este mundo fue determinante no sólo para las personas que conocieron a Jean Baptiste Isabey, sino que posiblemente produjo una huella mucho más profunda de lo que logremosconcebir en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya nunca a Jean Baptiste Isabey de forma personal.Jean Baptiste Isabey ha sido uno de esos seres humanos que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Vida y Biografía de Jean Baptiste Isabey

(Nancy, 1767-París, 1855) Pintor francés que cobró celebridad por sus retratos de Napoleón y Josefina, así como por sus excelentes miniaturas. Comenzó sus estudios de pintura en Nancy, donde entró en el taller de Jean Girardet y posteriormente en el de Claudot.

Animado por el ambiente cultural de la capital, en 1785 se trasladó a París, donde estudió bajo la tutela del gran pintor neoclásico francés Jacques-Louis David. De este maestro asimiló las principales características del neoclasicismo. Su éxito fue inmediato y pronto comenzó a recibir encargos de María Antonieta, esposa de Luis Xvi, y del resto de su corte, lo que acrecentó su fama como retratista.

En 1789, al estallar la Revolución Francesa, Isabey sobrevivió a los avatares políticos que hubieran podido acarrearle sus relaciones con la monarquía y la aristocracia, y gracias sobre todo a su maestro David, su éxito continuó al recibir el encargo de retratar a los miembros de la Convención. Durante el periodo de la Convención fue una de las figuras más relevantes del panorama cultural de la capital, donde frecuentaba los salones de moda de madame Tallien, Madame Récamier, madame Staël y sobre todo el de madame Bonaparte.

Simultaneó su actividad pictórica con muchas otras, siempre matizadas por su relación con los Bonaparte. Fue profesor de dibujo de las hijas de los Beauharnais, Hortensia y Eugenia. Pero quizás lo más llamativo de sus actividades extrapictóricas fue su responsabilidad en la organización de la coronación de Napoleón (retratada por Jacques-Louis David) y de numerosas fiestas dadas por el emperador y su consorte Josefina. Para completar esta ceremonia, el emperador le encargó también la realización de treinta y dos pinturas (hoy conservadas en el Louvre, París) en las que se magnificaba la coronación.

En esta labor contó con la inestimable ayuda de su maestro, David, que contaba con experiencia en el mismo campo, ya que había organizado multitud de actos públicos durante el periodo revolucionario. Por todo ello, en 1804 fue nombrado pintor de gabinete del emperador y luego primer pintor de cámara de la emperatriz Josefina. También desempeñó los cargos de Maestro de Ceremonia y Relaciones Exteriores, vinculado con las actividades lúdicas de la corte. De entonces data su obra Napoleón en Malmaison (Museo Nacional de Versalles), su más celebre retrato del emperador.

También trabajó la porcelana como ilustrador a partir de 1809, cuando fue llamado para trabajar en la manufactura de la porcelana de Sèvres. Sobre este material realizó obras como la Mesa de los Mariscales (Museo de la Malmaison). Sus colaboraciones con la fábrica de Sèvres continuaron durante el reinado de Luis Felipe, e incluso llegó a dirigir el estudio de los artistas que trabajaban para la fábrica.

Trasladado para retratar a la familia del emperador en Viena durante el año 1812, el ministro de éste, Talleyrand, lo nombró pintor oficial del Congreso de Viena, donde permaneció hasta que en 1815 regresó a París. Siempre ligado a los avatares de la política francesa de la primera mitad del XIX francés, Isabey se trasladó a Londres durante la Restauración, donde realizó numerosos retratos. Regresó a París en 1820 al ser nombrado por Luis Xviii pintor de cámara y encargado de espectáculos, cargos que ya había desempeñado para la Casa Real. Hasta su fallecimiento en 1855 sus servicios fueron recompensados con numerosas distinciones, entre ellas su puesto de conservador de los Reales Museos durante el reinado de Luis Felipe o el título concedido por Carlos X como Oficial de la Legión de Honor, así como el cargo de pintor de gabinete.

El aspecto multidisciplinar de la obra de Jean-Baptiste Isabey asombra aún más si se hace referencia a su faceta de caricaturista de los personajes a los que retrataba, trabajos que si bien intentó que quedaran en el anonimato, tuvieron una importancia decisiva en la obra de pintores como Goya. Por su taller pasaron como discípulos Clara Montalba, Boilly y su propio hijo, Eugène Isabey (1803-1886) quien se dedicó a la pintura histórica y participó en la Expedición de Argel de 1830 como dibujante.

Colabora para ampliar la biografía de Jean Baptiste Isabey

¿Qué te ha parecido la existencia de Jean Baptiste Isabey? ¿Hallaste todo aquello que deseabas encontrar?

Indudablemente conocer en profundidad a Jean Baptiste Isabey es algo que está reservado a muy pocas personas, y que pretender reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Jean Baptiste Isabey es una especie de puzzleque probablemente alcancemos a rehacer si colaboramos juntos.

Por ese motivo, si eres de aquellos que confían en que de modo colaborativo es posible elaborar algo mejor, y tienes información con respecto a la vida de Jean Baptiste Isabey, o sobre algún matiz de su figura u creación que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son en todos los casos imprescindibles, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de una persona como Jean Baptiste Isabey, que poseyó su importancia en un momento concreto de la historia, es vital intentar brindar una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para referirnos qué conocimientos tienes tú con respecto a Jean Baptiste Isabey. Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.