Biografía de Jakob Friedrich Fries

La historia universal la narran los hombres y mujeres quea lo largo de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho queel género humano, de un modo u otro,prospere.

Apreciar lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Jakob Friedrich Fries, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es una cosa sustancial para que seamos capaces de valorar no sólo la vida de Jakob Friedrich Fries, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Jakob Friedrich Fries, gentes a quienes de un modo u otro Jakob Friedrich Fries influenció, y indudablemente, comprender y entender cómo fue vivir en la época y la sociedad en la que vivió Jakob Friedrich Fries.

Vida y Biografía de Jakob Friedrich Fries

(Barby, 1773 - Jena, 1843) Filósofo alemán. Fue profesor en las universidades de Heidelberg (1805) y de Jena (1806), cargo del que fue suspendido a causa de su liberalismo (1819-1824). Sus obras más notables son Sistema de filosofía como ciencia evidente (1804), Nueva crítica de la razón (1806) y Julio y Evágoras o la Nueva República (1814 y 1822).

La religiosidad de la comunidad de los Hermanos Moravos (en cuyo seminario de Niesky pasó algún tiempo) y la consideración de las obras de Kant proporcionaron a Jakob Friedrich Fries los estímulos decisivos a su propia filosofía, integrada por una reconstitución del criticismo en un plano psicológico y una espiritualidad en la cual se funden el sentimiento religioso y el estético.

En Leipzig escuchó provechosamente al psicólogo Platten, y en Jena, al seguir los cursos de Fichte, comprendió el carácter dogmático del idealismo romántico, al que luego atacó siempre. En 1801 se doctoró en Jena, adonde regresó como profesor libre tras algunos años pasados en Suiza en calidad de preceptor. En 1805 fue a enseñar filosofía en Heidelberg, donde publicaría su mejor obra, Nueva crítica de la razón (1806). Llegado a la cátedra de tal ciencia en Jena, permaneció allí durante el resto de sus días (1816-1843).

Sus ideas políticas liberales, expuestas en novelas y otros textos y defendidas entre la juventud académica, le valieron una serie de sospechas y enemistades. Tras su participación en una desenfrenada fiesta goliardesca de Wartburg, y después que uno de sus oyentes hubo asesinado al ministro Kotzebue (1819), Austria y Prusia llevaron a cabo tal presión que el gran duque, aunque protector suyo, hubo de hacerle abandonar la cátedra de filosofía; algunos años después lo reclamó y le confió otra de física. En este campo luchó asimismo contra la concepción idealista y romántica de la naturaleza, a la que opuso un criterio rigurosamente mecánico.

Hostil a la corriente idealista de la cual le alejaban su concepción científico-mecánica de la naturaleza, su fe moralista y sus principios políticos liberaldemócratas, Fries se reafirmó en Nueva crítica de la razón (1806) como discípulo y continuador de Kant. También para Fries la filosofía es esencialmente una teoría de los principios constitutivos de la experiencia, del sistema de las categorías, pero éstas no son el producto de una actividad sintética trascendental de la conciencia, sino de actividades psíquicas susceptibles de ser reconocidas "a posteriori" por medio de un examen psicológico.

Experiencia y ciencia están condicionadas y, por lo tanto, limitadas por nuestra constitución psicológica, a la cual Fries dedicaría un cuidadísimo estudio en su Antropología psíquica (1821). La Nueva crítica de la razón, recogiendo de Kant el principio de la fenomenicidad del mundo de la experiencia y del saber, tiende así a pasar de la posición trascendental a la psicológica.

El espiritualismo que de ello se deriva se manifiesta tanto en el concepto de la dignidad del individuo humano como fundamento de la moral (entendiendo la persona no en el sentido racionalista kantiano, sino como individualidad concreta en su relación con las demás individualidades), como en su conexión con la posibilidad de una fe que trascienda el plano de lo finito al que la individualidad misma está vinculada, para afirmar, aunque sea en sentido negativo, lo Infinito, lo Divino. La filosofía de Jakob Friedrich Fries experimentó, por obra de Nelson, un importante resurgimiento a fines del siglo XIX entre las corrientes neokantianas, distinguiéndose de ellas por su realismo espiritualista.

Colabora para ampliar la biografía de Jakob Friedrich Fries

¿Qué opinas de la biografía de Jakob Friedrich Fries? ¿Hallaste la información que esperabas hallar?

Sin duda alguna conocer profundamente a Jakob Friedrich Fries es algo que está reservado a muy pocas personas, y que intentar reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Jakob Friedrich Fries es una suerte de puzzleque tal vez lleguemos a reconstruir si contribuimos juntos.

Debido a esto, si eres del tipo de personas que confían en que de forma colaborativa se puede crear algo mejor, y posees información acerca de la vida de Jakob Friedrich Fries, o en relación con algún particularidad de su personalidad u creación que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son en todos los casos imprescindibles, ya que perfilan la diversidad, y en el tema de la vida de alguien como Jakob Friedrich Fries, que detentó su relevancia en un momento concreto de la historia, es vital intentar ofrecer un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

contacta con nosotros para contarnos qué sabes tú sobre Jakob Friedrich Fries. Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas