Biografía de Jacques Herzog

Ya sea inspirando a otros o siendo una pieza esencial de la acción. Jacques Herzog es uno de esos seres humanos cuya vida, realmente, merece nuestra atención por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Jacques Herzog es conocer más acerca de etapa determinada de la historia de la humanidad.

Apreciar las luces y las sombras de las personas significativas como Jacques Herzog, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es algo sustancial para que seamos capaces de apreciar no sólo la vida de Jacques Herzog, sino la de toda aquellas gentes que fueron inspiradas por Jacques Herzog, aquellas personas a quienes de de una u otra forma Jacques Herzog influyó, y desde luego, conocer y descifrar cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Jacques Herzog.

Las biografías y las vidas de personas que, como Jacques Herzog, atraen nuestra curiosidad, deben valernos en todo momento como referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Tratar de comprender la biografía de Jacques Herzog, porqué Jacques Herzog vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo en su vida, es algo que nos impulsará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Jacques Herzog

(Basilea, 1950) Arquitecto suizo considerado, junto con su socio Pierre de Meuron, uno de los arquitectos contemporáneos de mayor proyección internacional. A lo largo de sus más de veinte años de trayectoria profesional, la obra de Herzog y De Meuron no sólo se ha caracterizado por la austeridad formal y la innovación técnica, sino también por haber situado al hombre y sus necesidades en el centro de sus especulaciones. Quizás el mejor ejemplo de esta ética arquitectónica fue la Tate Modern, en Londres. Antigua central eléctrica reconvertida en museo, este espacio fue concebido desde el primer momento -a diferencia de otros muchos dedicados también al arte contemporáneo- pensando en la colección y las exposiciones que debía alojar y en las personas que acudirían a visitarlas.

Jacques Herzog nació en la ciudad suiza de Basilea el 19 de abril de 1950. A los veinte años de edad empezó la carrera de arquitectura en el Politécnico de Zurich, entre cuyos profesores se encontraban proyectistas tan prestigiosos como Aldo Rossi y Dolf Schnebli. Sus enseñanzas -los dos eran, en cierto modo, continuadores de los postulados racionalistas de Le Corbusier- habrían de influirle enormemente en su posterior concepción de la práctica arquitectónica.

El nacimiento de un equipo

En aquellos años de formación, Herzog trabó amistad con un alumno nacido el mismo año y en la misma ciudad que él, Pierre de Meuron. Desde entonces sus vidas habrían de correr caminos paralelos: ambos se licenciarían el mismo año, en 1975; ambos trabajarían como asistentes del profesor Schnebli hasta 1977, y ambos se asociarían un año más tarde para crear la firma Herzog & De Meuron, con sede en Basilea.

Una vez constituido el estudio, los proyectos no tardaron en llegar. En sus primeros trabajos, tales como la Casa Azul, la Casa de Piedra o el Almacén Ricola, tomaron como punto de partida la construcción tradicional y los materiales cotidianos, pero reinterpretándolos para que adquiriesen un nuevo significado. El resultado fueron unos edificios formalmente severos y de aspecto minimalista en los que el elemento más innovador se manifestaba sobre todo en el exterior, en la «piel» del edificio.

Primeros proyectos

Una de las obras que en seguida llamó la atención de la crítica especializada fue la mencionada Casa Azul (Oberwil, Suiza, 1979-1980). Las restricciones urbanísticas del municipio, que obligaban a toda nueva construcción a adecuarse a las tipologías tradicionales del lugar, convirtieron un proyecto en apariencia sencillo en una suerte de desafío. Aunque la casa conservó los elementos que armonizaban con las del vecindario -planta rectangular, cubierta a dos aguas, techo de metal corrugado, etc.-, otros aspectos la hicieron diferente a las demás. Así, por ejemplo, una ligera curvatura en el lado noreste de la vivienda hizo que visualmente ésta ganara en volumen y peso.

En la Casa de Piedra (Tavole, Italia, 1982-1988), por el contrario, se utilizó mampostería de junta seca para la construcción de los muros exteriores. Con este recurso, inspirado en las ancestrales construcciones rurales del mundo mediterráneo, se consiguieron integrar en el paisaje colindante, hasta hacerlos casi desaparecer, los contundentes y racionalistas volúmenes del inmueble. Años más tarde volverían a recuperar, en cierto modo, esta idea para construir la espectacular Bodega Dominus (Napa Valley, California, 1995-1998). En esta ocasión crearon un revestimiento formado por gaviones metálicos que rellenaron, a su vez, con rocas basálticas, permitiendo así que la luz natural se filtrase hacia el interior a través de las oquedades de las piedras.

En el Almacén Ricola (Laufen, Suiza, 1984-1987), poniendo nuevamente el énfasis en el exterior del inmueble, se levantó un caparazón formado por tablones de fibrocemento apoyados sobre resaltes. Esta solución atenuaba la rigidez de aquel enorme volumen al tiempo que creaba unos efectos visuales y un ritmo compositivo que equiparaban aquella nave a una inmensa escultura minimalista.

Años de síntesis

A fines de los años ochenta, gracias al favorable eco que habían tenido aquellos primeros proyectos, el estudio Herzog & De Meuron empezó a recibir encargos de mayor envergadura. Entre éstos cabría destacar la construcción de un parque de locomotoras (Basilea, 1989-1995) y una torre de control (Basilea, 1989-1994) para la compañía suiza del ferrocarril, o el nuevo centro de producción y almacenamiento de la empresa Ricola en Mulhouse (Alsacia, 1993-1994).

Este último proyecto supuso una síntesis de las especulaciones formales y materiales llevadas a cabo hasta la fecha. Aunque por su volumen dicho edificio se asemejaba al Almacén Ricola de Laufen, formalmente se distinguía de éste al presentar sendos voladizos en dos de sus caras. Otro elemento destacado fue el recubrimiento de esas dos fachadas con paneles de policarbonato que actuaban a modo de cortinas. Dichos paneles -en coherencia con una marca famosa en todo el mundo por elaborar caramelos a partir de plantas medicinales- se serigrafiaron con un mismo motivo vegetal.

Una solución parecida, aunque mucho más audaz, se aplicaría en la Biblioteca de la Escuela Técnica de Eberswalde (Alemania, 1994-1999), donde se revistieron por entero los cuatro costados del edificio con placas de hormigón estampadas con técnicas de impresión fotográfica. Los motivos para las serigrafías fueron encargados al conocido artista alemán Thomas Ruff, quien los escogió de entre su colección de revistas ilustradas.

La Tate Modern

El proyecto más ambicioso, y el que a la postre más fama habría de reportarles, fue la Tate Modern (Londres, 1994-2000). El reto no era pequeño, toda vez que el museo debía acomodarse a un edificio preexistente, concretamente a la antigua central eléctrica levantada por Giles Gilbert Scott entre 1948 y 1963.

Debido a que se optó por respetar al máximo el exterior del viejo edificio de ladrillo, el proyecto se centró, sobre todo, en acomodar el interior del inmueble a las exigencias de un gran museo de arte contemporáneo. «Lo importante allí fue que decidimos hacer una arquitectura de simulación: enmascaramos, difuminamos y hasta escondimos los límites entre el edificio original y el nuevo», diría el propio Herzog refiriéndose al proyecto. Así, después de haber despojado la fábrica de las viejas distribuciones, se obtuvo una inmensa caja vacía a partir de la cual se erigieron las nuevas estructuras y compartimentaciones.

Según la crítica especializada, la fluidez y la funcionalidad de la Tate Modern significó la gran alternativa a la ampulosidad y la retórica del otro gran paradigma de centro de arte contemporáneo, el Museo Guggenheim Bilbao, de Frank O. Gehry. El éxito de esta intervención en la Tate Modern fue sin duda decisivo para que, en mayo de 2001, Jacques Herzog y Pierre de Meuron recibieran el Premio Pritzker, considerado el Nobel de Arquitectura.

Proyectos recientes

En los últimos años, el estudio Herzog & De Meuron ha realizado proyectos en los principales países del mundo, entre ellos España, donde ha diseñado el futuro muelle de enlace del puerto de Santa Cruz de Tenerife y la Fundación Óscar Domínguez en la misma ciudad canaria.

Asimismo, en Barcelona ha levantado el emblemático Edificio Forum, un enorme triángulo equilátero de 160 metros de lado por sólo 25 de altura y recubierto de material translúcido, destinado a convertirse en un nuevo referente para la ciudad. El encargo más reciente ha sido la construcción de la nueva sede de exposiciones de la Fundación La Caixa en Madrid. El proyecto ha de transformar, como ya hiciera en la Tate Modern, una antigua central eléctrica en un moderno y pluridisciplinar centro cultural. Lejos de España, Herzog & De Meuron se enfrentaron a un nuevo reto en Pekín. En abril de 2003 el estudio fue seleccionado para erigir el estadio Olímpico que albergaría los Juegos de 2008, los primeros que se celebraron en China.

Colabora para ampliar la biografía de Jacques Herzog

¿Qué te ha parecido la vida de Jacques Herzog? ¿Has hallado todo aquello que esperabas encontrar?

Es cierto que conocer profundamente a Jacques Herzog es algo que se reserva a escasas personas, y que tratar de recomponer la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Jacques Herzog es una especie de rompecabezasque probablemente podamos rehacer si colaboramos conjuntamente.

Por eso, si eres de las personas que creen en que colaborando es posible elaborar algo mejor, y posees información acerca de la biografía de Jacques Herzog, o en relación con algún característica de su personalidad u obra que no se observe en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son siempre importantes, ya que destacan la singularidad, y en el caso de la vida de una persona como Jacques Herzog, que detentó su relevancia en una época determinada, es indispensable procurar ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

contacta con nosotros para relatarnos qué sabes sobre Jacques Herzog. Estaremos ilusionados de perfilar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas