Biografía de Jacques Bénigne Bossuet

La historia universal la escriben los hombres y mujeres quea lo largo de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han originado quela sociedad, de una forma u otra,progrese.

Ya sea inspirando a otros o siendo parte de la actuación. Jacques Bénigne Bossuet es una de esas personas cuya vida, en verdad, merece nuestra consideración debido al grado de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Jacques Bénigne Bossuet es conocer más sobre etapa determinada de la historia de la humanidad.

Apreciar las luces y las sombras de las personas destacadas como Jacques Bénigne Bossuet, personas que hacen girar y evolucionar al mundo, es una cosa fundamental para que podamos valorar no sólo la existencia de Jacques Bénigne Bossuet, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Jacques Bénigne Bossuet, gentes a quienes de de una forma u otra Jacques Bénigne Bossuet influenció, y desde luego, entender y comprender cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Jacques Bénigne Bossuet.

Vida y Biografía de Jacques Bénigne Bossuet

(Dijon, 1627 - París, 1704) Religioso, predicador y escritor francés. Discípulo de los jesuitas, fue arcediano en Metz. De regreso a París (1659) y entregado a la oratoria sagrada, su fama se extendió gracias a sus sermones fúnebres, como el dedicado a Ana de Austria (1667). En 1670 Luis Xiv le nombró preceptor del delfín, a quien dedicó diez años de su vida y obras como el Discurso sobre la historia universal (1681). Concluida esta misión, fue nombrado obispo de Meaux (1681). Intervino en la Asamblea del clero, combatió la Reforma protestante y, oponiéndose a su amigo François Fénelon, intervino en la querella del quietismo. Enemigo del teatro por considerarlo inmoral (lo criticó acerbamente en Máximas y reflexiones sobre la comedia, obra de 1694), en el último período de su vida retornó a la predicación. Entre sus muchas obras cabe destacar, aunque inacabada y editada tras su muerte, Política deducida de las propias palabras de la Sagrada Escritura (1709).

Nacido en una tradicional familia de magistrados, J. B. Bossuet estudió con los jesuitas, y en 1650 se ordenó sacerdote en París y obtuvo el título de doctor en Teología. Demostró sus aptitudes de predicador en Metz y despertó el interés de San Vicente de Paúl, quien le encargó varios sermones y oraciones fúnebres. En 1669 fue nombrado obispo de Condom y en 1670 el rey Luis Xiv le encargó la educación del delfín, heredero de la corona.

Siendo preceptor en la corte escribió algunas de sus principales obras, como el Discurso sobre la historia universal (1681), donde explicó sus argumentos para la construcción de una concepción providencialista de la historia. En 1681 recibió el nombramiento de obispo de Meaux, y en 1697 el de Consejero de Estado. Buscó la unión de católicos y protestantes bajo el gobierno de un rey filósofo cristiano y participó de las polémicas suscitadas en el seno del cristianismo. Muchos de sus textos fueron utilizados como referencia en las controversias religiosas de la época; un ejemplo es su Historia de las variaciones de las Iglesias protestantes (1688).

Sus obras, de una prosa lírica y vehemente, muchas de ellas inspiradas en la elocuencia de Cicerón y San Agustín de Hipona, incluyen las Oraciones fúnebres de Enriqueta de Francia (1669), que constituyen un modelo del género, Política deducida de las propias palabras de la Sagrada Escritura (1709) y Del conocimiento de Dios y de sí mismo (1722).

Numerosos historiadores lo reconocen como uno de los principales teóricos del sistema político del Antiguo Régimen o monarquía absoluta de derecho divino, cuyos conceptos dominaron la teoría política del siglo XVII en toda Europa y se mantuvieron hasta la época de la Revolución Francesa. El ideario de Jacques Bénigne Bossuet defendía la igualdad entre todos los hombres, pero entendía que la única forma de garantizar la paz y la seguridad era la implantación de un Estado gobernado por un rey cuya autoridad le era dada por Dios, y en quien los hombres debían depositar su derecho natural a regirse.

Colabora para ampliar la biografía de Jacques Bénigne Bossuet

¿Qué te ha parecido la crónica de la vida de Jacques Bénigne Bossuet? ¿Has hallado todo aquello que deseabas encontrar?

Sin duda descubrir en lo más recóndito a Jacques Bénigne Bossuet es algo que se reserva a escasas personas, y que pretender reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Jacques Bénigne Bossuet es una especie de puzzleque tal vez consigamos reconstruir si cooperamos todos en conjunto.

Debido a esto, si eres de aquellos que confían en que colaborando existen posibilidades de elaborar algo mejor, y tienes información acerca de la vida de Jacques Bénigne Bossuet, o en relación con algún característica de su figura u creación que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son en todos los casos fundamentales, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de una persona como Jacques Bénigne Bossuet, que detentó su significación en una época determinada, es vital tratar de ofrecer un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para narrarnos qué conocimientos posees en relación con Jacques Bénigne Bossuet. Estaremos complacidos de perfeccionar esta biografía con más información.