Biografía de Ignacio López Tarso

La historia del mundo la cuentan aquellas personas queen el transcurrir de los siglos, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han hecho quela civilización, de una forma u otra,prospere.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la importancia que tuvo Ignacio López Tarso en la historia. El modo en que vivió y las cosas que hizo durante el tiempo que permaneció en la tierra fue decisivo no sólo para aquellas personas que trataron a Ignacio López Tarso, sino que posiblemente legó una huella mucho más honda de lo que podamossospechar en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Ignacio López Tarso personalmente.Ignacio López Tarso ha sido una persona que, por alguna causa, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Comprender las luces y las sombras de las personas destacadas como Ignacio López Tarso, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es una cosa básica para que seamos capaces de apreciar no sólo la existencia de Ignacio López Tarso, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Ignacio López Tarso, gentes a quienes de un modo u otro Ignacio López Tarso influyó, y por supuesto, comprender y entender cómo fue vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Ignacio López Tarso.

Las biografías y las vidas de personas que, como Ignacio López Tarso, cautivan nuestra curiosidad, tienen que ayudarnos en todo momento como punto de referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Ignacio López Tarso, el motivo por el cual Ignacio López Tarso vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos impulsará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Ignacio López Tarso

(Ciudad de México, 1925) Actor teatral y cinematográfico considerado uno de los más importantes de la escena mexicana del siglo XX. Ignacio López Tarso estudió arte dramático en la Escuela de Arte Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes, e inició su carrera de actor en la Compañía de Teatro Estudiantil Autónomo. Posteriormente pasaría a formar parte de la compañía de Teatro Clásico de México, con la que interpretó un repertorio de obras del teatro clásico español, como La Celestina de Fernando De Rojas y Las mocedades del Cid de Guillén De Castro.

Alcanzó el pleno reconocimiento profesional encarnando al soberano azteca Moctezuma Xocoyotzin en Moctezuma Ii, de Sergio Magaña. A partir de ese momento se convirtió en un actor imprescindible en las obras de los dramaturgos Emilio Carballido, Luisa Josefina Hernández y Sergio Magaña, y en los montajes del director teatral de origen japonés Seki Sano. Discípulo de Stanislavski, Seki Sano introdujo en México el método de formación y dirección de actores de su maestro, lo que propició el desarrollo del realismo. Estos artistas formaron un grupo que lideraría la renovación del teatro mexicano en los años cincuenta.

Bajo la dirección de Seki Sano, Ignacio López Tarso trabajó en Las brujas de Salem (1953), de Arthur Miller, y en Prueba de fuego. Otras obras en las que demostró su solvencia como actor fueron El precio (también de Arthur Miller), Enrique Iv (1922), de Luigi Pirandello, y El rey se muere (1962), de Eugène Ionesco.

Por lo que respecta a su carrera cinematográfica, López Tarso desempeñó también una labor importante en el desarrollo del cine de su país, participando en títulos memorables como Nazarín (1958), de Luis Buñuel; Juana Gallo (1960), de Miguel Zacarías, o Tarahumara (1964), de Luis Alcoriza. Con el director Roberto Gavaldón rodó destacados filmes como Macario (1960), El Gallo de oro (1964) y La vida inútil de Pito Pérez (1970).

Ganó en dos ocasiones el Premio Golden Gate al mejor actor, la primera por su trabajo en El hombre de papel (1963), de Ismael Rodríguez, y la segunda por la ya citada Macario (1960), de Roberto Gavaldón. En los años 70 y 80 participó en varias series históricas de televisión, como El derecho de nacer (1981) o Senda de Gloria (1987), ambientadas en la Revolución Mexicana.

Colabora para ampliar la biografía de Ignacio López Tarso

¿Qué te ha parecido la biografía de Ignacio López Tarso? ¿Has encontrado la información que esperabas encontrar?

Está claro que llegar a comprender a Ignacio López Tarso es algo que se reserva a un grupo limitado de personas, y que pretender reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Ignacio López Tarso es una especie de rompecabezasque probablemente podamos reconstruir si colaboramos todos en conjunto.

Por esta razón, si eres de las personas que creen en que colaborando se puede crear algo mejor, y detentas información con respecto a la vida de Ignacio López Tarso, o sobre algún faceta de su figura u creación que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son siempre imprescindibles, ya que perfilan la diversidad, y en el tema de la vida de alguien como Ignacio López Tarso, que detentó su relevancia en una época concreta, es esencia intentar brindar una visión de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos posees acerca de Ignacio López Tarso. Estaremos ilusionados de completar esta biografía con más información.