Biografía de Hugo Lindo

Si has llegado hasta aquí es porque eres sabedor de la importancia que tuvo Hugo Lindo en la historia. La manera en que vivió y lo que hizo mientras permaneció en la tierra fue decisivo no sólo para las personas que frecuentaron a Hugo Lindo, sino que posiblemente legó una señal mucho más honda de lo que podamossospechar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Hugo Lindo de modo personal.Hugo Lindo fue una de esas personas que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Hugo Lindo, cautivan nuestra atención, deben ayudarnos en todo momento como referencia y reflexión para proponer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Intentar comprender la biografía de Hugo Lindo, porqué Hugo Lindo vivió de la forma en que lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo durante su vida, es algo que nos impulsará por un lado a vislumbrar mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Hugo Lindo

(La Unión, 1917 - El Salvador, 1985) Poeta, novelista y cuentista salvadoreño cuya poesía se caracteriza por su impronta religiosa y metafísica, como en el poema Católica biografía del dolor (1943). La mirada comprometida define su obra narrativa y ensayística.

Hugo Lindo estudió jurisprudencia y ciencias sociales la Universidad de El Salvador, por la que se doctoró en 1948. Su tesis, El divorcio en El Salvador, fue galardonada con una medalla de oro por las autoridades académicas. Sirvió como embajador en Bogotá y Madrid y llegó a ser ministro de educación (1961). Posteriormente fue nombrado director de la Oficina de Asuntos Culturales de la Organización de Estados Centroamericanos. Perteneció a la Academia Salvadoreña de la Lengua, de la que fue director emérito, y fue miembro correspondiente de las Academias de España, Chile, Colombia y Honduras.

Aunque apenas si comparte rasgos con Roque Dalton o David Escobar Galindo, la producción lírica de Hugo Lindo suele incluirse, junto a la de estos autores, en lo más granado de la reciente poesía salvadoreña, que había dado ya figuras como el modernista Francisco Gavidia o la poetisa Claudia Lars. La poesía de Hugo Lindo busca alcanzar la revelación lírica a través de la claridad y la transparencia, y es también un acto de conocimiento, una búsqueda de las formas enclavadas en la realidad. La exactitud y claridad poéticas, sin embargo, denotan una lucha contra lo transitorio de la vida, las cosas y las propias palabras: "Y cada vez que pienso una palabra /digo / no es esto, / no. // Cubre una red sonora / un extenso vacío.// No es esto, / no. / Todavía no es esto.// Mejor borremos una a una, todas / las palabras escritas", sentimiento de fugacidad que intenta vencer suministrando a las palabras todo su poder redentor.

Entre sus numerosos poemarios merecen destacarse Clavelia (1936), Poema eucarístico y otros (1943), Libro de horas (1948, primer premio del Certamen Permanente 15 de Septiembre), Sinfonía sin límites (1953), Trece instantes (1959), Varia poesía (1961), Navegante río (1963, primer premio de los Juegos Florales de Quezaltenango), Sólo la voz (1968, premiado en el Certamen Nacional de Cultural), Maneras de llover (1969), Este pequeño siempre (1971), Resonancia de Vivaldi (1976), Fácil palabra (1985) y Aquí mi tierra (1989). Póstumamente apareció Desmesura (1993), un largo poema de carácter autobiográfico que quedó inconcluso.

Sus cuentos fueron antologados en diversas selecciones regionales como la Antología del cuento moderno centroamericano (1949-1950). De su obra en prosa destacan sus narraciones religiosas e introspectivas como El anzuelo de Dios (1956) y ¡Justicia, señor gobernador! (1960), junto a otras novelas como Cada día tiene su afán (1964) y Yo soy la memoria (1983). En 1970 prologó los dos tomos de las Obras escogidas de Salarrué [Salvador Salazar Arrué], otra de las grandes figuras de las letras salvadoreñas.

Colabora para ampliar la biografía de Hugo Lindo

¿Qué piensas de la existencia de Hugo Lindo? ¿Hallaste todo aquello que pensabas que ibas a encontrar?

Es cierto que conocer en profundidad a Hugo Lindo es algo que está reservado a escasas personas, y que tratar de recomponer quién fue y cómo fue la vida de Hugo Lindo es una especie de puzzleque tal vez lleguemos a reconstruir si cooperamos todos juntos.

Por eso, si eres de aquellos que confían en que cooperando es posible crear algo mejor, y posees información sobre la existencia de Hugo Lindo, o acerca de algún particularidad de su persona u creación que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son decididamente determinantes, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de alguien como Hugo Lindo, que detentó su significación en una época determinada, es esencia intentar ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

contacta con nosotros para narrarnos qué conoces con respecto a Hugo Lindo. Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.