Biografía de Henryk Sienkiewicz

Ya sea inspirando a más seres humanos o tomando parte de la acción. Henryk Sienkiewicz es una de las personas cuya vida, realmente, merece nuestra atención debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Henryk Sienkiewicz es conocer más acerca de periodo preciso de la historia del ser humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la trascendencia que tuvo Henryk Sienkiewicz en la historia. La forma en que vivió y lo que hizo durante el tiempo que estuvo en este mundo fue determinante no sólo para las personas que conocieron a Henryk Sienkiewicz, sino que posiblemente produjo una huella mucho más profunda de lo que podamosconcebir en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Henryk Sienkiewicz de modo personal.Henryk Sienkiewicz ha sido una persona que, por alguna razón, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Conocer lo bueno y lo malo de las personas significativas como Henryk Sienkiewicz, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es algo fundamental para que podamos poner en valor no sólo la existencia de Henryk Sienkiewicz, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Henryk Sienkiewicz, gentes a quienes de de una forma u otra Henryk Sienkiewicz influyó, y ciertamente, entender y comprender cómo fue el hecho de vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Henryk Sienkiewicz.

Vida y Biografía de Henryk Sienkiewicz

(Wola Okrzejska, 1846 - Vevey, 1916) Escritor polaco. Hijo de una familia perteneciente a la nobleza campesina, se formó en un ambiente rural donde se mantenían vivas las tradiciones polacas. Estudió en Varsovia, y luego inició su carrera como periodista (1869). De 1876 a 1879 realizó varios viajes por California, Francia e Italia; posteriormente visitaría España, Grecia, Turquía, y, otra vez, América. En 1882 se hizo cargo de la dirección del periódico conservador Slowo. Haciendo uso de su prestigio en defensa de la causa de Polonia, dirigió una carta abierta a Guillermo II de Alemania, en la que se oponía a la germanización de la Posnania y con la que atrajo la atención mundial sobre la suerte de su país. Al iniciarse la Primera Guerra Mundial se encontraba en Suiza, donde formó, con Paderewski, el comité para las víctimas de la guerra en Polonia.

Como narrador, se le recuerda sobre todo por sus novelas inspiradas en la historia de Polonia: A sangre y fuego (1884), El diluvio (1886), El señor Wolodyjowski (1888), Sin dogma (1891), La familia Polaniecki (1894) y Los cruzados (1897-1900). Son también notables sus relatos (Nadie es profeta en su tierra, 1872; Bocetos al carbón, 1880), sus novelas cortas (Bartek el vencedor, 1882; El torrero, 1880; Sachem, 1889) y la novela histórica Quo vadis? (1896).

Ya en su juventud había publicado cuentos y novelas como En vano y Humorísticas de la carpeta de Worszyllo (1872-73). Las obras que le valieron inmediatamente el interés de toda Polonia fueron El viejo servidor y Ana, en las que reconstruye el ambiente de su casa a través de una delicada narración. La pasión por los viajes le proporcionó nuevos temas e inspiraciones para interesantes relatos (Cartas de viaje) y numerosos cuentos, entre los cuales figura El torrero, posiblemente el texto más bello de su género de toda la literatura polaca.

Sin embargo, en el curso de la evolución de su talento de escritor, y aun cuando hubiera iniciado su actividad bajo tendencias positivistas, Henryk Sienkiewicz se sintió cansado del mundo de la pequeña burguesía, y buscó a sus héroes en el conjunto de las grandes figuras históricas del pasado de su patria; ello dio lugar a la trilogía que forman las novelas A sangre y fuego, El diluvio y El señor Wolodyjowski, y a Los cruzados, obras junto a las cuales aparecieron dos novelas de argumento moderno: Sin dogma y La familia Polaniecki. En 1896 publicó Quo vadis?, novela histórica ambientada en tiempos de Nerón que le valió una celebridad mundial. En 1905 recibió el premio Nobel de Literatura. Posteriormente dio todavía a la luz otra novela histórica, aun cuando de menor valor, como Sobre el campo de la gloria. Obra muy bella es, en cambio, Por desiertos y yermos, novela juvenil de aventuras al modo de las de Julio Verne.

Colabora para ampliar la biografía de Henryk Sienkiewicz

¿Qué te ha parecido la existencia de Henryk Sienkiewicz? ¿Has hallado la información que esperabas hallar?

Sin duda alguna llegar a comprender a Henryk Sienkiewicz es algo que está reservado a escasas personas, y que pretender recomponer quién y cómo fue la vida de Henryk Sienkiewicz es una especie de puzzleque con toda probabilidad consigamos reconstruir si cooperamos todos a la vez.

Por ese motivo, si eres del tipo de personas que confían en que colaborando se puede elaborar algo mejor, y tienes información en relación con la existencia de Henryk Sienkiewicz, o sobre algún característica de su personalidad u creación que no se contemple en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre importantes, ya que marcan la diferencia, y en el tema de la vida de un ser como Henryk Sienkiewicz, que poseyó su trascendencia en un momento histórico concreto, es vital procurar mostrar un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos posees acerca de Henryk Sienkiewicz. Estaremos complacidos de completar esta biografía con más información.