Biografía de Hashim Thaçi

La historia de la civilización la escriben las personas queen el transcurrir de los siglos, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han originado queel mundo, de una forma u otra,prospere.

Ya sea inspirando a otras personas o formando parte de la acción. Hashim Thaçi es una de esas personas cuya vida, realmente, merece nuestra atención por el grado de influencia que tuvo en la historia.Conocer la biografía de Hashim Thaçi es comprender más acerca de una época concreta de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la importancia que atesoró Hashim Thaçi en la historia. La forma en que vivió y las cosas que hizo en el tiempo en que estuvo en el mundo fue determinante no sólo para quienes conocieron a Hashim Thaçi, sino que quizá dejó una huella mucho más profunda de lo que logremosconcebir en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya nunca a Hashim Thaçi de forma personal.Hashim Thaçi ha sido un ser humano que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Vida y Biografía de Hashim Thaçi

(Buroja, Srbica, 1968) Político kosovar. Ex líder del Ejército de Liberación de Kosovo (UÇK) y primer ministro de Kosovo desde 2008, fue uno de los principales actores en el difícil proceso de emancipación del país, el último de los surgidos de las cenizas de la extinta Yugoslavia. En su condición de primer ministro de Kosovo (provincia autónoma de Serbia bajo administración de la ONU desde 1999), el 17 de febrero 2008 proclamó unilateralmente la independencia.

Hashim Thaçi nació en el seno en una familia campesina de etnia albanesa y religión musulmana en la región montañosa de Drenica, cuna tradicional del nacionalismo albanés. Estudió filosofía e historia en la Universidad de Pristina, donde inició sus actividades políticas clandestinas como primer presidente de una universidad paralela organizada por los estudiantes albanokosovares en 1989, en protesta por la supresión del régimen autonómico de las provincias de Kosovo y Metohija, una decisión del entonces presidente yugoslavo Slobodan Milosevic que exacerbó el conflicto étnico.

En 1993 emigró a Suiza, centro del exilio albanokosovar, donde prosiguió sus estudios de historia y relaciones internacionales en la Universidad de Zúrich. Fue uno de los fundadores del Movimiento Popular de Kosovo (MPK), organización de inspiración marxista-leninista dedicada a propagar un nacionalismo presuntamente popular, cuyo brazo armado sería el Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) o UÇK (sus siglas en albanés). Sus correligionarios en Suiza lo apodaron la Serpiente, quizá por su astucia sinuosa para escapar de la policía.

Diversos ataques contra policías le valieron una condena en rebeldía de veintidós años de prisión en 1997, dictada por un tribunal de Pristina, y su clasificación como terrorista. En marzo de 1998 fue elegido director político del UÇK, que libraba entonces una guerra de guerrillas contra la policía y el ejército serbios. Varios periódicos occidentales informaron de que el UÇK utilizaba el tráfico de drogas para comprar armas, y el Departamento de Estado estadounidense lo incluyó entre las organizaciones terroristas, alegando que “financia sus operaciones con dinero procedente del tráfico internacional de heroína” (2000).

Sus detractores lo acusaban de haber colaborado con el Grupo de Drenica, organización criminal de los Balcanes que controlaba aproximadamente el 15 % de todas las actividades delictivas en Kosovo: contrabando de armas y de estupefacientes, robo de automóviles y prostitución. Una hermana de Thaçi estaba casada con Sejdij Bajrus, uno de los grandes capos de las mafias albanesas que actuaban por toda Europa.

Thaçi reconoció que había matado deliberadamente a los cuatro policías serbios de Racak, un ataque que fue una provocación para las fuerzas de seguridad y desencadenó, a su vez, la internacionalización del conflicto en 1999. Durante la guerra contra Serbia, llegó a convertirse en el máximo jefe de los guerrilleros del UÇK.

Como jefe militar participó como miembro de la delegación albanokosovar en las negociaciones de Rambouillet (Francia), que tuvieron lugar entre los días 6 y 23 de febrero de 1999, sorprendiendo a las potencias occidentales por su actitud moderada, lo que le hizo destacar sobre el líder histórico Ibrahim Rugova (1944-2006). El fracaso de la última oportunidad de diálogo entre serbios y albaneses precipitó la intervención militar de la OTAN contra Serbia, patrocinada por Estados Unidos y la Unión Europea pero sin el aval de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La capitulación de Belgrado ante los bombardeos de la OTAN (junio de 1999) y la retirada de todas las fuerzas serbias de la provincia rebelde reforzaron a los guerrilleros albanokosovares. Thaçi se autoproclamó entonces primer ministro del gobierno provisional de Kosovo, alegando que la estrategia de no violencia propugnada por Rugova no había dado ningún resultado ni había frenado la limpieza étnica ni las exacciones del régimen de Milosevic.

Ante la nueva situación política y militar, con la provincia convertida en un protectorado de la ONU y vigilada por las fuerzas de la OTAN, el UÇK se transformó en Fuerza de Protección de Kosovo, un cuerpo de policía o nuevo brazo armado del Partido Democrático (PDK) organizado en 2000, que eligió a Thaçi como presidente y logró un completo control de la maquinaria administrativa a nivel local, para lo cual no vaciló en recurrir a la violencia y a la intimidación de los rivales políticos y, sobre todo, de la minoría serbia.

Thaçi fue acusado reiteradamente de recibir ayuda económica del islamismo radical y de tolerar las actividades criminales de sus paramilitares, que recurrían a la extorsión para cobrar el “impuesto revolucionario” y fomentaban la corrupción para someter a las autoridades locales. La impopularidad generada por esta actuación determinó la derrota del PDK en las primeras elecciones en la provincia bajo protectorado internacional, en 2001, en las que triunfó el partido de Rugova (la Liga Democrática de Kosovo, LDK), con el 45 % de los votos.

Durante los años bajo protectorado internacional (Misión Interina de las Naciones Unidas en Kosovo o Minuk), Thaçi cambió su forma de vida y sus actitudes políticas para transformarse progresivamente en una figura moderada y respetable. Rompió incluso con algunos de sus compañeros de armas y se fraguó una posición hegemónica en el partido, aunque en las elecciones del 24 de octubre de 2004 volvió a quedar en segundo lugar (30 escaños). Aceptó el plan del enviado especial y mediador de la ONU, Martti Ahtisaari, para una independencia condicionada de Kosovo, “bajo supervisión internacional”, plan que fue rechazado por Serbia y vetado por Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU (marzo de 2007).

En las elecciones legislativas del 17 de noviembre de 2007, el PDK logró invertir la tendencia tradicional y se hizo con la victoria al obtener el 34 % de los sufragios, mientras que la LDK, perjudicada por la muerte de Rugova en 2006, sólo obtuvo el 22,6 %. El 9 de enero de 2008 Thaçi fue elegido primer ministro por la Asamblea de Kosovo por 85 votos a favor y 22 en contra, tras un acuerdo de coalición del PDK con la LDK y la Alianza para un Nuevo Kosovo.

Ante las presiones de Estados Unidos y la Unión Europea, patrocinadores conjuntos de la independencia de la provincia serbia, Thaçi se avino a retrasar la declaración unilateral de secesión hasta después de las elecciones presidenciales de Serbia, previstas para el 20 de enero y el 3 de febrero, a fin de no perjudicar al candidato proeuropeísta Boris Tadic, que venció por escaso margen.

En una ceremonia celebrada en la Asamblea de Kosovo el 17 de febrero de 2008, Thaçi proclamó el nacimiento de un nuevo estado, un Kosovo “libre, soberano e independiente”. En su discurso reiteró el credo que la comunidad internacional le exigía: “El nuevo Kosovo independiente es democrático, laico y multiétnico, guiado por los principios de la no discriminación.” La ceremonia fue boicoteada por los 10 diputados que debían representar a la minoría serbia, y la declaración de independencia fue aprobada unánimemente por los 109 diputados presentes.

Thaçi aceptó la presencia de una misión internacional civil (a cargo de la Unión Europea) llamada Eurolex, encargada de supervisar la aplicación del plan de Ahtisaari y de asegurar la democracia, la estabilidad y la convivencia étnica pacífica, en un intento de lograr la inhibición de la ONU. El veto de que disponía Rusia en el Consejo de Seguridad hacía inviable una resolución que bendijese la independencia. La misión de la Unión Europea establecería temporalmente una tutela política, judicial y policial en Kosovo.

En sus declaraciones a la prensa, Thaçi insistió en que Kosovo era “un caso único” que “no puede compararse con ningún otro país.” Para tranquilizar a los que temían el nacimiento de un estado islámico en Europa, añadió: “Kosovo va a ser un estado democrático y secular de todos sus ciudadanos. La libertad de credo sin ninguna traba está garantizada en su Constitución”.

Colabora para ampliar la biografía de Hashim Thaçi

¿Qué te ha parecido la existencia de Hashim Thaçi? ¿Hallaste toda aquella información que suponías que ibas a encontrar?

Sin duda alguna descubrir en lo más recóndito a Hashim Thaçi es algo que se reserva a muy pocas personas, y que pretender reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Hashim Thaçi es una suerte de puzzleque tal vez podamos rehacer si colaboramos todos a la vez.

Debido a esto, si eres de esas personas que confían en que de modo colaborativo es posible elaborar algo mejor, y detentas información sobre la vida de Hashim Thaçi, o con respecto a algún matiz de su figura u creación que no hayamos contemplado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son en todos los casos determinantes, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de una persona como Hashim Thaçi, que detentó su importancia en una época concreta, es esencia intentar ofrecer un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para referirnos qué conoces sobre Hashim Thaçi. Estaremos encantados de poder completar esta biografía con más información.