Biografía de Gustavo Adolfo Otero Vértiz

La historia de la civilización está escrita por las mujeres y hombres queen el transcurrir de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han hecho queel mundo, de un modo u otro,avance.

Comprender las luces y las sombras de las personas destacadas como Gustavo Adolfo Otero Vértiz, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es algo básica para que podamos poner en valor no sólo la existencia de Gustavo Adolfo Otero Vértiz, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Gustavo Adolfo Otero Vértiz, gentes a quienes de de una forma u otra Gustavo Adolfo Otero Vértiz influyó, y indudablemente, conocer y descifrar cómo fue vivir en la época y la sociedad en la que vivió Gustavo Adolfo Otero Vértiz.

Las biografías y las vidas de personas que, como Gustavo Adolfo Otero Vértiz, atraen nuestra curiosidad, deben ayudarnos siempre como referencia y reflexión para conferir un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Tratar de comprender la biografía de Gustavo Adolfo Otero Vértiz, porqué Gustavo Adolfo Otero Vértiz vivió de la forma en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos ayudará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que avanza, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de Gustavo Adolfo Otero Vértiz

(La Paz, 1896 - 1958) Político y escritor boliviano. Realizó sus estudios en el colegio Ayacucho de La Paz, donde obtuvo su título de bachiller en Humanidades en 1914. Pasó algún tiempo como periodista colaborando en periódicos nacionales y extranjeros. Fundó además algunas publicaciones: El Fígaro (1915), la Revista Boliviana, La Ilustración (1921) y La Nueva Era (1923).

Fue director del Archivo y de la Biblioteca nacionales y presidente de la Academia Boliviana de la Historia. Como diplomático, Gustavo Adolfo Otero Vértiz fue cónsul de Bolivia en Barcelona durante los últimos años de la Dictadura de Primo de Rivera y prácticamente toda la Segunda República.

Posteriormente ocupó las legaciones diplomáticas de su país en Colombia (1943) y Ecuador (1951). Además, durante un breve período de tiempo (1940-1941) fue ministro de Educación del gobierno boliviano presidido por el general Enrique Peñaranda.

Entre sus novelas cabe destacar El honorable Poroto (1921), Cuestión de ambiente (1924) y, muy especialmente, Horizontes incendiados (1933), uno de los mejores testimonios novelescos sobre la denominada Guerra del Chaco (1932-1935), contienda que, tras enfrentar a Bolivia y Paraguay por las pretensiones bolivianas de poseer una salida al mar a través del libre acceso al río Paraguay, constituyó uno de los episodios más sangrientos de la historia contemporánea de ambas naciones (con más de ciento veinticinco mil bajas entre ambos bandos), y dio lugar a todo un subgénero narrativo dentro de la literatura boliviana del siglo XX: la "novela de la Guerra del Chaco".

Cultivó también la biografía (Biografías de hombres célebres de Bolivia: Abaroa, de 1926), la sociología (Figura y carácter del indio, de 1936), el ensayo (Estética de la conducta, de 1957) y la historia y crítica de la literatura (La literatura colonial y la literatura popular de Columbia; Historia de la literatura colonial).

Colabora para ampliar la biografía de Gustavo Adolfo Otero Vértiz

¿Qué te ha parecido la crónica de la vida de Gustavo Adolfo Otero Vértiz? ¿Has hallado toda aquella información que suponías que ibas a hallar?

Sin duda conocer profundamente a Gustavo Adolfo Otero Vértiz es algo que se reserva a pocas personas, y que tratar de reconstruir quién y cómo fue la vida de Gustavo Adolfo Otero Vértiz es una suerte de enigmaque posiblemente consigamos reconstruir si contribuimos conjuntamente.

Debido a esto, si eres de esas personas que confían en que colaborando se puede hacer algo mejor, y conservas información sobre la existencia de Gustavo Adolfo Otero Vértiz, o en relación con algún aspecto de su figura u obra que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son decididamente determinantes, ya que destacan la singularidad, y en el caso de la vida de un ser como Gustavo Adolfo Otero Vértiz, que tuvo su trascendencia en una época concreta, es imprescindible intentar ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para referirnos qué sabes tú acerca de Gustavo Adolfo Otero Vértiz. Estaremos ilusionados de perfeccionar esta biografía con más información.