Biografía de Gustave Eiffel

Ya sea inspirando a otras personas o siendo una pieza esencial de la acción. Gustave Eiffel es uno de esos sujetos cuya vida, en verdad, merece nuestro interés debido al grado de influencia que tuvo en la historia.Comprender la biografía de Gustave Eiffel es conocer más sobre una época concreta de la historia del ser humano.

Comprender lo bueno y lo malo de las personas significativas como Gustave Eiffel, personas que hacen girar y evolucionar al mundo, es algo esencial para que seamos capaces de poner en valor no sólo la vida de Gustave Eiffel, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Gustave Eiffel, gentes a quienes de de una forma u otra Gustave Eiffel influyó, y por supuesto, comprender y entender cómo fue vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Gustave Eiffel.

Vida y Biografía de Gustave Eiffel

(Alexandre Gustave Eiffel; Dijon, 1832 - París, 1923) Ingeniero y arquitecto francés. Tras graduarse en la Escuela de Artes y Oficios de París 1855, se especializó en la construcción de puentes metálicos. Su primera obra de este tipo la realizó en Burdeos en 1858; en 1877 diseñó el impresionante arco de metal de 160 metros del puente sobre el Duero, cerca de Oporto. Poco más tarde superó su propia marca con el viaducto de Garabit, durante muchos años el tendido artificial más alto del mundo (120 metros).

Pionero a la hora de considerar el factor aerodinámico en sus construcciones, hasta el punto de construir en Auteuil el primer laboratorio de aerodinámica, se incluyen en su haber obras tan diversas como el domo móvil del observatorio de Niza o la estructura metálica de la célebre estatua de la Libertad, en Nueva York.

Sin embargo, su mayor logro fue la impresionante torre de acero situada en París y que fue bautizada con su nombre. La torre Eiffel se edificó en el Campo de Marte de París para la Exposición Universal de 1889. Actualmente es uno de los edificios más conocidos del mundo y se ha convertido en el símbolo de la capital francesa.

La organización de la Exposición Universal, conmemorativa del centenario de la Revolución Francesa (1789), fue aprovechada por Gustave Eiffel para demostrar al mundo los avances tecnológicos de la arquitectura de su país mediante la erección de una torre de 300 metros de altura y estructura de hierro. Tras la aprobación del proyecto (concebido por su colaborador Maurice Koechlin) por el organismo competente, se erigió en la orilla izquierda del Sena, en pleno centro de París. Las obras se iniciaron en 1887 y en su construcción se invirtieron dos años y 6.900 toneladas de hierro.

La torre se levanta sobre una base cuadrada de 125 metros, que tiene incrustados en sus ángulos los cuatro soportes de arranque en los que se inscriben los elegantes arcos que sostienen los diferentes pisos. Las curvas de los cuatro laterales proporcionan una impresión de fuerza y de belleza y los huecos favorecen el paso del aire, garantizando la estabilidad del edificio. Su sistema de ascensores de gran cabida fue el primero que se instaló en el mundo. Sus 300 metros la convirtieron en el edificio más alto del mundo hasta la inauguración del Empire State Building de Nueva York en 1922.

Su construcción despertó una encendida polémica, pues muchos la consideraban una tosca estructura carente de sensibilidad artística. En los inicios de su construcción, un grupo de intelectuales -entre los que destacaban Garnier y Zola- firmaron una carta de protesta dirigida al comisario de la Exposición, en la que se quejaban de esa "torre vertiginosa y ridícula que domina París, como una gigantesca y oscura chimenea de fábrica". El compositor Charles Gounod y el escritor Alexandre Dumas hijo redactaron una carta de protesta por la construcción de la torre; el escritor Guy De Maupassant abandonó París para demostrar su disgusto. Pero una vez acabada, muchos de los detractores iniciales se sintieron seducidos "por lo fantástico que deleita nuestra pequeñez. Bien plantada sobre sus piernas arqueadas, sólida, enorme, monstruosa, brutal, se diría que, despreciando silbidos y aplausos, trata de buscar y desafiar al cielo, sin importarle lo que se mueva a sus pies".

Concebida inicialmente como atracción temporal, en 1909 fue comprada por el estado francés. Más tarde se pensó en su demolición debido a los elevados costos de mantenimiento y al peligro de un futuro debilitamiento de la estructura por oxidación. Sin embargo la fuerte reacción popular ante la idea de que la torre, considerada como un símbolo nacional, desapareciera, hizo que se desistiera de tal propósito. En la actualidad, además de constituir una atracción turística, la torre alberga las instalaciones de la Radiotelevisión Francesa y funciona como baliza para los aviones que se dirigen al aeropuerto parisiense de Orly.

Colabora para ampliar la biografía de Gustave Eiffel

¿Qué opinas de la crónica de la vida de Gustave Eiffel? ¿Hallaste toda aquella información que suponías que ibas a encontrar?

Está claro que conocer en profundidad a Gustave Eiffel es algo que se reserva a escasas personas, y que pretender recomponer quién fue y cómo fue la vida de Gustave Eiffel es una suerte de puzzleque posiblemente consigamos reconstruir si cooperamos juntos.

A causa de esto, si eres del tipo de personas que confían en que de forma colaborativa existen posibilidades de hacer algo mejor, y tienes información en relación con la biografía de Gustave Eiffel, o sobre algún aspecto de su figura u creación que no se contemple en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son en todos los casos fundamentales, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de alguien como Gustave Eiffel, que poseyó su trascendencia en una época determinada, es vital intentar ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para contarnos qué sabes tú en relación con Gustave Eiffel. Estaremos complacidos de poder completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas