Biografía de George Stevens

La historia del mundo la escriben las personas queen el transcurrir de los siglos, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han ocasionado quela civilización, de un modo u otro,prospere.

Ya sea inspirando a otros seres humanos o siendo una pieza esencial de la acción. George Stevens es uno de esos sujetos cuya vida, sin duda alguna, merece nuestra consideración por el grado de influencia que tuvo en la historia.Conocer la biografía de George Stevens es comprender más sobre un periodo concreto de la historia del ser humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la importancia que detentó George Stevens en la historia. Cómo vivió y aquello que hizo durante el tiempo que permaneció en la tierra fue decisivo no sólo para las personas que conocieron a George Stevens, sino que a caso dejó una huella mucho más profunda de lo que logremosconcebir en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a George Stevens de modo personal.George Stevens ha sido uno de esos seres humanos que, por alguna razón, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como George Stevens, atraen nuestra atención, tienen que valernos siempre como referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por entender la biografía de George Stevens, porqué George Stevens vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos ayudará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que se mueve, de forma inexorable, la historia.

Vida y Biografía de George Stevens

(George Cooper Stevens; Oakland, 1904 - Lancaster, 1975) Director de cine estadounidense. Considerado por la crítica internacional como uno de los principales representantes de la edad dorada de Hollywood, George Stevens demostró a lo largo de su carrera un gran talento para la dirección de actores y un envidiable sentido del ritmo cinematográfico. A lo largo de una dilatada carrera acreditó su gran conocimiento del medio y, ante todo, un estilo depurado, donde cada plano se revela como una elección muy pensada.

Hijo de actores, conoció desde niño el ambiente de la farándula, tanto en su dimensión menos privilegiada -el circo y el teatro ambulante- como en su formato más ventajoso -las producciones de Broadway-. A pesar de su familiaridad con el arte escénico, Stevens sintió muy tempranamente la vocación cinematográfica y llegó a ser operador de cámara con tan sólo diecisiete años.

La compañía de Hal Roach le contrató para la realización de cortometrajes humorísticos y fue en ese empleo donde recibió el aprendizaje que después lo convertiría en director. En 1934 entró al servicio de la RKO, compañía que produjo buena parte de sus principales éxitos. Con una envidiable apertura de miras, puso su habilidad al servicio de diversos géneros y elaboró producciones tan distantes en tono y contenido como Señorita en desgracia (1937), Gunga Din (1939) y Serenata nostálgica (1941).

Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial fue movilizado como operador del Army Signal Corps Special Motion Picture Unit. Con esta unidad se dedicó a filmar los escenarios en conflicto con fines estratégicos y divulgativos. Cuando llegó la paz, retornó a Hollywood y afrontó producciones cada vez más costosas, algunas a través de Liberty Film, la productora que fundó con Frank Capra y William Wyler. Entre sus principales éxitos de la posguerra sobresalen el melodrama Un lugar en el sol (1951) y el western Raíces profundas (1953), uno de los filmes del Oeste más populares de todos los tiempos.

Durante la última etapa de su carrera mantuvo el pulso narrativo, a pesar de la complejidad de proyectos como Gigante (1956), protagonizada por Rock Hudson, Elizabeth Taylor y James Dean y galardonada con el Oscar ese mismo año; El diario de Ana Frank (1959), basada en la historia real de la joven judía Ana Frank y su familia; y La historia más grande jamás contada (1965), sobre la vida de Jesucristo. Por sus rasgos de carácter y evidente capacidad para el relato cinematográfico, su prestigio se mantuvo tras su retiro a finales de la década de los sesenta.

Colabora para ampliar la biografía de George Stevens

¿Qué juicio te merece la existencia de George Stevens? ¿Has podido leer la información que pensabas que ibas a hallar?

Es cierto que conocer en profundidad a George Stevens es algo que se reserva a escasas personas, y que tratar de reconstruir quién y cómo fue la vida de George Stevens es una suerte de enigmaque posiblemente podamos rehacer si cooperamos juntos.

Debido a esto, si eres del tipo de personas que creen en que de forma colaborativa es posible crear algo mejor, y tienes información en relación con la existencia de George Stevens, o sobre algún elemento de su persona u creación que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son en todos los casos determinantes, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de alguien como George Stevens, que tuvo su significación en un momento concreto de la historia, es imprescindible tratar de ofrecer una visión de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para narrarnos qué sabes tú en relación con George Stevens. Estaremos ilusionados de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas