Biografía de Gabriel Julien Ouvrard

La historia de las civilizaciones la escriben aquellas personas queen el transcurrir de los siglos, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han ocasionado queel mundo, de un modo u otro,avance.

Si has llegado hasta aquí es porque eres consciente de la importancia que detentó Gabriel Julien Ouvrard en la historia. La manera en que vivió y las cosas que hizo en el tiempo en que estuvo en este mundo fue determinante no sólo para quienes conocieron a Gabriel Julien Ouvrard, sino que quizá dejó una huella mucho más vasta de lo que podamossospechar en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Gabriel Julien Ouvrard personalmente.Gabriel Julien Ouvrard fue un ser humano que, por alguna causa, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Gabriel Julien Ouvrard, cautivan nuestro interés, deben servirnos en todo momento como referencia y reflexión para proponer un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Tratar de entender la biografía de Gabriel Julien Ouvrard, el motivo por qué Gabriel Julien Ouvrard vivió como lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos impulsará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Gabriel Julien Ouvrard

(Poitou, 1770 - Londres, 1846) Hombre de negocios francés. Hijo de un fabricante de papel, estudió en Clisson y, a los 17 años, se trasladó a Nantes, donde adquirió experiencia comercial.

En 1794 se trasladó a París. El 2 de febrero de 1795 se casó con Elisabeth Thebaud, la hija pequeña de un negociante de Nantes, Jean Baptiste Dominique Thebaud, y de Elisabeth Feydeau, matrimonio que le aportó una dote de 30.000 libras tornesas. El origen de su fortuna parece estar, no obstante, en la amistad con Louis Tourton, uno de los dirigentes del Banco Tourton et Ravel, que, a pesar de estar al borde de la quiebra en 1792, logró sostenerse y continuar.

Tourton y Ouvrard estuvieron juntos desde 1795 hasta la expedición de España de 1823. Comenzaron a comprar bienes nacionales y se entregaron a toda clase de especulaciones inmobiliarias. El hecho de ser familia numerosa sirvió a los designios de Ouvrard, ya que sus hermanos se convirtieron en agentes de su imperio. La constelación Ouvrard abrió casas en Filadelfia, Veracruz, Burdeos, Bayona y Compiègne. En 1798 parecen abandonar sus intereses españoles, en parte porque Ouvrard fue nombrado proveedor general de la Marina francesa; las malas lenguas atribuyen este nombramiento a la influencia de Teresa Cabarrús, que se había convertido en su amante después de haberlo sido de Barras.

La alianza entre España y Francia, y la necesidad de aprovisionar a la escuadra española (de Brest), acrecentaron de nuevo sus intereses españoles. Fue encarcelado, acusado de graves irregularidades, tras el golpe de Brumario (27 de enero de 1800). Una vez liberado, conoció días difíciles y tuvo que recurrir a los servicios de usureros. Pero en 1803 recuperó su relación con el Ministerio de Marina e, inmediatamente, con Michel Jeune, Armand Seguin, Médard Desprez y Joseph Vanlerberghe, formó la Compañía de los Cinco Negociantes Reunidos, que realizó avances al Tesoro Público y se encargó, en marzo de 1804, del subsidio debido por España.

En octubre de 1804, Ouvrard visitó Madrid. La guerra de Independencia de los Estados Unidos y la Revolución habían inmovilizado en América un capital inmenso, que ahora se trataba de traer al viejo mundo. Ouvrard fue uno de los elegidos para llevar a cabo esta tarea. Después de varias modificaciones, el contrato se firmó el 26 de noviembre de 1804 por Manuel Sixto Espinosa y François Ouvrard, en nombre de su hermano, y Carlos Iv lo ratificó el 5 de diciembre.

En virtud de este pacto, Ouvrard adquirió el monopolio de los intercambios con América, y una serie de artículos adicionales ampliaron todavía más sus facultades. Negoció y concibió grandes proyectos en los que no sólo entraba España, sino también otros países como Holanda y Reino Unido, así como también los Estados Unidos, lo que produjo no pocas contradicciones. Por todo esto, Ouvrard fue considerado y llamado "un genial especulador".

En 1806, Napoleón le obligó a abandonar toda participación, ya que buscaba que los beneficios recayesen en el Estado francés. A pesar de ello, Ouvrard continuó sus negocios con España y, todavía en vísperas de 1808, concibió grandes planes de dominio en América. Fue después el banquero de los cien días, y más tarde, junto con otros, el de la Restauración. Financió la expedición de España de 1823, después de haber estado presente en el Congreso de Verona. Entró en España con el ejército e, incluso, en junio de 1823 dio dinero para comprar la libertad de Fernando VII.

Fue autor de un plan conjunto con David Parish para que España recuperara las colonias sublevadas por medio de la creación de una "Compagnie armée espagnole au Nouveau Monde" (1823), todo ello bastante quimérico. Con la revolución de 1830 siguió dedicándose a la especulación. Hijo natural suyo y de Mme. Tallien fue el también especulador Dr. Cabarrús.

Colabora para ampliar la biografía de Gabriel Julien Ouvrard

¿Qué te ha parecido la existencia de Gabriel Julien Ouvrard? ¿Has encontrado todo aquello que suponías que ibas a encontrar?

Está claro que descubrir en lo más recóndito a Gabriel Julien Ouvrard es algo que se reserva a escasas personas, y que tratar de reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Gabriel Julien Ouvrard es una suerte de puzzleque tal vez podamos reconstruir si contribuimos todos juntos.

Por esta razón, si eres de las personas que confían en que cooperando existen posibilidades de hacer algo mejor, y detentas información sobre la biografía de Gabriel Julien Ouvrard, o acerca de algún peculiaridad de su persona u creación que no se observe en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son siempre esenciales, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de alguien como Gabriel Julien Ouvrard, que detentó su relevancia en un momento concreto de la historia, es vital tratar de mostrar una visión de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para narrarnos qué sabes acerca de Gabriel Julien Ouvrard. Estaremos muy contentos de ultimar esta biografía con más información.