Biografía de Fridrikh Markovich Ermler

La historia del mundo la narran las mujeres y hombres queen el paso de los años, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han ocasionado quela humanidad, de una forma u otra,progrese.

Ya sea inspirando a más seres humanos o tomando parte de la acción. Fridrikh Markovich Ermler es uno de esos sujetos cuya vida, realmente, merece nuestra atención debido al nivel de influencia que tuvo en la historia.Conocer la biografía de Fridrikh Markovich Ermler es conocer más acerca de etapa determinada de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la trascendencia que atesoró Fridrikh Markovich Ermler en la historia. Cómo vivió y aquello que hizo durante el tiempo que permaneció en este mundo fue decisivo no sólo para quienes conocieron a Fridrikh Markovich Ermler, sino que tal vez produjo una señal mucho más vasta de lo que podamosfigurar en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Fridrikh Markovich Ermler de modo personal.Fridrikh Markovich Ermler ha sido una persona que, por alguna causa, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Fridrikh Markovich Ermler, atraen nuestra curiosidad, tienen que ayudarnos en todo momento como referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Intentar comprender la biografía de Fridrikh Markovich Ermler, el motivo por el cual Fridrikh Markovich Ermler vivió del modo en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo en su vida, es algo que nos ayudará por un lado a entender mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que avanza, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Fridrikh Markovich Ermler

(Rezekne, 1898 - San Petersburgo, 1967) Director y guionista de cine soviético. Empezó a trabajar muy pronto como empleado de farmacia. El mundo del cine llamó su atención, primero como simple espectador, después como una vocación más profunda. En ese momento pasó a formar parte del Ejército Ruso y se involucró activamente en la Guerra Civil, en la que fue capturado por el ejército blanco; tras reponerse de su cautiverio, decidió ingresar en el Partido Comunista en 1919.

Su interés de juventud por el teatro y el cine le llevó años después a cursar estudios de Arte Dramático en la Escuela de Bellas Artes y en la Escuela Técnica de Cine, ambas en la ciudad de Leningrado (San Petersburgo). Entró en el mundo del cine en los estudios Sovkino, marco en el que comenzó a aplicar sus teorías creativas, y especialmente las ideológicas, a las producciones en que participó.

En los años veinte desarrolló una intensa actividad marcada por el experimentalismo, aunque propuso una línea de trabajo más contenida. Aunque preparó numerosos proyectos con su equipo, son muy escasos aquellos que pudo presentar acabados. No obstante, las películas de aquellos años tendían a la crónica social y documentaban el modo de vida y pensamiento de una sociedad que, aunque marcada por el ideario revolucionario, dependía en mucho de las actitudes de sus ciudadanos (zapateros, intelectuales, vagabundos, especuladores). De estos años es Dom v sugrovah (La casa bajo la nieves, 1927) y Parizhkii sapozhnik (El remendón parisiense, 1928), película que se centró en las enseñanzas morales en el seno del Komosol y que, por ello, sufrió varias lecturas de guión previas al rodaje con el fin de evitar problemas con la célula.

A finales de los años veinte, el cine soviético pasó por unos momentos de inestabilidad que obligaron a desarrollar una serie de sesiones sobre la producción y distribución cinematográfica; Ermler fue uno de los poco directores que intervino en la conferencia, manifestando que era necesario disponer de personas capacitadas en el frente de la industria. El último trabajo que dirigió Fridrikh Ermler en el periodo mudo fue Omoblok imperii (Fragmento de un imperio, 1929), interesante acercamiento realista al cambio social que se iba viviendo en la Unión Soviética, todo ello contemplado desde el punto de vista de un hombre que pierde la memoria y que, al recuperarla, ve que todo ya no es como era.

La implantación del cine sonoro le permitió codirigir con Serguei Youtkevitch Vstrechnii (Contraplano, 1932), película que abre nuevos cauces para el realismo socialista y con la que pretendía celebrar el decimoquinto aniversario de la revolución. La canción principal de la película, compuesta como el resto de la música por Dimitri Shostakovich, se convirtió doce años más tarde en el himno de las Naciones Unidas. El trabajo de Ermler le permitió formar parte en 1935 de la delegación que visitó varias industrias cinematográficas en Europa y Estados Unidos, al tiempo que también le reportaba una Orden de Lenin y estrenaba su importante película Krestianiie (Campesino), de gran impacto emocional.

Cuatro años más tarde fue nombrado director de producción de los estudios Lenfilm, los más dañados durante la Segunda Guerra Mundial, periodo en el que Fridrikh Ermler dirigió algunas películas al tiempo que reedificaba, junto con el resto del equipo, los estudios. Una posición en exceso oficialista dominó sus trabajos durante esta década y, salvo algunos casos como Veliki perelom (El momento decisivo/La gran vuelta, 1945), continuó con él hasta el fin de su carrera; de trasfondo, siempre, los cambios sociales y los problemas derivados del conservadurismo de unos frente a la implantación de los ideales socialistas.

Colabora para ampliar la biografía de Fridrikh Markovich Ermler

¿Qué juicio te merece la crónica de la vida de Fridrikh Markovich Ermler? ¿Has podido leer todo aquello que pensabas que ibas a hallar?

Sin duda conocer profundamente a Fridrikh Markovich Ermler es algo que está reservado a escasas personas, y que pretender reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Fridrikh Markovich Ermler es una suerte de enigmaque tal vez podamos rehacer si cooperamos todos juntos.

Por ese motivo, si eres del tipo de personas que confían en que de forma cooperativa se puede elaborar algo mejor, y conservas información sobre la biografía de Fridrikh Markovich Ermler, o en relación con algún faceta de su persona u creación que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son decididamente imprescindibles, ya que perfilan la diversidad, y en la ocasión de la vida de alguien como Fridrikh Markovich Ermler, que poseyó su relevancia en una época determinada, es indispensable intentar mostrar un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

contacta con nosotros para narrarnos qué sabes sobre Fridrikh Markovich Ermler. Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.