Biografía de François Guizot

La historia del mundo la escriben aquellos hombres y mujeres queen el paso de los años, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han ocasionado quela humanidad, de un modo u otro,prospere.

Si has llegado hasta aquí es porque sabes de la importancia que tuvo François Guizot en la historia. La manera en que vivió y las cosas que hizo mientras permaneció en la tierra fue determinante no sólo para quienes frecuentaron a François Guizot, sino que tal vez legó una señal mucho más vasta de lo que podamosfigurar en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a François Guizot de modo personal.François Guizot fue una persona que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como François Guizot, cautivan nuestro interés, deben ayudarnos en todo momento como referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Intentar comprender la biografía de François Guizot, porqué François Guizot vivió como lo hizo y actuó del modo en que lo hizo en su vida, es algo que nos ayudará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, la forma en que se mueve, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de François Guizot

Político francés (Nimes, 1787 - Val-Richer, Calvados, 1874). Procedía de una familia burguesa protestante y era historiador de profesión, dedicado a la enseñanza en la Universidad de la Sorbona. Dio sus primeros pasos en política al participar en la oposición contra Napoleón; durante el último periodo de éste en el poder (el «Imperio de los Cien Días»), Guizot estuvo al lado del pretendiente monárquico, Luis XVIII, a quien sirvió como consejero hasta su acceso al trono (1814).

Durante el periodo de la Restauración ocupó puestos de responsabilidad, orientándose hacia el liberalismo doctrinario que defendía una política de «justo medio» entre el liberalismo de la Revolución Francesa y el absolutismo del Antiguo Régimen. Desde esa postura defendió el espíritu de la Carta Constitucional de 1814, pero la orientación reaccionaria del reinado de Carlos X (1824-30) le inclinó hacia las filas de la oposición.

En esa época presidió una sociedad liberal llamada «Ayúdate y el Cielo te ayudará», y sufrió represalias por sus actividades (como la suspensión de su cátedra de Historia Moderna). Apoyó, por tanto, la Revolución de julio de 1830, que llevó al trono a Luis Felipe de Orléans; fue uno de los políticos claves de la monarquía liberal moderada que se instauró entonces, cuyo sistema político consideraba perfecto.

Líder del grupo de centro-derecha de la cámara baja, François Guizot desempeñó sucesivamente los cargos de ministro del Interior (1830-31), de Instrucción Pública (1832-37) y de Asuntos Exteriores (1840-47); de hecho, desde 1840 ejerció como jefe de gobierno bajo la presidencia nominal de Jean de Dieu Soult, aunque oficialmente no sería nombrado primer ministro hasta 1847-48.

En su gestión ministerial hay que destacar la reforma de la enseñanza primaria que llevó al Estado a asumir la instalación de una escuela en cada municipio de Francia (1833); también fue obra suya la aproximación diplomática a Gran Bretaña, que se produjo en 1841-44. Pero, como orientador general de la política del centro-derecha en la última fase de la Monarquía de Julio, François Guizot cometió el error de orientar las decisiones del gobierno en beneficio exclusivo de los grandes capitalistas, ignorando las crecientes demandas de democratización del régimen y de reformas sociales.

Su liberalismo conservador (que respondía a las peticiones de extensión del derecho de voto recomendando a los excluidos por no tener ingresos suficientes: ¡Enriqueceos!), concitó una gran coalición de descontentos, que estalló en la Revolución de 1848. El cese de Guizot por el rey, respondiendo a la demanda de los insurrectos, no fue suficiente para salvar al régimen, que cayó también, dando paso a la Segunda República francesa. Guizot se exilió en Inglaterra, de donde volvió en 1849, para vivir retirado en sus posesiones de Normandía, concentrado en su trabajo de historiador.

Colabora para ampliar la biografía de François Guizot

¿Qué te ha parecido la existencia de François Guizot? ¿Has encontrado toda aquella información que pensabas que ibas a hallar?

Es cierto que llegar a comprender a François Guizot es algo que se reserva a escasas personas, y que intentar reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de François Guizot es una suerte de puzzleque posiblemente lleguemos a reconstruir si colaboramos todos juntos.

Por eso, si eres de las personas que confían en que de forma cooperativa se puede elaborar algo mejor, y conservas información con respecto a la vida de François Guizot, o sobre algún elemento de su figura u obra que no se contemple en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre determinantes, ya que marcan la diferencia, y en el caso de la vida de un ser como François Guizot, que detentó su relevancia en una época determinada, es esencia tratar de mostrar una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para relatarnos qué sabes tú sobre François Guizot. Estaremos muy contentos de perfeccionar esta biografía con más información.