Biografía de François Duquesnoy

La historia de la civilización la cuentan los hombres y mujeres queen el transcurrir de los siglos, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han originado quela humanidad, de una forma u otra,prospere.

Ya sea inspirando a otros seres humanos o formando parte de la acción. François Duquesnoy es uno de esos sujetos cuya vida, en efecto, merece nuestro interés por el grado de influencia que tuvo en la historia.Conocer la biografía de François Duquesnoy es conocer más sobre periodo preciso de la historia del ser humano.

Vida y Biografía de François Duquesnoy

(Llamado Francesco Fiammingo; Bruselas, 1597 - Livorno, 1643) Escultor flamenco, hijo y discípulo de Jérôme Duquesnoy, llamado el Viejo (Le Quesnoy, c.1570 - Bruselas, 1641). Exponente de una corriente moderada y clasicista del Barroco, en 1618 viajó a Roma y colaboró con Bernini en la realización del baldaquino de San Pedro. Realizó numerosas estatuas de pequeñas dimensiones (querubines) y, a partir de 1630, trabajó en estatuas monumentales (San Andrés, Santa Sabina).

Consagrada a una función ornamental, la escultura que se desarrolló en Flandes en el siglo XVII se aplicó a púlpitos, sillerías y confesionarios, aunque hay que valorar también algunos otros ejemplos notables de escultura funeraria o exenta. Entre sus representantes cabe mencionar el trabajo de una serie de familias, como los Colijns de Nole, los Duquesnoy, los Verbruggen y los Quellin. Robert y Han Colijns de Nole fueron aún deudores del estilo gótico, estética superada por los miembros de la familia Duquesnoy, y en especial por François, cuya obra participa de los principios estéticos del Barroco.

François Duquesnoy realizó la mayor parte de su producción fuera de Flandes, alcanzando la fama en Roma (donde era conocido como Il Fiammingo) y en Francia (donde recibía el nombre de François Flamand). En Roma trabajó junto a Gian Lorenzo Bernini, el más grande escultor barroco, en la decoración de la basílica de San Pedro del Vaticano.

Entre sus obras más destacadas se encuentran Santa Susana (h. 1630, Santa María de Loreto, Roma) y, en general, sus pequeños angelitos, que lo dieron a conocer como fattore di putti (creador de amorcillos). Junto a su hermano Jérôme II (1602-1654), realizó el monumento funerario al obispo Anton Triest (h. 1640-1654, catedral de Gante), en el que, para la figura reclinada del difunto, toma como modelo la de la tumba del Cardenal del Monte en San Pietro in Montorio, obra de Ammannati, y, para el Cristo en la Cruz, la homónima de Miguel Ángel en Santa Maria Sopra Minerva de Roma.

Colabora para ampliar la biografía de François Duquesnoy

¿Qué opinas de la biografía de François Duquesnoy? ¿Has encontrado la información que pensabas que ibas a hallar?

Sin duda conocer profundamente a François Duquesnoy es algo que se reserva a muy pocas personas, y que intentar reconstruir quién y cómo fue la vida de François Duquesnoy es una especie de rompecabezasque con toda probabilidad podamos rehacer si colaboramos todos en conjunto.

A causa de esto, si eres de esas personas que creen en que cooperando es posible crear algo mejor, y conservas información en relación con la biografía de François Duquesnoy, o en relación con algún peculiaridad de su personalidad u obra que no hayamos contemplado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son siempre importantes, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de alguien como François Duquesnoy, que detentó su importancia en un momento concreto de la historia, es vital intentar ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para contarnos qué sabes sobre François Duquesnoy. Estaremos encantados de completar esta biografía con más información.