Biografía de Francis Thompson

Ya sea inspirando a más personas o formando parte de la acción. Francis Thompson es una de esas personas cuya vida, realmente, merece nuestra consideración por el grado de influencia que tuvo en la historia.Comprender la vida de Francis Thompson es comprender más sobre una época concreta de la historia de la humanidad.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la importancia que tuvo Francis Thompson en la historia. La forma en que vivió y aquello que hizo durante el tiempo que permaneció en la tierra fue determinante no sólo para las personas que frecuentaron a Francis Thompson, sino que a lo mejor legó una señal mucho más profunda de lo que logremosfigurar en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya nunca a Francis Thompson en persona.Francis Thompson ha sido uno de esos seres humanos que, por alguna razón, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Apreciar las luces y las sombras de las personas destacadas como Francis Thompson, personas que hacen rotar y transformarse al mundo, es una cosa básica para que seamos capaces de apreciar no sólo la existencia de Francis Thompson, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Francis Thompson, aquellas personas a quienes de de una u otra forma Francis Thompson influenció, y desde luego, comprender y entender cómo fue vivir en la época y la sociedad en la que vivió Francis Thompson.

Vida y Biografía de Francis Thompson

(Preston, 1859 - Londres, 1907) Poeta inglés. Fue hijo de un médico homeópata. De acuerdo con sus inclinaciones, bien vistas por la familia, que era católica, se le orientó hacia el sacerdocio, y, a causa de ello, se formó en el Ushaw College (Durham) en los estudios clásicos. Tras un cambio de criterio, aconsejado por los superiores, estudió luego medicina, aun cuando sin obtener jamás título alguno, en el Owens College de Manchester y en Glasgow.

Fervoroso católico, enamorado de la literatura y de carácter independiente, abandonó a la familia y los estudios cuando advirtió no ser comprendido en sus aspiraciones, todavía poco claras, y marchó en 1885 a Londres, donde los fracasos de las diversas y humildes ocupaciones mediante las cuales procuró ganarse la vida por espacio de cuatro años (vendedor de fósforos, guardián de caballos, dependiente de librería) le arrojaron, a causa de la creciente y amarga tristeza de la soledad, al vicio del opio, contraído luego de una enfermedad.

En un pedazo de papel azul destinado a envolver azúcar escribió su primera poesía, Encuentro de sueño (Dream Tryst, 1888), publicada por los cónyuges Meynell, de los cuales el marido, Wilfrid, era editor-periodista y director del periódico Merry England, y la esposa, Alice, poetisa y madre de siete hijos. El matrimonio en cuestión acogió y cuidó a Francis Thompson, quien había llegado a ver impedido su ingreso en las bibliotecas públicas (circunstancia verdaderamente trágica para la víctima, que leía a Esquilo, Blake y De Quincey todas las horas del día).

La familia Meynell le mantuvo, no sin dificultades, alejado del opio; "durante los restantes diecinueve años de su vida -afirma el biógrafo Francis Meynell, hijo del célebre matrimonio- se ahorró por lo menos las tres cuartas partes de las penalidades propias de su juventud hambrienta y sin hogar". Con la publicación de tres pequeños volúmenes de versos, Poems (1893), dedicado a Alice Meynell; Sister Songs (1895), inspirado por dos niñas del matrimonio, y New Poems (1897), publicado nuevamente con algunas adiciones a la muerte del poeta, el éxito de éste fue afianzándose cada vez más.

El lebrel del Cielo, obra definida por Patmore como "una de las odas más ilustres de la lengua inglesa", es, indudablemente, la mejor de Francis Thompson; se trata de la poesía religiosa en la que más evidente aparece el catolicismo místico no sólo de nuestro autor, sino incluso de todo el grupo poético de los místicos del siglo. La poesía de Thompson, intensamente influido por Crashaw y el conceptismo metafísico del siglo XVII, queda caracterizada por una inspiración cósmica, cuyo tema central es la concepción del mundo, y posee una policromía de vocablos, una abundancia de imágenes, unos tonos musicales y una maestría de versificación ya arcaica o moderna que compensan con creces su aparente oscuridad, sus ideas abstrusas o confusas y la persistencia en el empleo de analogías y símbolos.

El "poeta del retorno a Dios", dado a los neologismos excéntricos, escribió también poesías de una inspiración purísima, bellas en su íntima y reverente simplicidad, como Daisy, To a Snow-Flake, In no Strange Land (muchas de ellas aparecidas póstumas) y To a fallen Yew, cuya magnificencia formal -juzgada barroca por algunos- no se limita al concepto poético, sino que aun atiende a los menores detalles expresivos.

Ofrecen asimismo una belleza notable los dos ensayos sobre De Quincey y Shelley (póstumo, 1908) publicados en el curso de su tardía colaboración en revistas críticas. Su juicio sintético acerca de Shelley -"hasta el fin fue el muchacho encantado"- parece perfectamente aplicable al mismo Thompson, ingenuo y maduro a la vez. Las obras de prosa periodística como Salud y santidad (Health and Holiness, 1905), sobre la vida ascética, y las biografías de figuras católicas como Ignacio de Loyola (1909) y J. B. de la Salle (1911, aparecida ya en Merry England), ambas póstumas, revelan cómo el abstracto autor, infantil, tímido y afligido por su incapacidad práctica, encontró refugio en la fe, y no sólo como poeta, sino también en cuanto hombre.

Poco más o menos desde 1898 vivió una existencia casi eremítica en el convento de capuchinos de Pantasaph, en Gales; posteriormente pasó a Storrington. Víctima de la excitada tensión y de la desorganización de toda su vida, falleció a causa de la tuberculosis.

Colabora para ampliar la biografía de Francis Thompson

¿Qué juicio te merece la biografía de Francis Thompson? ¿Hallaste todo aquello que pensabas que ibas a encontrar?

Obviamente llegar a comprender a Francis Thompson es algo que se reserva a un grupo limitado de personas, y que tratar de reconstruir quién y cómo fue la vida de Francis Thompson es una suerte de enigmaque posiblemente logremos rehacer si colaboramos conjuntamente.

Por ese motivo, si eres de aquellos que confían en que de forma cooperativa se puede hacer algo mejor, y detentas información en relación con la vida de Francis Thompson, o en relación con algún particularidad de su personalidad u creación que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son siempre fundamentales, ya que perfilan la diversidad, y en la ocasión de la vida de alguien como Francis Thompson, que poseyó su relevancia en una época determinada, es fundamental intentar brindar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para relatarnos qué conocimientos posees sobre Francis Thompson. Estaremos complacidos de perfeccionar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas