Biografía de Florián Rey

La historia universal la narran las mujeres y hombres queen el transcurrir de los siglos, gracias a sus obras, sus pensamientos, sus creaciones o su talento; han hecho queel género humano, de un modo u otro,avance.

Ya sea inspirando a más personas o siendo parte de la actuación. Florián Rey es uno de esos sujetos cuya vida, realmente, merece nuestra atención por el nivel de influencia que tuvo en la historia.Comprender la existencia de Florián Rey es comprender más sobre periodo preciso de la historia del género humano.

Si has llegado hasta aquí es porque eres consciente de la trascendencia que tuvo Florián Rey en la historia. Cómo vivió y aquello que hizo en el tiempo en que estuvo en la tierra fue determinante no sólo para aquellas personas que trataron a Florián Rey, sino que tal vez produjo una huella mucho más honda de lo que logremosfigurar en la vida de personas que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Florián Rey de forma personal.Florián Rey ha sido un ser humano que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Conocer lo bueno y lo malo de las personas relevantes como Florián Rey, personas que hacen rodar y cambiar al mundo, es una cosa básica para que seamos capaces de poner en valor no sólo la vida de Florián Rey, sino la de todas aquellas personas que fueron inspiradas por Florián Rey, aquellas personas a quienes de un modo u otro Florián Rey influyó, y sin duda, comprender y entender cómo fue el hecho de vivir en el periodo histórico y la sociedad en la que vivió Florián Rey.

Vida y Biografía de Florián Rey

(Antonio Martínez del Castillo; La Almunia de Doña Godina, 1897 - Alicante, 1962) Director cinematográfico español. Florián Rey pasará a la historia por haber dirigido la que fue, con toda seguridad, primera obra maestra del cine español: La aldea maldita (1930), cuyo guión escribió en seis días durante el rodaje de otro film, emocionado por la desoladora visión del árido campo castellano. La cinta narra el éxodo forzado de unos campesinos segovianos cuya vida está repleta de confrontaciones familiares, amores rotos y luchas desesperadas contra las inclemencias del tiempo. Aunque fue rodada sin sonido, Rey decidió viajar a París para aprovechar la recién nacida banda sonora y reestrenarla con sonido de estudio. La restante filmografía de Rey es más bien irregular, llegando incluso a realizar un remake de La aldea maldita, de inferior calidad. Estuvo casado con la actriz Imperio Argentina, protagonista de algunas de sus películas más folclóricas.

Florián Rey fue periodista en Zaragoza antes de trasladarse a Madrid y actuar como galán en películas de José Buchs: La inaccesible (1920), La verbena de la paloma (1921), Víctima del odio (1921), La señorita inútil (1921) y Alma rifeña (1922). Debutó como director con La revoltosa (1924), primero de sus más de cuarenta largometrajes, en muchos de los cuales fue también guionista. Llevó al cine numerosas zarzuelas y obras literarias populares, entre las que destacan títulos en los que aportó audaces innovaciones, como en El Lazarillo de Tormes (1925), cuyo relato ubicó en pleno siglo XX.

Adaptó luego una novela de Armando Palacio Valdés en La hermana San Sulpicio (1927), en cuyo rodaje conoció a la actriz Imperio Argentina, con la que se casó en 1934 mientras ambos realizaban una nueva versión sonora. Sus últimos trabajos en el cine mudo, Agustina De Aragón (1928) y Los claveles de la Virgen (1928), fueron sendos éxitos comerciales, lo que aumentó su prestigio de realizador muy pulcro y meticuloso. La aldea maldita (1930), obra a caballo entre el cine mudo y el sonoro, fue una película socialmente comprometida reiteradas veces considerada una de las mejores de su época. Se trasladó a París para sonorizarla y allí permaneció durante tres años como supervisor de diálogos de las versiones españolas de las películas de Imperio Argentina en la Paramount.

De regreso a España, colaboró con la productora Cifesa y dirigió a la actriz y al galán Miguel Ligero en la mencionada nueva versión de La hermana San Sulpicio, así como en Nobleza baturra (1935) y en Morena clara (1936), con descomunal éxito de taquilla. Durante la Guerra Civil (1936-1939) el director y la actriz se instalaron brevemente en Cuba y en México, pero finalmente emigraron a Berlín, donde realizaron para la Hispano-Film Produktion Carmen, la de Triana (1938), basada en la historia de Prosper Mérimée, y La canción de Aixa (1939), durante cuyo rodaje se separaron.

De nuevo en España, Florián Rey fracasó con La Dolores (1940), con Concha Piquer de protagonista, pero obtuvo nuevos triunfos con títulos como ¡Polizón a bordo! (1941), Éramos siete a la mesa (1942) o bien Orosia (1943). Su carrera entró después en un progresivo declive con largometrajes entre los que sólo destacaron Brindis a Manolete (1948), homenaje al célebre torero Manolete un año después de su trágica muerte en el ruedo, o Cuentos de la Alhambra (1950), inspirado en la obra de Washington Irving y protagonizado por Carmen Sevilla. Tras Polvorilla (1956) se retiró definitivamente y se dedicó a las labores de hostelería en Alicante regentando un mesón. Murió arruinado; sus restos mortales descansan en una fosa común del cementerio municipal. Casi la mitad de sus películas se han dado por desaparecidas.

Colabora para ampliar la biografía de Florián Rey

¿Qué piensas de la existencia de Florián Rey? ¿Hallaste toda aquella información que pensabas que ibas a hallar?

Está claro que conocer en profundidad a Florián Rey es algo que está reservado a pocas personas, y que intentar reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Florián Rey es una suerte de puzzleque a lo mejor logremos reconstruir si cooperamos todos juntos.

Por ese motivo, si eres de esas personas que confían en que de forma colaborativa es posible crear algo mejor, y conservas información con respecto a la existencia de Florián Rey, o sobre algún elemento de su persona u creación que no se observe en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son en todos los casos determinantes, ya que perfilan la diversidad, y en el caso de la vida de alguien como Florián Rey, que poseyó su significación en un momento concreto de la historia, es indispensable tratar de brindar un panorama de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos posees acerca de Florián Rey. Estaremos muy contentos de perfeccionar esta biografía con más información.