Biografía de Florentino Ameghino

La historia de las civilizaciones la narran aquellos hombres y mujeres quea lo largo del tiempo, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han originado queel género humano, de un modo u otro,avance.

Si has llegado hasta aquí es porque eres sabedor de la relevancia que detentó Florentino Ameghino en la historia. La manera en que vivió y lo que hizo en el tiempo en que estuvo en el mundo fue determinante no sólo para aquellas personas que conocieron a Florentino Ameghino, sino que posiblemente legó una huella mucho más vasta de lo que podamosimaginar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Florentino Ameghino de forma personal.Florentino Ameghino ha sido una de esas personas que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Florentino Ameghino, seducen nuestra curiosidad, tienen que valernos en todo momento como punto de referencia y reflexión para ofrendar un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Florentino Ameghino, el motivo por el cual Florentino Ameghino vivió como lo hizo y actuó de la forma en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos impulsará por un lado a conocer mejor el alma del ser humano, y por el otro, el modo en que avanza, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Florentino Ameghino

(Luján, 1854 - La Plata, 1911) Naturalista argentino. Asistió a la escuela elemental de Luján y sorprendió a su maestro con su precocidad y curiosidad por saber y comprender. Allí había residido muchos años Francisco Javier Muñiz, cuyos descubrimientos paleontológicos se conservaban en la tradición local y pronto atrajeron al joven Florentino.

A instancias de su maestro fue a Buenos Aires, aprendió francés (con lo que accedió a lecturas científicas en esa lengua) e ingresó en la Escuela Normal de Preceptores. Nombrado maestro de Mercedes en 1869, la proximidad de esta ciudad con Luján le permitió conocer los fondos del Museo Histórico Natural que dirigía entonces Burmeister.

Sus primeros trabajos le valieron la burla y un cierto desdén, pero él no se desalentó. En 1871 inició la redacción de La antigüedad del hombre en el Plata, obra que terminó en 1875 y publicó cinco años después. Comenzó a enviar trabajos a la Sociedad Científica Argentina, la cual premió su memoria sobre El hombre cuaternario en la pampa (1876), llegándole estímulos de los científicos.

Viajó a Europa en 1878; allí expuso sus hallazgos en la Exposición de París, realizó trabajos de campo y publicó y presentó memorias al Congreso de Antropólogos de París (1878) y al de Americanistas de Bruselas (1879). Regresó a Argentina en 1881, ya mundialmente consagrado como antropólogo y geólogo. Fue director del Museo de Historia Natural (1902) y dictó cátedras en Córdoba, Buenos Aires y La Plata.

Contando con la colaboración de su hermano Carlos, se dedicó al estudio de la fauna fósil de los mamíferos y llegó a descubrir cerca de mil especies nuevas. Su clasificación estratigráfica de la formación pampeana continúa teniendo validez, no así sus teorías sobre el origen del hombre y de los mamíferos sudamericanos. Entre sus obras cabe citar Los mamíferos fósiles de la América Meridional y La formación pampeana (ambas de 1880), Contribución al conocimiento de los mamíferos fósiles de la Argentina (1889), Las formaciones sedimentarias y Mi credo (ambas de 1906), El origen del hombre (1907) y El origen poligénico del lenguaje (obra póstuma e incompleta).

Su tratado Filogenia (1884), que versa sobre la teoría de la evolución, generó polémicas con la Iglesia argentina. Su trabajo muestra una clara influencia de las ideas del filósofo Herbert Spencer, quien postulaba una noción inmanente de la evolución como base para su teoría del progreso. Para Ameghino, como para Spencer, las leyes que rigen el mundo físico son las mismas que valen para el mundo humano, tanto en el plano individual como en el político-social.

Colabora para ampliar la biografía de Florentino Ameghino

¿Qué juicio te merece la vida de Florentino Ameghino? ¿Has podido leer toda aquella información que deseabas encontrar?

Indudablemente conocer en profundidad a Florentino Ameghino es algo que se reserva a un grupo limitado de personas, y que tratar de reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Florentino Ameghino es una especie de puzzleque tal vez logremos rehacer si cooperamos juntos.

Por ese motivo, si eres de esas personas que confían en que de forma cooperativa se puede elaborar algo mejor, y posees información en relación con la biografía de Florentino Ameghino, o con respecto a algún peculiaridad de su personalidad u obra que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son decididamente esenciales, ya que marcan la diferencia, y en el tema de la vida de un ser como Florentino Ameghino, que detentó su significación en un momento histórico concreto, es imprescindible procurar mostrar un aspecto de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

No lo dudes y contacta con nosotros para contarnos qué sabes sobre Florentino Ameghino. Estaremos complacidos de perfilar esta biografía con más información.