Biografía de Fernando III el Santo

La historia de la civilización la escriben aquellas personas queen el paso de los años, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han originado que el género humano, de un modo u otro, prospere.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes consciencia de la trascendencia que tuvo Fernando III el Santo en la historia. Cómo vivió y las cosas que hizo mientras permaneció en este mundo fue determinante no sólo para aquellas personas que frecuentaron a Fernando III el Santo , sino que tal vez produjo una señal mucho más profunda de lo que logremos concebir en la vida de gente que tal vez jamás conocieron ni conocerán ya jamás a Fernando III el Santo de forma personal. Fernando III el Santo fue una persona que, por alguna razón, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Comprender lo bueno y lo malo de las personas destacadas como Fernando III el Santo , personas que hacen girar y evolucionar al mundo, es una cosa esencial para que seamos capaces de poner en valor no sólo la vida de Fernando III el Santo , sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Fernando III el Santo , gentes a quienes de un modo u otro Fernando III el Santo influenció, y indudablemente, conocer y descifrar cómo fue vivir en el momento de la historia y la sociedad en la que vivió Fernando III el Santo .

Las biografías y las vidas de personas que, como Fernando III el Santo , atraen nuestro interés, tienen que ayudarnos en todo momento como punto de referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por comprender la biografía de Fernando III el Santo , porqué Fernando III el Santo vivió de la forma en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos impulsará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que avanza, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Fernando III el Santo

(Fernando III de Castilla y León, llamado el Santo; Monasterio de Valparaíso, Zamora, 1199/1201 - Sevilla, 1252) Rey de Castilla y de León. Con él volvieron a unirse ambas Coronas, al heredar el reino de Castilla por la muerte de su tío Enrique I (1217) y el de León por la muerte de su padre Alfonso IX (1230). Las dos herencias plantearon problemas y resistencias, salvadas gracias a la habilidad diplomática de la reina madre Berenguela.

Una vez sometidos los nobles díscolos y unificados los dos reinos, Fernando III de Castilla y de León dio un fuerte impulso a la Reconquista, aprovechando la superioridad militar obtenida sobre el Islam desde la victoria de su abuelo Alfonso VIII de Castilla en la batalla de Las Navas (1212). Dicha empresa habría de conducir a la reconquista del valle del Guadalquivir, que convirtió al reino castellano-leonés en un territorio mucho más extenso que cualquiera de sus vecinos, y en el único que conservaba frontera terrestre con el Islam (por la supervivencia del reino de Granada hasta el siglo XV).

El inicio de esa gran campaña guerrera fue aprobado en la Curia de Carrión de 1224, coincidiendo con las luchas por el poder que se abrieron entre los musulmanes al morir el sultán almohade Abú Yacub Yusuf. Una tras otra fueron cayendo en manos cristianas ciudades musulmanas tan significativas como Córdoba (1236) o Jaén (1246). Sevilla, en cambio, resistió duramente, exigiendo añadir al esfuerzo militar en tierra la actuación de la flota castellana del Cantábrico bajo el mando de Ramón Bonifaz, que asedió la ciudad por el río y bloqueó el Atlántico para impedir que llegaran refuerzos. Finalmente, Sevilla se rindió al rey Fernando en 1248.

En cambio, no consiguió completar el dominio de la Baja Andalucía con la toma de Cádiz -aunque lo intentó varias veces-, objetivo que cumpliría su hijo Alfonso X el Sabio. A la reconquista siguió la repoblación de las tierras recién incorporadas mediante repartimientos a caballeros y peones cristianos. Fernando III de Castilla murió en 1252, cuando preparaba una campaña para continuar la Reconquista hacia el norte de África; fue enterrado en la catedral de Sevilla. La Iglesia católica le canonizó en 1671.

Colabora para ampliar la biografía de Fernando III el Santo

¿Qué juicio te merece la existencia de Fernando III el Santo ? ¿ Has encontrado la información que esperabas hallar?

Sin duda llegar a comprender a Fernando III el Santo es algo que se reserva a un grupo limitado de personas, y que pretender recomponer quién y cómo fue la vida de Fernando III el Santo es una especie de rompecabezasque tal vez logremos rehacer si colaboramos todos en conjunto.

Debido a esto, si eres de las personas que confían en que de modo colaborativo se puede hacer algo mejor, y detentas información acerca de la existencia de Fernando III el Santo , o con respecto a algún faceta de su personalidad u obra que no hayamos contemplado en esta biografía, te pedimos que nos lo hagas llegar.

Las sutilezas y las peculiaridades que llenan nuestras vidas son siempre importantes, ya que marcan la diferencia, y en la ocasión de la vida de alguien como Fernando III el Santo , que detentó su significación en un momento concreto de la historia, es imprescindible intentar ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para narrarnos qué conoces sobre Fernando III el Santo . Estaremos muy contentos de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas