Biografía de Fernando Álvarez de Sotomayor

La historia del mundo la narran aquellas personas queen el transcurrir de los siglos, gracias a su proceder, sus ideas, sus innovaciones o su ingenio; han ocasionado quela civilización, de una forma u otra,avance.

Si has llegado hasta aquí es porque sabes de la trascendencia que tuvo Fernando Álvarez de Sotomayor en la historia. El modo en que vivió y aquello que hizo durante el tiempo que estuvo en este mundo fue decisivo no sólo para quienes frecuentaron a Fernando Álvarez de Sotomayor, sino que tal vez legó una huella mucho más profunda de lo que podamossospechar en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Fernando Álvarez de Sotomayor en persona.Fernando Álvarez de Sotomayor ha sido una de esas personas que, por algún motivo, merece ser recordado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Fernando Álvarez de Sotomayor, atraen nuestra atención, tienen que servirnos siempre como referencia y reflexión para proponer un marco y un contexto a otra sociedad y otra etapa de la historia que no son las nuestras. Intentar entender la biografía de Fernando Álvarez de Sotomayor, el motivo por qué Fernando Álvarez de Sotomayor vivió del modo en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo a lo largo de su vida, es algo que nos impulsará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que se mueve, de forma implacable, la historia.

Vida y Biografía de Fernando Álvarez de Sotomayor

(El Ferrol, 1875 - Madrid, 1960) Pintor español. De noble alcurnia gallega, su padre, marino de profesión, murió siendo Fernando un niño. La familia trasladó su residencia a Toledo, y en esta ciudad desarrolló su vocación al lado del profesor de dibujo José Gutiérrez y del paisajista José Vera. En 1893 inició en Madrid sus estudios universitarios; allí conoció al pintor Manuel Domínguez, quien le orientó definitivamente hacia la pintura.

Tras su aprendizaje en el taller de Manuel Domínguez, en 1899 ganó una pensión de la Escuela de San Fernando para la Academia de Bellas Artes de Roma. Desde la ciudad italiana viajó a París, Holanda y Bélgica. Ello le permitió conocer a los impresionistas franceses y la pintura flamenca y holandesa, que tuvieron una gran influencia en su obra. En 1905 regresó a Galicia, donde fue seducido por el ambiente sencillo de la vida aldeana y preparó su serie de temas galaicos. En esta etapa figuran cuadros como El segador, Saliendo de misa en el pazo de Mende y Comida de boda en Bergantiños.

En 1908 se instaló en Santiago de Chile, de cuya Escuela Superior de Bellas Artes fue director hasta su regreso a España en 1915. En España desarrolló una importante carrera artística que le convirtió en uno de los más importantes e influyentes personajes del medio artístico "oficial". Puede considerársele el pintor de la Corte de Alfonso XII, y llegó a dirigir el Museo del Prado en diversos periodos y la Academia de Bellas Artes de San Fernando a partir de 1953.

Temática y estilísticamente, su obra entronca con la de pintores como Rosales, Pradilla o Muñoz Degrain. Mediante el uso de colores puros y luminosos y una temática campesina o folklórica persigue una exaltación de la intrahistoria española. En su catálogo abundan los retratos de personajes de la vida política y económica del país. En 1922, cuando fue nombrado director del Museo del Prado, su evolución artística se abrió a una nueva etapa caracterizada por los retratos con paisajes velazqueños, como en el de Alfonso Xiii y la Duquesa de Santoña. Algunos cuadros mitológicos, como Leda o Sátiro y ninfas, pertenecen también a este momento.

Con la caída de la monarquía, se estableció en Inglaterra y no regresó a España hasta finalizada la Guerra Civil. Las exposiciones de pintura española realizadas en Ginebra y Buenos Aires aumentaron el carácter tradicional de su pintura, como lo demuestran los retratos de la Duquesa De Alba y del Duque De Híjar. En los últimos doce años de su vida produjo obras de amplia factura como Ceres, San Agustín, San Vicente Ferrer o El infortunio.

Colabora para ampliar la biografía de Fernando Álvarez de Sotomayor

¿Qué juicio te merece la biografía de Fernando Álvarez de Sotomayor? ¿Has encontrado toda aquella información que deseabas hallar?

Sin duda alguna descubrir en lo más recóndito a Fernando Álvarez de Sotomayor es algo que se reserva a escasas personas, y que tratar de reconstruir la persona que fue y el modo en que vivió la vida de Fernando Álvarez de Sotomayor es una especie de puzzleque tal vez podamos rehacer si cooperamos todos en conjunto.

Por ese motivo, si eres del tipo de personas que confían en que de modo colaborativo es posible hacer algo mejor, y posees información con respecto a la vida de Fernando Álvarez de Sotomayor, o acerca de algún característica de su personalidad u obra que no hayamos observado en esta biografía, te solicitamos que nos lo hagas llegar.

Los matices y las sutilezas que ocupan nuestras vidas son decididamente determinantes, ya que marcan la diferencia, y en el tema de la vida de una persona como Fernando Álvarez de Sotomayor, que poseyó su significación en un momento histórico concreto, es vital intentar ofrecer un panorama de su persona, vida y personalidad lo más precisa posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para contarnos qué conocimientos posees acerca de Fernando Álvarez de Sotomayor. Estaremos complacidos de completar esta biografía con más información.

Biografías relacionadas