Biografía de Ernst Toch

La historia de la civilización está escrita por aquellos hombres y mujeres queen el transcurrir de los siglos, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han originado queel género humano, de una forma u otra,prospere.

Ya sea inspirando a otras personas o formando parte de la acción. Ernst Toch es una de esas personas cuya vida, en verdad, merece nuestra atención por el grado de influencia que tuvo en la historia.Comprender la vida de Ernst Toch es comprender más sobre periodo preciso de la historia del ser humano.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes conocimiento de la importancia que tuvo Ernst Toch en la historia. La manera en que vivió y las cosas que hizo en el tiempo en que permaneció en la tierra fue determinante no sólo para las personas que conocieron a Ernst Toch, sino que quizá produjo una señal mucho más insondable de lo que podamosimaginar en la vida de gente que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya nunca a Ernst Toch de modo personal.Ernst Toch ha sido uno de esos seres humanos que, por algún motivo, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre jamás debe borrarse de la historia.

Las biografías y las vidas de personas que, como Ernst Toch, atraen nuestro interés, tienen que ayudarnos siempre como punto de referencia y reflexión para ofrecer un marco y un contexto a otra sociedad y otra época de la historia que no son las nuestras. Hacer un esfuerzo por entender la biografía de Ernst Toch, porqué Ernst Toch vivió del modo en que lo hizo y actuó del modo en que lo hizo durante su vida, es algo que nos ayudará por un lado a comprender mejor el alma del ser humano, y por el otro, la manera en que se mueve, de forma inevitable, la historia.

Vida y Biografía de Ernst Toch

(Viena, 1887 - Santa Mónica, 1964) Compositor y pianista austriaco. Su obra, de gran perfección formal, combinaba elementos de la tradición clásica con ideas musicales modernas. Fue uno de los compositores de vanguardia en la Alemania anterior al nazismo y, como muchos de ellos, se exilió tras la subida de Hitler al poder.

Comenzó sus estudios musicales en el Conservatorio de Viena. En 1905, su Sexto Cuarteto de Cuerda op. 12 fue interpretado por el prestigioso Rose Quartet en el Musikverein de la capital austriaca. En 1909 ganó el Premio Mozart, que le permitió estudiar piano con Willy Rehberg y composición con Iwan Knorr en la ciudad alemana de Frankfurt am Main.

Toch fue además un docente de renombre; entre sus alumnos se encuentran músicos como André Previn. En 1913 obtuvo su primer puesto de profesor en la Hochschule für Musik de Mannheim (Alemania) y entre 1929 y 1933 enseñó piano y composición en Berlín. Realizó un ciclo de conciertos por los Estados Unidos en 1932 y enseñó composición en la New School for Social Research de Nueva York entre 1934 y 1936 y en la Universidad de California en Los Angeles en el periodo comprendido entre 1937 y 1948.

Tras esta etapa como docente se embarcó en una gira por Europa y se instaló en Suiza, país donde residió entre 1950 y 1958, para posteriormente mudarse definitivamente a California donde continuó dictando cursos y componiendo obras, en su mayoría sinfónicas.

La Primera Guerra Mundial marcó de alguna forma su carrera como compositor, ya que, si bien sus obras anteriores a la contienda deben mucho al estilo de Johannes Brahms y otros románticos, las posteriores, como su Cuarteto de Cuerda nº 9 op. 26 (1919), señalan un nuevo camino en su carrera mediante la utilización de un lenguaje más radical. En la década de los años veinte, obras tan significativas como su Concierto para violonchelo y orquesta de cámara op. 35 le aseguraron un contrato de diez años para publicar sus partituras en la editorial Schott.

Experimentó con nuevos elementos, como la voz hablada, en su obra Fuge aus der Geographie para coro (1930). También escribió música para producciones cinematográficas como Die Kinderfabrik (1928), Catalina la Grande (dirigida por Paul Czinner en 1934) o The Private Life of Don Juan (dirigida por Alexander Korda). Pero fue a partir de 1936 cuando su carrera como compositor de cine se desarrolló con mayor rapidez al recibir encargos de Hollywood. Allí escribió más de quince partituras para películas y consiguió nominaciones a la mejor música para tres de ellas: Peter Ibbetsen (1935), Ladies in Retirement (1941) y Address Unknown (1944). A pesar de estos éxitos, Toch no quedó satisfecho de la acogida que tuvo su música entre el público estadounidense.

Algunas de sus composiciones orquestales son de carácter humorístico. Un ejemplo es su Bunte Suite op. 48, escrita en 1928, o la posterior Sinfonietta para orquesta de cuerda, de 1964. Grandes directores han estrenado sus obras, como es el caso de Otto Klemperer, que dirigió la obertura de su obra Pinocchio en 1936. Escribió también música de cámara, obras para piano y varias óperas como Egon und Emilie op. 46, de 1928, o la posterior Der Facher op. 51, una ópera en tres actos con texto de Ferdinand Lion.

De sus cinco sinfonías, la tercera, estrenada el 2 de diciembre de 1955 por el director William Steinberg con la Pittsburgh Symphony, ganó el Premio Pulitzer al año siguiente. Toch publicó dos obras teóricas: Melodielehre (1923) y The Shaping Forces in Music (1948), esta última fruto de las conferencias que pronunció en la Universidad de Harvard.

Colabora para ampliar la biografía de Ernst Toch

¿Qué opinas de la vida de Ernst Toch? ¿Hallaste toda aquella información que deseabas encontrar?

Es cierto que conocer en profundidad a Ernst Toch es algo que está reservado a muy pocas personas, y que pretender recomponer quién y cómo fue la vida de Ernst Toch es una suerte de enigmaque con bastante probabilidad podamos rehacer si colaboramos juntos.

Por ese motivo, si eres de las personas que confían en que cooperando existen posibilidades de hacer algo mejor, y detentas información en relación con la biografía de Ernst Toch, o en relación con algún aspecto de su figura u obra que no se observe en esta biografía, te solicitamos que nos lo envíes.

Las sutilezas y las peculiaridades que ocupan nuestras vidas son en todos los casos fundamentales, ya que marcan la diferencia, y en la ocasión de la vida de una persona como Ernst Toch, que tuvo su importancia en una época concreta, es fundamental tratar de ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más rigurosa posible.

Sin titubeos, contacta con nosotros para referirnos qué conoces sobre Ernst Toch. Estaremos ilusionados de poder completar esta biografía con más información.