Biografía de Emilio Aguinaldo

La historia de las civilizaciones está contada por los hombres y mujeres queen el paso de los años, gracias a su forma de actuar, sus ideales, sus hallazgos o su arte; han hecho que la sociedad, de un modo u otro, progrese.

Si has llegado hasta aquí es porque eres consciente de la relevancia que detentó Emilio Aguinaldo en la historia. Cómo vivió y las cosas que hizo durante el tiempo que permaneció en el mundo fue determinante no sólo para las personas que trataron a Emilio Aguinaldo, sino que quizá legó una huella mucho más vasta de lo que logremos concebir en la vida de personas que tal vez nunca conocieron ni conocerán ya jamás a Emilio Aguinaldo de modo personal. Emilio Aguinaldo ha sido uno de esos seres humanos que, por alguna causa, merece no ser olvidado, y que para bien o para mal, su nombre nunca debe borrarse de la historia.

Apreciar lo bueno y lo malo de las personas relevantes como Emilio Aguinaldo, personas que hacen girar y evolucionar al mundo, es algo sustancial para que seamos capaces de valorar no sólo la vida de Emilio Aguinaldo, sino la de todos aquellos y aquellas que fueron inspiradas por Emilio Aguinaldo, personas a quienes de de una forma u otra Emilio Aguinaldo influyó, y ciertamente, entender y comprender cómo fue el hecho de vivir en la época y la sociedad en la que vivió Emilio Aguinaldo.

Vida y Biografía de Emilio Aguinaldo

(Cavite, 1869 - Manila, 1964) Político filipino que lideró el primer intento de independencia de las Filipinas. Hijo de padre chino y madre tagala, Emilio Aguinaldo estudió en la Universidad de Santo Tomás de Manila; fue maestro de escuela y después fue nombrado alcalde de Cavite Viejo (Kawit). Al estallar la sublevación de agosto de 1896, contribuyó a la formación de una sociedad secreta denominada Katipunan, formada por unos 40.000 hombres, que combatió ferozmente contra el dominio español. Al año siguiente firmó con España la Paz de Byak-Na-Bató, por la cual accedía a exiliarse a cambio de la promesa de reformas liberales e inversiones en el archipiélago.

Residió en Hong-Kong hasta que los Estados Unidos lo reclamaron para que reanudase la guerra, a cambio del reconocimiento de la independencia; el 19 de mayo de 1898 desembarcó con un grupo de insurrectos en Cavite, bajo la protección de la flota del almirante George Dewey; después de la muerte de Andrés Bonifacio, el otro líder filipino destacado, a manos de los propios tagalos, Emilio Aguinaldo se erigió en el caudillo principal de la causa. Desempeñó un importante papel en la derrota de España; no obstante, la reina regente María Cristina de Borbón le concedió la distinción de la Cruz Roja por su humanitario trato hacia los prisioneros españoles.

El 12 de junio de 1898 se proclamó la independencia de la República (provisional) de Filipinas, y Aguinaldo fue elegido presidente. Pero, tras el Tratado de París, su territorio fue puesto bajo dominio de los Estados Unidos, que, de hecho, ya ocupaban militarmente el país. En enero de 1899 se reunió una nueva asamblea de patriotas, presidida por él mismo, que, en virtud de las promesas recibidas durante la guerra contra España, aprobó la constitución de Malolos y, a continuación (4 de febrero de 1899), se levantó en armas contra las tropas norteamericanas pese a su notoria inferioridad.

Aguinaldo dirigió y alentó sin descanso la guerra frente a los ocupantes, hasta que en marzo de 1901 fue capturado en su cuartel de Palanan por las fuerzas del general Frederick Funston; obligado a firmar una declaración de lealtad a los Estados Unidos, se retiró de la vida pública con una pensión vitalicia. Este hecho supuso un duro revés para los patriotas, que finalmente fueron derrotados en 1906 después de nuevas sublevaciones. El dominio norteamericano se prolongó varias décadas.

Cuando finalmente en 1934 fue concedida la autonomía, Aguinaldo se presentó a las primeras elecciones presidenciales de 1935, y las perdió frente a Manuel L. Quezón. Durante la II Guerra Mundial (1939-1945), los invasores japoneses lo devolvieron a la vida pública para utilizarlo como símbolo de la lucha antiamericana, época en la que fue célebre el episodio de su llamamiento a la rendición de las fuerzas del general MacArthur aisladas en Corregidor (mayo de 1942).

Tras el final de la contienda fue acusado de colaboracionismo y encarcelado en la prisión de Bilibid, donde permaneció varios meses. Una vez liberado, el gobierno filipino lo rehabilitó en reconocimiento a su lucha en favor de la libertad del país. En 1950 fue nombrado miembro del Consejo de Estado por el presidente Elpidio Quirino. En sus últimos años reivindicó los derechos de los veteranos de guerra e intentó mejorar las relaciones con los Estados Unidos.

Colabora para ampliar la biografía de Emilio Aguinaldo

¿Qué juicio te merece la existencia de Emilio Aguinaldo? ¿ Has hallado la información que suponías que ibas a encontrar?

Sin duda conocer en profundidad a Emilio Aguinaldo es algo que está reservado a escasas personas, y que intentar reconstruir quién fue y cómo fue la vida de Emilio Aguinaldo es una suerte de puzzleque con bastante probabilidad consigamos reconstruir si colaboramos todos a la vez.

Debido a esto, si eres de esas personas que creen en que cooperando es posible hacer algo mejor, y conservas información con respecto a la vida de Emilio Aguinaldo, o sobre algún aspecto de su personalidad u creación que no hayamos observado en esta biografía, te pedimos que nos lo envíes.

Los matices y las sutilezas que llenan nuestras vidas son siempre imprescindibles, ya que marcan la diferencia, y en la ocasión de la vida de un ser como Emilio Aguinaldo, que detentó su significación en una época concreta, es esencia procurar ofrecer una perspectiva de su persona, vida y personalidad lo más exacta posible.

Sin dudarlo, contacta con nosotros para narrarnos qué conocimientos tienes tú acerca de Emilio Aguinaldo. Estaremos encantados de poder completar esta biografía con más información.